15 C
cielo claro
Valencia
humidity: 67%
wind: 6 m/s WSW
H16 • L15
17 C
cielo claro
Alicante
humidity: 51%
wind: 3 m/s W
H18 • L16
InicioComunidad Valenciana«¿Se justifica un regionalismo favorable a recentralizar competencias?»

«¿Se justifica un regionalismo favorable a recentralizar competencias?»

  • «Un regionalismo moderno, y perfectamente proyectable en la España del siglo XXI, debería plantearse la recentralización de determinadas competencias autonómicas, sin menoscabar  la capacidad de auto-gobierno de las comunidades en otras materias.

«Uno de cada tres valencianos es partidario de abolir las autonomías o quitarles peso». El 30,2% de valencianos, casi un tercio, aboliría o quitaría peso a las comunidades. Es una conclusión que se extrae del último barómetro autonómico elaborado por el CIS hace ahora un año. Por lo que podemos pensar que los datos a este respecto a día de hoy serán aún mayores.

Llegados a este punto, debemos preguntarnos qué factores han llevado a la opinión pública a desconfiar del autonomismo. La creación y el desarrollo de las comunidades autónomas es considerado como un proceso «negativo» para España por el 26,5% de valencianos. Los defensores del autonomismo han caído 26 puntos en ocho años. La encuesta del CIS también revela que un 23,4% de los valencianos preferiría un menor grado de autonomía del actual, y que un 42,6% no quiere que la C. Valenciana reciba más competencias. El 56,1% de los valencianos están muy de acuerdo o bastante de acuerdo en que las comunidades han contribuido al desarrollo de los separatismos, mientras que sólo el 30,6% liga las autonomías a «una mejor convivencia».

A estas cifras del CIS, debemos añadir que el 19% de los valencianos se siente «sólo español», el 16% «más español que valenciano», el 51% «tan español como valenciano» y el 8% «más valenciano que español», según un estudio de la Fundación José Ortega y Gasset y Gregorio Marañón realizado a finales de 2010.

Factores económicos derivados de la acuciante crisis han evidenciado la duplicidad en las funciones de organismos nacionales y autonómicos, así como de cargos, con el consiguiente aumento desmedido del gasto público, la defensa de los intereses particulares por encima de los nacionales y el fomento del separatismo.

Estimo que un regionalismo moderno, y perfectamente proyectable en la España del siglo XXI, debería plantearse la recentralización de determinadas competencias autonómicas, sin menoscabo de la capacidad de auto-gobierno de las comunidades en otras materias. Sólo así se podría garantizar una Justicia más ágil, unos niveles de comunicación y gestión de recursos materiales y humanos más eficiente, más unos niveles educativos uniformes y homogéneos en toda España, minimizar el adoctrinamiento nacionalista en determinadas regiones de España, y una sanidad equitativa y que distribuya las inversiones por igual en todo el territorio nacional.

Una opción política regional de futuro debe escuchar la voz de la calle y recoger en sus programas todas estas inquietudes ciudadanas. No en ejercicio de demagogia ni de contentar voluntades, sino desde el convencimiento de que, económicamente, y con argumentos, redundará en una gestión más eficiente.

¿Qué mejor forma de ser regionalista que pensar en términos de gestión económica regional eficiente y de reducción de déficit público autonómico?»

por Fernando Chiva

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies