15 C
cielo claro
Valencia
humidity: 72%
wind: 3 m/s E
H16 • L13
15 C
cielo claro
Alicante
humidity: 72%
wind: 2 m/s ESE
H16 • L14
InicioNacionalSánchez toca fondo: desbordado, el ministro Illa quemado, y el Supremo al acecho

Sánchez toca fondo: desbordado, el ministro Illa quemado, y el Supremo al acecho

Al Gobierno, en su semana más díficil, se le han abierto tres frentes. El primero interno, el segundo judicial, y el tercero político. La oposición va a mover ficha ante el caos.

Muchos dirigentes del PSOE llevan toda la semana confesando a quien quiere escucharles: «esto va muy mal». La semana más horrenda en la batalla contra el coronavirus han dejado al Gobierno al borde de la ruina total. Y no solamente por los terroríficos datos del balance del Covid 19, imparable, sino por los frentes que se le han abierto a Pedro Sánchez tras su caótica gestión.

El primero, sin duda, es bien preocupante. El núcleo duro del Ejecutivo que batalla día a día en la gestión del estado de alarma tiene aluminosis. La viga maestra de la lucha, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, está absolutamente desbordado. Achicharrado. «Él no estaba ahí para eso, era el enviado de Iceta a Madrid para representarle en la mesa de negociación con Torra», reconocen fuentes socialistas.

Tras el fiasco de la compra de los test defectuosos, a Illa le ha arrebatado parte de sus funciones la titular de Hacienda, María Jesús Montero. Por si fuera poco, la vicepresidenta Carmen Calvo -responsable del engrase del Consejo de Ministros- ha caído víctima del virus y ha tenido que colocar de forma urgente a la titular de Exteriores, Arancha González, al frente de una de las comisiones de subsecretarios. Para cerrar el paso a la gran amenaza interna de Sánchez: el propio Pablo Iglesias.

Al desmoronamiento del Gobierno se ha sumado ademas un nuevo frente, el judicial. En el Tribunal Supremo hay ya una denuncia contra Pedro Sánchez por prevaricación por el 8-M.

Además, en otro juzgado de Madrid hay abierta otra investigación contra el delegado del Gobierno en la capital, José Manuel Franco, por autorizar las marchas masivas cuando ya se conocía el descontrol del coronavirus. Y ya son cuatro juzgados más que han emitidos autos ordenando a distintos ministerios que suministren material de protección a personal dependiente de sus áreas.

Sánchez, este viernes, en el comite permanente del estado de alarma.

Pero la caótica gestión de estos últimos días, ha abierto un tercer frente: el político. El PP ha decidido subir un escalón en su labor de oposición -garantizada por Pablo Casado la lealtad obligada por la gravedad de la situación- y va exigir a Sánchez que se someta a un escrutinio parlamentario mucho más exhaustivo.

Al margen de exigir toda la documentación existente sobre el fiasco de la compra de los 650.000 test defectuosos a China, este viernes ha anunciado que solicitará que Sánchez comparezca semanalmente en una comisión específica sobre el Covid 19. Para que sus ruedas de prensa con preguntas filtradas y sus mítines en prime time -como el del pasado sábado- dejen paso al obligado control parlamentario.

Tres frentes que van a obligar a La Moncloa a ponerse las pilas. El famoso «pico» no parece llegar y son ya muchas las pruebas que se acumulan de que el Gobierno no sabe cómo encarar una crisis que le ha superado por todos los flancos.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies