HomeActualidad«Tendrías dos sueldos, eso son más de 2.000 euros al mes»

«Tendrías dos sueldos, eso son más de 2.000 euros al mes»

Manel Martínez (PSPV), ya ex diputado provincial y todavía alcalde de Vilavella, ofreció a la edil del PP mantener su salario en la Diputación y sumar otro municipal

Dos salarios: uno en la Diputación de Castellón y otro en el Ayuntamiento. Más de 2.000 euros al mes con los que el diputado provincial y alcalde de la Vilavella, Manel Martínez, tentó en una reunión privada celebrada el pasado 7 de junio a la número dos del PP local, Inma Traver, para que no pactara con Independents per la Vilavella y le permitiera permanecer en la Alcaldía de esta localidad.

Así lo revelan los extractos de la conversación mantenida entre ambos ese día. Durante su encuentro en una de las salas del Servicio de Restauración Arqueológica de la Diputación -en el edificio Penyeta Roja-, donde Traver trabaja como restauradora, Martínez exponía claramente su oferta: «Tienes una oportunidad de puta madre: ven conmigo al Ayuntamiento y tienes sueldo aquí y sueldo en el Ayuntamiento y, además, un foco mediático para vender tu gestión». «Tendrías dos sueldos, el del Ayuntamiento y el de aquí, eso son más de 2.000 euros al mes», insistía.

Finalmente Traver no entró al trapo y Martínez -que ayer anunció su dimisión como diputado provincial- no hubiese sido alcalde de no ser porque las tornas giraron a su favor y el número uno del PP, Abelardo Zaragoza, decidió no presentarse al pleno, dando con ello la Alcaldía a la lista más votada: la del PSPV de Manel Martínez.

Hoy, tras dejar la Diputación y con la Alcaldía pendiendo de un hilo, el munícipe se enfrenta a las consecuencias de aquella negociación en la que no dudó en presionar a Traver, que ya antes de la marcha de Zaragoza había asumido el liderazgo de los populares de la Vilavella y esperaba, tras el pacto con los independientes, repartirse la Alcaldía con Carmen Navarro.

Un futuro más brillante que el que le pintaba ese 7 de junio Martínez. «En Cultura en Vilavella -la concejalía que asumiría los primeros años si pactaba con los independientes- es llamar a Talia para poner sillas… Esa será tu vida de concejala y aquí estás muy a gusto… ¿Quieres perder esto?».

LE OFRECE ESPACIOS DE OPINIÓN Y PUBLICITARIOS POR LA INFLUENCIA DE PUIG

«Personalmente, te interesa estar conmigo», agregaba. Y es que, las amenazas no tan veladas del futuro diputado -entonces se estaba negociando el pacto entre PSPV y Compromís- se sumaban a promesas de exposición mediática.

«Claramente: si queremos llegar a un acuerdo y si lo que os preocupa es lo que pasará dentro de cuatro años, os damos dos noticias a la prensa, entrevistas en la tele, cogéis la concejalía de Fiestas y os hacéis fotos…». La presencia en los medios no acababa ahí. «Tendrías noticias todas las semanas, tendrías fotos, saldrías en prensa… os pondría en mérito».

«LA DIPUTACIÓN PAGA EN MEDITERRÁNEO»

El diputado provincial -que dimitió al hacerse público el contenido de estas grabaciones- no dudó en utilizar la posible influencia de la Diputación de Castellón en el periódico Mediterráneo, del que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, es accionista, para apuntalar y dar credibilidad a su oferta de exposición y publicidad en los medios provinciales.

«Te daría el despacho donde está el técnico, al técnico se le pone en otro lado… y foco mediático, te puedo da una columna en Mediterráneo porque la Diputación paga en Mediterráneo», asegura Martínez en los audios que recogen la conversación mantenida con Traver.

Un encuentro en el que no todo fueron parabienes. Martínez, que ya veía roto el pacto con los independientes, cada vez más cerca del PP, tras cuatro años de gobierno de coalición, no estaba dispuesto a perder la vara de mando y a una semana de la toma de posesión volvía a dejarle las cosas claras a Traver: «Aquí vamos a hacer mucha limpieza y o te acercas a buena sombra o vas fuera. Porque vamos a hacer mucha limpieza y, total, qué te supondría dejarnos gobernar».

Fue uno de tantos encuentros, como reconocía el propio Martínez mantenidos entre ambos, que consideraba que la negociación formaba parte de «los encuentros habituales antes de la toma de posesión». Aseguró que «buscaba un pacto que diera estabilidad» al municipio. «Que hablemos entre nosotros es algo habitual», agregaba. Aunque la naturaleza de esta negociación le llevó ayer a dimitir.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies