13 C
algo de nubes
Valencia
humidity: 82%
wind: 1 m/s
H16 • L11
14 C
algo de nubes
Alicante
humidity: 82%
wind: 1 m/s W
H16 • L11
InicioActualidad«Sánchez lo está bordando como agente doble al servicio de Podemos»

«Sánchez lo está bordando como agente doble al servicio de Podemos»

Toda la prensa abre con el mensaje del Rey y el pleno de ayer en el Congreso, pero sólo uno ve autocrítica de Sánchez. Adivinen cuál.

El Mundo

«Este virus no nos vencerá, nos hará más fuertes como sociedad». Muy bonito. «Sánchez elude la autocrítica y pide apoyo para los Presupuestos a Casado«. La tregua de aplaudir a Sánchez en El Mundo ha durado un día. Dice el editorial que Sánchez «regresa al sectarismo». «Recuperó la táctica de hacer oposición a la oposición, en la creencia de que la mejor defensa es un buen ataque y en el momento más inoportuno: cuando el principal partido de la oposición le brinda todo su apoyo. En lugar de despachar la letal negligencia como «sesgo retrospectivo», pedir perdón y aceptar con gratitud el respaldo de la oposición para liderar un respuesta unitaria a la crisis, Sánchez deslizó que la culpa de que en España el virus se comporte con mayor virulencia que en ningún sitio la tiene los recortes del PP«. ¿Acaso esperabas algo más de este mezquino, Rosell? Pues que se vaya preparando, «no es una comisión sobre la situación de la Sanidad lo que demandarán los españoles cuando todo esto acabe, sino una investigación sobre la responsabilidad de este gobierno en el agravamiento de la crisis». Responsabilidad penal.

En cuanto al mensaje del Rey, la línea editorial del periódico es que genial, que Felipe «insufló optimismo y esperanza, que demostró templanza y responsabilidad». No opina lo mismo Lucía Méndez, que se suma a la cacerolada. «Así no, Señor; bastaba solo un parrafito. Incluir una referencia a Don Juan Carlos era imprescindible para dar credibilidad al sentido mensaje de apoyo y solidaridad del Rey». «El rey es una persona íntegra, equilibrada y prudente, en una familia que si fuera del extrarradio podríamos llamar desestructurada. El rey ha soportado en su vida muchas situaciones emocionalmente delicadas, la principal de las cuales es haber crecido viendo cómo su padre coleccionaba amantes como si fueran regalos de Estado».

El País

«Felipe VI: Somos una sociedad en pie frente a la adversidad». Ningún comentario para bien o para mal. El periódico de Prisa es el único que ha visto «autocrítica» en Sánchez. Estarían todos distraídos cuando la hizo. Pero hoy hay que alabar el buen criterio de dar la voz de alarma en su principal titular sobre lo que está pasando en las residencias. «La tragedia de las residencias: decenas de ancianos mueren en soledad«. Un editorial humano y conmovedor denuncia que «el goteo de casos con elevado número de contagios y muertes conocido en las últimas horas indica que estas residencias están viviendo una situación de colapso y abandono intolerables«. «Las personas que viven en ellas y quienes les atienden están en una situación de alto riesgo por tratarse de lugares cerrados con una alta concentración de personas de salud endeble que comparten habitación y espacios comunes». «Hay que poner en marcha un inmediato plan de choque que dote a las residencias de los recursos materiales y humanos necesarios para enfrentase a la emergencia, incluso recurriendo al personal sanitario militar«. Me uno a esta llamada de socorro sin reservas.

ABC

«Deberemos dejar de lado nuestras diferencias y unirnos para superar esta grave situación». Aplaude el editorial que «las palabras del rey resultan reconfortantes y ejemplarizantes. Felipe VI demostró «su capacidad de liderazgo, de su empatía con las personas que sufren y del carisma imprescindible que solo puede encarnar la monarquía». Lo previsible, vaya.

Ignacio Camacho pone de manifiesto que la ultraizquierda y los indepes no tienen remedio. «Por un lado, el Estado unido en la batalla contra el virus. Por otro Podemos y los separatistas a cacerolazo limpio contra el monarca. La irracionalidad, la incoherencia, el desatino, proviene del hecho de que los partidos que alentaban la protesta son los socios del ejecutivo». Ellos a su bola. «El presidente no acepta que la envergadura de la crisis requiere lealtades más consecuentes y serias que la de sus aliados de pega, sectario a jornada completa siempre dispuestos a echar gasolina en el fuego de cualquier problema». Pero al contrario, este irresponsable patológico «lo está bordando como agente doble, al servicio de Podemos» al meter a Iglesias en CNI por la puerta de atrás.

La Razón

«Lo superaremos juntos». Las lógicas alabanzas al discurso del rey en el editorial. «Sánchez pierde la legislatura: sus socios evidencian la ruptura en el congreso«. Dice el periódico de Planeta que «la crisis del coronavirus ha puesto a los actores políticos en su sitio. En román paladino, a más de uno se le han caído las caretas y con ellas se le han desparramado las vergüenzas por la escombrera de la perfidia (…) La legislatura es ya una sombra entre espectros. Sánchez cuenta con la oposición democrática. Cuanto antes se deshaga de los desleales, mejor». Pero si los ha metido en el CNI.

José María Marco avisa a Casado de que no haga el panoli. «El PSOE es incapaz de variar su naturaleza que le lleva a servirse de cualquier asunto, incluido una crisis como esta, para intentar acabar con su enemigo político, que es la mitad del país. La oposición haría bien en tenerlo en cuenta».

«Esto es lo mas parecido a una guerra que nos ha tocado vivir a los que sólo la conocíamos de oídas«, dice Pedro Narváez. Menos mal que tenemos al padre Ángel que ha conseguido ya un medicamento. «La Iglesia debería organizar ya plegarias, como en tiempos de la peste». Cómo no han caído las autoridades sanitarias, plegarias contra el coronavirus, claro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies