HomeActualidadXimo Puig anuncia que el vicepresidente de la Comisión Europea visitará la próxima semana la Vega Baja para conocer el alcance de los daños de la DANA

Ximo Puig anuncia que el vicepresidente de la Comisión Europea visitará la próxima semana la Vega Baja para conocer el alcance de los daños de la DANA

 Puig plantea impulsar una estrategia europea específica para el Mediterráneo ante la emergencia climática para prevenir catástrofes como la pasada gota fría

 El president se muestra partidario de «avanzar» en una política de relanzamiento de las fuentes de energía renovables. Considera «necesaria» una mirada «más allá del cortoplacismo, una mirada estructural» para avanzar en la lucha ante la emergencia climática

Puig plantea impulsar una estrategia europea específica para el Mediterráneo ante la emergencia climática para prevenir catástrofes como la pasada gota fría.El president se muestra partidario de «avanzar» en una política de relanzamiento de las fuentes de energía renovables

Considera «necesaria» una mirada «más allá del cortoplacismo, una mirada estructural» para avanzar en la lucha ante la emergencia climática

Bruselas. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el actual vicepresidente de la Comisión Europea y futuro vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea para el Acuerdo Verde Europeo, Frans Timmermans, visitará la próxima semana, concretamente el 18 de octubre, la Vega Baja para conocer el alcance de los daños producidos por la DANA.

Así lo ha afirmado tras la reunión que han mantenido ambos mandatarios en Bruselas, tras la cual el president de la Generalitat ha explicado que le ha planteado impulsar una estrategia europea específica para el Mediterráneo para hacer frente a los efectos de la emergencia climática y evitar catástrofes como la provocada por el temporal de las pasadas semanas en la Vega Baja.

«Hay que tener en cuenta que el hecho diferencial más importante de esta nueva Comisión es que la vicepresidencia primera va a dedicarse fundamentalmente a todo lo que tiene que ver con la emergencia climática y todas las medidas que se tienen que desarrollar para combatir este hecho», ha manifestado el president, que ha considerado que se trata del «hecho más relevante en términos políticos para la agenda europea en los próximos años».

En este sentido, ha asegurado que Timmermans ha estado «absolutamente de acuerdo» con la posición de la Generalitat acerca de que «es necesaria una estrategia europea para el Mediterráneo, una estrategia específica», para prevenir situaciones derivadas de los efectos del cambio climático como las que se han produdcido en la Comunitat Valenciana en las últimas semanas.

«Relanzamiento» de las fuentes de energía renovables

Por otra parte, se ha mostrado partidario de «avanzar» en el impulso a las fuentes de energía renovables. «El objetivo ya no puede ser 2050; en 2030 tendríamos que tener una aportación renovable muy próxima al 100%», ha subrayado Puig, que ha asegurado que la Comunitat «tiene grandes posibilidades de desarrollo de estas energías».

En este sentido, se ha manifestado a favor de que haya «una alianza institucional y también en el ámbito privado para invertir y aportar las conexiones necesarias para este tipo de energías, con espacio para los pequeños productores y el autoconsumo».

«El Mediterráneo en general es donde más están creciendo las temperaturas, un 20% más que en el resto de Europa, y es donde se evidencia más la desertización», ha recordado, y ha añadido que este hecho «es una cuestión que se debe abordar desde una visión europea».

Por ello, ha considerado que, a corto plazo, se debe «participar en el proyecto de reconstrucción de la Vega Baja», pero ha añadido que también es necesaria «una mirada más allá del cortoplacismo, una mirada estructural, porque, sin duda, una base fundamental de la lucha ante la emergencia climática es una política energética que avance sustancialmente en la aplicación de las renovables».

En cuanto a la valoración de los daños causados en la Vega Baja, que en una primera estimación ascienden a 1.500 millones de euros, ha afirmado que es «un trabajo que hay que hacer con rigor para poder pedir las ayudas correspondientes».

«También hemos hablado de las ayudas directas como zona catastrófica europea, y tenemos que plantear un protocolo adecuado, recogiendo toda la información y con todo el rigor exigible», ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies