20 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 59%
wind: 2 m/s ESE
H23 • L19
24 C
cielo claro
Alicante
humidity: 68%
wind: 1 m/s N
H25 • L21
InicioNacionalJusticia y libertad de prensa en la Alicante: Andrés Sánchez Aguilar Director de Másportal «ABSUELTO» por lo cargos de extorsión y amenaza alcaldes de COMPROMIS

Justicia y libertad de prensa en la Alicante: Andrés Sánchez Aguilar Director de Másportal «ABSUELTO» por lo cargos de extorsión y amenaza alcaldes de COMPROMIS

Por Allan Smithee

Siete enanitos se fueron a quejar, porque una publicación no les acababa de gustar.

A sus amigos los jueces se fueron a consultar, para que el señor de la prensa libre se tuviera que callar.

No les sensibilizó los problemas personales, su salud era motivo de chanza y chascarrillo, y razón para seguir en el pressing contra su forma de contar la realidad.

Y sin embargo, al final, la Justicia alcanza a iluminar los rincones escondidos de la realidad, bajando los principios generales a los derechos de la buena gente al honor, la libertad de expresión y de prensa, permitiendo que no se lleve a cabo el mal sobre el individuo, en este caso, uno en concreto, al que la campaña de acoso y derribo, ha llevado por tortuosos caminos, pero, tras cuatro años, la paz puede ser posible.

La tranquilidad puede brillar para quien no ansía más que poder transmitir conocimientos, reflexiones, y lo que pasa en su alrededor. Sin más pretensiones que la de cooperar dentro del marco de lo que otrora se conocía como el cuarto poder.

[caja]

Andrés Sánchez Aguilar, libre de toda culpa, inocente de las denuncias sobre el emitidas. Mucho se dijo, todo falso. Puede que a sabiendas.

[/caja]

Utilizando los medios públicos que da las instituciones a quien molesta y sobra, bajo un prisma demasiado obsesionado con una forma de ser y estar en sociedad, que ha transmutado lo que a ellos les molestaba en acción ejecutiva contra sus electos enemigos.

[destaca]

Al son del tambor del diputado provincial de Alicante, el señor Gerard Fullana, los municipios de Xaló, Altea, Callosa d’en Sarriá, Gata de Gorgos, el Verger, Ondara se movilizaron en dirección equivocada, con orejeras de dogma y odio. Un camino que terminó ya, con la liberación judicial de semejante persecución.

[/destaca]

Hombre libre, Andrés. Coloso de razón, certificado por la Justicia. Ya era hora. Por fin. Ese dulce sabor de reconocerse lo que uno siempre creyó ser. Certificado y sellado.

Para hoy y para siempre. Tomen buena nota de todo esto, que buena falta les hace. Un liliputiense con cargo es un enanito en espera de Blancanieves.

Los munícipes siete enanitos deberían saber que la responsabilidad va con el cargo, y no pueden tomar la espada flamígera por el mango, siquiera cuando procuran que otras personas la empuñen en su nombre. Incluso intentan llamar a eso “Justicia”.

No puede ser. No debe ser. En el cargo va la penitencia, y sólo debe afrontarse si es una publicación evanescente por parte de la prensa lo que está encima de la mesa.

Dicen que en tiempos del señor Giuliani en la fiscalía de Nueva York, todas las mañanas entraba en la revisión de la prensa publicada, y aquello que no estaba probado en lo expuesto, y era doloso para alguien, preventivamente era investigado, por posible crimen.

Pero ese no es el caso, porque todas las publicaciones objeto del intento del descrédito siempre vinieron acreditadas de pruebas y con solidéz en las afirmaciones.

Las molestias eran extra curriculares, no de circulación ordinaria. Les molestaba que a lo que a sus adversarios les hacían (y aplaudían) a ellos también se lo hicieran.

Misma vara de medir. Porque ellos, los siete enanitos, eran los buenos de la película, y no era posible que la gente quisiera saber sus asuntos menos claros, para poder ver el cuadro de manera completa. Ciertamente no es lo mismo la opinión pública y la publicada.

En este caso ambas debieran coincidir. Desestimar el recurso de apelación interpuesto por el representante de uno de esos enanitos no es poca cosa.

Y el trasfondo es lo que hay que poner en valor, en órden a poner de relieve el derecho cívico a la formación y la información. De proximidad. De tu barrio, de tu municipio, de tu comarca. Porque lo público, como lo privado, merece tener la lupa de la transparencia. Sin favoritismo.

Sin caballito blanco.

Muchos han sufrido, en lo personal, lo patrimonial, por ser, a su pesar, postaestandartes de principios universales, que en su definición particular se encarnan en heraldos que nunca quisieron serlo.

Sólo querían transmitir a sus vecinos lo que los propios vecinos veían. Sistematizado por el tamiz que ofrece alguien que sabe darle contexto y ponerlo en el marco correspondiente para entender el significado y profundidad de lo que sucede, porque afecta a los que pagan impuestos, y merecen respuestas. Las necesitan, lo sepan o no.

El mercado debe regular el éxito y el fracaso, dentro del marco del respeto. Saltarse esto debiera ser objeto de investigaciones, y penalizaciones, de los que, como esos enanitos, intentan salvarse cortando la lengua y las manos a los que sólo buscan la libertad.

De expresión y de prensa. Finalmente la tutela judicial efectiva prevaleció, el dolor y la tristeza por las insidias quedó atrás, mal que les pese a los denunciantes, con falsedades y mentiras que se han deslizado como lágrimas sobre la arena de la mar mediterránea.

Años a costa de un infarto, superados con la pervivencia de la presencia, que seguirá adelante, sentencia mediante, no como martillo de herejes, como tal vez, con temor, por la culpabilidad no reconocida por parte de los siete enanitos.

No, no habrá represalias, sólo normalidad. Lo que debió ser, es. Y lo que será no estará basado en la venganza, legítima, por otra parte, sino con la serenidad, siempre punta de lanza de comportamiento de quien sólo quiere paz, igualdad y convivencia.

Y poder servir de paraguas para que esta nación, Dios mediante, tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, no desaparecerá de la faz de la Tierra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies