15 C
cielo claro
Valencia
humidity: 62%
wind: 1 m/s SSE
H16 • L13
16 C
cielo claro
Alicante
humidity: 55%
wind: 5 m/s WNW
H17 • L15
InicioActualidadRibó recorta el sueldo a la mitad de los concejales de la oposición

Ribó recorta el sueldo a la mitad de los concejales de la oposición

Se trata de una reducción de 5.000 euros anuales, pero los afectados lo consideran un gesto «político» para mermar su operatividad

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, comunicó ayer a los partidos de la oposición que en este mandato solo tendrán dedicación exclusiva la mitad de sus concejales, es decir, ocho de los 16 que suman el PP (8), Ciudadanos (6) y Vox (2). No se trata de una merma importante en sus sueldos, ya que los ediles con exclusividad cobran 68.171 y quienes no la tengan percibirán 63.500, pero sí de un «gesto político» después de que en los cuatro años anteriores los 33 ediles disfrutaran de los mismos salarios.

El asunto de las exclusividades se dio a conocer ayer en la primera junta de portavoces de la nueva corporación municipal, cuyo objetivo era preparar el pleno de organización del próximo 17 de julio. A falta de acuerdo de gobierno, no fue posible establecer el reparto de asesores o la formación de las comisiones, pero sí se informó de los sueldos de los concejales, cuya subida estará sujeta a las disposiciones de los Presupuestos Generales del Estado.

Lo manda la ley

La decisión de Ribó es que los grupos de la oposición solo tengan la mitad de sus concejales con dedicación exclusiva, lo que en términos reales es bajar el sueldo de 68.161 a 63.500 euros. Según el portavoz de Compromís, Pere Fuset, esta decisión viene impuesta por una ley de 2014, aprobada por el PP, que solo permite a Valencia tener 25 concejales con dedicación exclusiva. «Vamos a actuar siempre dentro de la legalidad y ese es el margen que hay», afirmó.

El portavoz de Compromís entiende que «los regidores de gobierno deben tener 24 horas de dedicación al día» y por ello tener esa dedicación exclusiva, mientras que los concejales de la oposición «debe repartirse» esas exclusividades.

Dado que la ley es de 2014 y que en la anterior legislatura todos los concejales cobraban lo mismo, Fuset tuvo que negar que hubiera ninguna irregularidad en esa situación y explicó que se había «buscado una fórmula con los técnicos» para que pudiera ser así.

Frente a estas explicaciones, la portavoz del PP, María José Català; el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, y su homólogo en Vox, Pepe Gosálbez, se manifestaron en bloque en contra de la medida porque supone que todas las dedicaciones exclusivas estarán en el equipo de gobierno.

Para María José Català se trata de «una decisión política» del alcalde que merma «la labor fundamental» de la oposición. A su juicio, «hay unos derechos fundamentales que hay que proteger, tanto de los miembros de la oposición como de los ciudadanos que han votado a una oposición para que haga un seguimiento de la labor y fiscalización del gobierno».

Desde Vox, Gosálbez lamentó el «rodillo» que a tenor de esta decisión aplicará Ribó. «Lo que pretende el alcalde como una decisión política es que todas las dedicaciones exclusivas estén solo en el gobierno y que todas las dedicaciones parciales estén en la oposición», lo que «deja un poco fuera de juego» a Vox.

Finalmente, Giner explicó que en la reunión de portavoces Compromís «ha traído un parámetro y una valoración personal para cada uno de los criterios diciendo que eso es lo que hay». «Muy poco abierto a lo que es el diálogo y dejando a la oposición muy poco margen de maniobra para que podamos hacer nuestro trabajo», agregó el portavoz del grupo de Ciudadanos.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies