HomeDéniaTENSIÓN ENTRE LOS SOCIALISTAS DE LA MARINA ALTA Y PUIG POR EL RETRASO EN LA REVERSIÓN DEL HOSPITAL DE DENIA

TENSIÓN ENTRE LOS SOCIALISTAS DE LA MARINA ALTA Y PUIG POR EL RETRASO EN LA REVERSIÓN DEL HOSPITAL DE DENIA

El presidente asegura que ‘acelera’ los trámites para cumplir con la promesa hecha por el Gobierno del Botànic ante las dudas de los suyos

Han pasado tres años, la legislatura se agota, y los socialistas no acaban de llegar a un acuerdo con Marina Salut para revertir a titularidad pública la gestión del Hospital de la Marina Alta. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, volvió a referirse a este asunto en el debate de política general asegurando que ha ordenado ‘acelerar’ los trámites para hacer realidad un compromiso adquirido por los socialistas al inicio de legislatura y que fue incluido en el ‘Pacte del Botànic’.

Pero como en otros casos la falta de información está acabando por agotar la paciencia de los socialistas de la Marina Alta, que así se lo hicieron saber a Puig en el ‘sopar d’estiu’ que celebraron el pasado viernes en Denia.

Rescatar a multinacionales

El portavoz de Sanidad del PP en las Cortes Valencianas, José Juan Zaplana, se pregunta si no es mejor hacer cumplir el contrato hasta su extinción como con el Hospital de La Ribera antes que ‘rescatar a multinacionales” ya que el 65% del accionariado que gestiona el Hospital está en manos de un fondo de capital norteamericano al que pertenece DKV Seguros y el 35% lo tiene Marina Salud que pertenece al mismo grupo que gestionaba el Hospital de la Ribera y que gestiona otros hospitales públicos en Elche y Torrevieja.

La plataforma por la Salud Pública ha desaparecido de la Marina Alta, al igual que la Xarxa de Alcaldes salpicada de interés políticos

Zaplana resalta que la Conselleria ha propiciado el mal ambiente entre los usuarios -que deben acceder a los servicios sanitarios como en uno público- desplazando el servicio de Neurocirugía de Denia a San Juan, entre otras decisiones a las que algunos alcaldes de izquierdas han contribuido  sin pensar que este modelo permitió ampliar y mejorar la oferta sanitaria en la Marina Alta, que antes solo contaba con el Hospital de La Pedrera. “No se ha construirdo un solo centro sanitario desde que gobierna PSOE y Compromis”, resalta Zaplana.

Desde Ciudadanos de Denia, su portavoz, Sergio Benito, se pregunta si “después de tres años para cumplir” y de “seguir con las promesas” si “aún habrá gente que se lo crea”.

Lo cierto es que como bien apunta Benito las presiones sobre la conselleria de Sanidad han desaparecido desde que llegaran al Consell los socialistas. Y es que la Plataforma por la Sanidad Pública de la Marina Alta, antaño tan beligerante- ha desaparecido de la faz de la tierra desde que el gobierno autonómico lo ocupan los socialistas. Y es que los hechos hacen ver qué partido político movía sus hilos.

Marina Salud ha pasado tres años bajo la vigilancia de dos comisionados, cuyos informes no han trascendido sobre la calidad del servicio que ofrecen a los ciudadanos y la eficiencia en la gestión, y todavía no se ha hecho público el precio que la Administración ha de pagar para que el hospital sea público. Algunos usuarios han señalado que “si va a acabar como el de la Marina Baja, mejor dejarlo como está, pues aquel se cae a pedazos por falta de mantenimiento”.

Tampoco se ha sabido nada más de la Xarxa de Alcaldes creada por una mayoría de munícipes de izquierdas, cuya última acción hace un año y medio fue para parar, una manifestación ante las puertas de la conselleria de Sanidad, ahora en manos de PSOE y Compromís.

La reversión dejaría al personal del hospital como funcionarios laborales sin plaza

Las consecuencias de la reversión del Hospital de la Marina a la gestión pública afectarían especialmente al personal, que ahora en su mayor parte cuentan con contratos laborales indefinidos a extinguir por muerte, jubilación u otra causa legal. De volver la gestión pública, el proceso de funcionarización pretendido les dejaría como personal laboral sin plaza, ya que para tener la plaza haría falta un concurso oposición. De este modo, cualquier funcionario de hospital público que quisiera ocupar su plaza en un concurso público podría solicitarla dejando a la persona que la ocupa en la calle.

Esto ha ocurrido con el proceso de reversión del Hospital de La Ribera en Alzira y el personal cuya plaza ha salido a concurso se ha ido a la calle.

El portavoz de Sanidad de los populares en la cámara autonómica, José Juan Zaplana, ha resaltado que “no sabemos si tienen un plan para ver qué pasa con los servicios, el personal y todo el sistema sanitario de Atención Primaria y Especializada de la Marina Alta”.

Ni siquiera se conoce qué está dispuesto a pagar como indemnización a DKV Seguros (65% de acciones) y a Marina Salud (35%) la Generalitat para que liquiden el contrato antes de su finalización en 2023.

Zaplana comenta que “tal vez nos enteremos cuando incluyan una partida en los presupuestos, pero es que desde Sanidad ni siquiera se han puesto en contacto con los sindicatos para plantear la situación”.

Lo que se sabe es que el personal del Hospital de la Ribera ha perdido entre 100 y 600 euros, según la categoría profesional, de su salario al pasar a depender de la Administración autonómica.

Marina Salud, según ha podido saber MÁS PORTAL todavía no ha recibido una oferta concreta de la Generalitat, que se ha centrado en la negociación con el accionista mayoritario DKV Seguros. Si éstos accedieran a vender a la Administración su parte podría pasar que también vendiera Marina Salud o que no lo hiciera y compartiera gestión con la Administración como socio mayoritario, habida cuenta que también gestiona los hospitales en Elche y Torrevieja.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies