18 C
nubes
Valencia
humidity: 89%
wind: 3 m/s NW
H18 • L18
20 C
muy nuboso
Alicante
humidity: 60%
wind: 2 m/s NE
H21 • L19
InicioUncategorizedTras el fracaso con el pacto con el PP, un Sánchez con vista ya hacia el infierno fiscal, » Se pone en riesgo la economía del país»

Tras el fracaso con el pacto con el PP, un Sánchez con vista ya hacia el infierno fiscal, » Se pone en riesgo la economía del país»

La subida de impuestos va contra la hoja de ruta del entorno

Tras semanas de contención, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado lo que era evidente. Aprovechó su intervención televisiva con Antonio Ferreras para confirmar que su hoja de ruta fiscal será la contraria a los países del entorno. Firmará así una subida de impuestos que él llama «de justicia», que servirá para exprimir más al contribuyente y recaudar, el Gobierno dice, 80.000 millones de euros más.

Así terminó el espejismo de la contención recaudatoria, tras unas semanas de «negociaciones» con Partido Popular y Ciudadanos, que finalmente no llegaron al acuerdo en materia económica.

Terminados los contactos, Sánchez no necesita ya de los guiños que envió durante semanas, en forma de silencio sobre una subida de impuestos. Ni la mencionó en los borradores que envío a los diferentes partidos en el marco de la comisión de reconstrucción del congreso, para ver si así conseguía algún apoyo. Ahora, ya sin careta y con las conclusiones de la comisión votadas -o decididas-, Sánchez ya ha avisado al contribuyente para que vaya pensando en sacar la cartera.

¿Alguien cree que se puede recaudar los 80.000 millones de euros que buscan en plena pandemia mundial?

Da igual que sea el peor momento, como le recordó este viernes el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. Moncloa se escuda en el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Sánchez utiliza su última intervención, en la que pedía una reforma estructural del IVA -sobre todo de los tipos reducidos- y los Impuestos Especiales a medio plazo para hacer todo lo contrario. Irá de cabeza a subir IRPF y Sociedades.

Eso sí, del gasto, ni palabra. Mantendrá el sueldo a los funcionaros, los viernes -que ahora serán martes- sociales, subirá las pensiones, apoyará la renta mínima, y disparará el gasto a costa del bolsillo de los ciudadanos. El inteligente plan fiscal de Sánchez podrá con todo. No se sabe muy bien para qué quiere entonces Moncloa los 140.000 millones del fondo de reconstrucción de Bruselas si con su subida fiscal -que supone un aumento de la recaudación, permítame que me ría, del 37%- en apenas pocos años, España será rica y habrá consolidado un superávit de champions en sus cuentas.

Recaudar 80.000 millones más

¿Alguien cree que se puede recaudar los 80.000 millones de euros que buscan en plena pandemia mundial con una crisis desconocida hasta la fecha? Parece complicado. Esta presión fiscal que quiere la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para acercar a España a la media de la Unión Europea supone aumentar la recaudación de la Hacienda Pública un 37%. La Agencia Tributaria recaudó 212.808 millones de euros en 2019, un 2% más que en 2018.

Quizás sería más fácil empezar por los 14.000 millones anuales descontrolados en subvenciones. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) alertó hace ahora justo un año que este dinero que las Administraciones Públicas conceden anualmente en subvenciones cumplen con la legalidad exigible, pero no están sujetos a la rendición de cuentas ni a los reintegros y sanciones previstos en caso de mal uso. La AIReF ha detectado una clara falta de vinculación y descoordinación entre las políticas públicas, los planes sectoriales, la programación presupuestaria y la planificación estratégica de las subvenciones. Además, el presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, manifestó esta misma semana que hay otros 6.500 millones gastados en ayudas a parados que no dan ningún resultado.

Los contribuyentes españoles tienen un esfuerzo fiscal un 10% superior a la media de la OCDE

Sorprendente, ¿quién podría imaginar que los políticos españoles despilfarran el dinero de los ciudadanos? Terminar con los gastos superfluos es lo que primero hace una empresa, una familia, una persona. Pero en Moncloa siguen empeñados en que en España no se pagan apenas impuestos.

El mantra de que, en presión fiscal, el país está por debajo de la media europea tiene una segunda parte que no cuentan. España cuenta con un esfuerzo fiscal -que mide presión fiscal recaudatoria ajustada por nivel de renta- elevado. Este indicador es un 10% superior al promedio de la OCDE, según el último Índice de Competitividad Fiscal Internacional elaborado por Tax Foundation.

Los contribuyentes españoles soportan un nivel impositivo de los más altos, al nivel de Francia o Finlandia. Por su parte, la aportación empresarial a la recaudación es, según Eurostat, un 30,4%, superior a la media del 26,2% de la UE.

Las ayudas fiscales han sido muy superiores en otros países europeos

A los socialistas les parece poco. Quieren más. Por eso, ante el cierre por decreto de la economía durante semanas, al Gobierno del PSOE le costó tocar sus diezmos. El estímulo fiscal de España para ayudar a las empresas por la crisis del Covid-19 es el menor de los países de su entorno. Las ayudas no llegan al 0,9% del PIB, mientras los países del entorno sitúan su estímulo en torno al 10%.

Según los datos del instituto europeo Bruegel, presidido por el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet, las ayudas fiscales son muy superiores en otros países europeos. Italia ha aprobado una movilización del 13,2%. Por su parte, Portugal ha lanzado un estímulo del 11,1%, Francia del 8,1% y Alemania del 7,3%. Grecia es el país que, tras España, menor estímulo fiscal ha aplicado y aún así sus medidas fiscales suponen más del doble que las españolas y alcanzan el 2% del PIB.

Falta por saber qué pasará con el ya famoso impuesto a las grandes fortunas. Hacienda ya ha aumentado por si acaso el control sobre estos patrimonios un 156% para rascar apenas 600 millones de euros. No habrá ricos a los que exprimir los 80.000 millones. La subida llega para los de siempre, los contribuyentes de las clases medias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies