6 C
cielo claro
Valencia
humidity: 93%
wind: 2 m/s W
H9 • L4
11 C
cielo claro
Alicante
humidity: 87%
wind: 1 m/s NNE
H12 • L10
InicioActualidadQueda prohibido salir por la noche, las reuniones se limitan a 6 miembros y los jardines cierran a las 22

Queda prohibido salir por la noche, las reuniones se limitan a 6 miembros y los jardines cierran a las 22

En hosteleria y restauración el consumo será siempre en mesa, nunca en barra, las mesas serán de un máximo de 6 personas y los establecimientos cerrarán a la medianoche. Queda prohibida la venta de alcohol entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana

El presidente Ximo Puig junto a la consellera de Sanidad, Ana...
                                               El presidente Ximo Puig junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló.

Excepto hoy que se iniciará a la una de la madrugada con carácter excepcional, con el toque de queda se restringe la movilidad nocturna en toda la Comunidad Valenciana entre las 12 de la noche y las seis de la madrugada. Así lo ha anunciado el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, tras la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI) con todas las fuerzas de seguridad.

El jefe del Consell ha advertido de que entre las 12 y las 6 de la mañana solo podrán transitar por la calle aquellas personas que vayan a trabajar, que vuelven a casa del trabajo, o que se desplazan por una causa de fuerza mayor, como una urgencia médica o la atención de una persona dependiente. Una medida que se alargará hasta el día 9 de diciembre.

Se limita también a 6 personas el número máximo de miembros en una reunión de carácter familiar o social en espacios públicos, y también en espacios privados entre personas no convivientes.

Los jardines y zonas de esparcimiento al aire libre solo podrán estar abiertos hasta las 10 de la noche.

En establecimientos de hostelería y restauración, se fijan las siguientes normas. Primero que el consumo será siempre en mesa, nunca en barra, las mesas serán de un máximo de 6 personas y los establecimientos cerrarán a la medianoche.

De igual modo, queda prohibida la venta de alcohol entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana, excepto en hostelería y restauración. Además como recomendaciones, el presidente Ximo Puig ha dejado claro que la nueva resolución pide aplazar las actividades familiares o sociales que no sean imprescindibles, así como limitar la actividad social en las próximas semanas

Puig ha hecho hincapié en que la evolución de la pandemia «en nuestro entorno nos obliga a adoptar nuevas medidas. Con un objetivo primordial: proteger la salud». Por eso, ha aclarado que la Generalitat «es partidaria de una solución común para toda España. Una solución modulable, según la situación de cada territorio, para afrontar mejor esta segunda ola de la pandemia».

En su discurso ha expresado que es necesaria esa solución común, porque «no podemos estar más pendientes de los tribunales que de los hospitales. Que no es el tiempo de las discusiones, sino de las soluciones.Mientras llega una respuesta conjunta, la Comunidad Valenciana no va a quedarse esperando».

La agilidad debe aplicarse ya, según el presidente valenciano: «No podemos perder ni un solo día. Es demasiado importante lo que nos estamos jugando. Y por eso, vamos haciendo camino».

Para tomar la decisión de iniciar las restricciones, el responsable valenciano ha detallado que ha escuchado a todos los agentes políticos, empresariales, sindicales e institucionales de la Comunitat Valenciana: «Y todos ellos comparten, con el Consell, la necesidad de nuevas medidas más estrictas», por lo que agradeció su predisposición para seguir trabajando -desde la unidad de acción- en favor del interés general de la Comunitat Valenciana.

Ha destacado que la incidencia del virus «es menor aquí que en todos los territorios de nuestro entorno», como la comunidad peninsular con la incidencia más baja del virus.

Sin embargo, también ha apuntado que los casos detectados esta semana en la Comunidad Valenciana han duplicado los de la semana anterior. Por eso, ha considerado «urgente reforzar las medidas que frenen la propagación del virus y protejan la salud».

«Es inaplazable evitar la concentración y deambulación de personas en la franja nocturna en que se producen botellones y fiestas privadas en domicilios particulares. Porque 2 de cada 3 brotes tienen origen social, con una gran incidencia del ocio nocturno no reglado», según el presidente, quien ha descrito que en solo tres meses, la Conselleria de Justicia ha recibido más de 20.000 actas de propuesta de sanción para incumplir las medidas de prevención ante la Covid. Más de 20.000. Y el foco de contagio del 90% de ellas derivan de reuniones sociales y de fiestas contrarias a la normativa sanitaria que se celebran en chalés, viviendas o casas de campo.

Todo ello forma parte de nuestra manera de entender la vida. «Y está bien; nos gusta ser así. Pero ahora no se puede hacer. Ni tampoco tolerar», ha agregado.

Ha criticado también la desidia y la dejadez de algunos: «Basta ya de irresponsabilidades que ponen en peligro a nuestros mayores, a los colectivos vulnerables, al personal sanitario o a cualquier ciudadano. Basta ya de irresponsabilidades aisladas frente a una sociedad que, en su inmensa mayoría, está haciendo un enorme esfuerzo».

Por último, Puig ha asegurado que va solicitar al Gobierno la declaración del Estado de Alarma.

como «instrumento jurídico más útil» para afrontar «esta difícil coyuntura desde la unidad de acción» y con espíritu de cogobernanza. En ese sentido, hizo un llamamiento al conjunto de gobiernos autonómicos y de las fuerzas parlamentarias representadas en el Congreso, para que secunden la propuesta antes de que sea demasiada tarde: «No centrifuguemos la responsabilidad: ni gobiernos, ni oposiciones.Aquí no estamos para confrontar, sino para ayudar y para proteger a los ciudadanos.Estamos en mitad de una pandemia global: que nadie lo olvide».

Las palabras del responsable del Consell recordaron cómo se iba a comprar en marzo: con toda la precaución posible, cómo se mantenía la distancia de seguridad en abril: de una manera estricta. Y por ello, pidió volver a esos niveles de precaución, «porque es así como fuimos reduciendo los enfermos: de 2.200 hospitalizados a 51. De 386 personas en UCI, a 4«.

Ha concretado que hay 808 ingresados y 125 en UCI. La tercera parte de los que teníamos hace 6 meses, pero los casos están evolucionando con rapidez, como prueban los 1.690 casos positivos nuevos, «el máximo registrado hasta ahora en la Comunidad Valenciana, aunque muchos asintomáticos y un alto porcentaje son jóvenes».

En cuanto a cifras de medios contra la pandemia ha dicho que había 1.469 rastreadores, 10.000 sanitarios de refuerzo, el doble de camas hospitalarias, una gran capacidad para hacer PCR y reservas de protección para 6 meses.

En su conclusión, el presidente Puig ha llamado a sensatez y la responsabilidad: «Ahora es el momento de hacer un esfuerzo mayor por parte de toda la población. Para llegar a la Navidad en las mejores condiciones sociales, familiares y comerciales. Para no estrangular la economía y la vida cotidiana con medidas que nadie desea. Esta es -si me lo permiten- la hora del patriotismo cívico: El patriotismo de los valores que nos hermanan. La Responsabilidad de una sociedad madura que asume sus obligaciones. La Solidaridad con quien puede caer enfermo o perder la vida. La Fraternidad de quien no es indiferente con la salud y a la situación económica y laboral de sus vecinos y vecinas».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies