17 C
algo de nubes
Valencia
humidity: 88%
wind: 3 m/s NNE
H18 • L16
15 C
nubes
Alicante
humidity: 87%
wind: 3 m/s WNW
H16 • L15
InicioActualidadPuig pide al Gobierno que intervenga tras tragarse el temporal las playas

Puig pide al Gobierno que intervenga tras tragarse el temporal las playas

Puig pide al Gobierno que intervenga tras tragarse el temporal las playas

El jefe del Consell confía en la ayuda del Ejecutivo central para «dar la vuelta» a la situación La Generalitat tramitará ayudas para recuperar infraestructuras pero insta a los ayuntamientos a llevar a cabo la labor de peritaje.

El paso de la borrasca Gloria por las tres provincias valencianas ha dejado tras de sí rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora, nieve en abundancia en las localidades del interior y numerosas inundaciones derivadas de las fuertes precipitaciones registradas. Se trata de fenómenos, todos ellos, asociados a los temporales que periódicamente sacuden la Comunidad Valenciana. Hace cuatro meses, sin ir más lejos, la Dana de septiembre provocó cuantiosos destrozos en la comarca alicantina de la Vega Baja y en Ontinyent como consecuencia del desbordamiento de los ríos Segura y Clariano. Pero Gloria, además de las incidencias más o menos habituales por la gota fría o los diferentes temporales, también borró del mapa por un día las playas de prácticamente toda la franja litoral de la Comunidad Valenciana.

El fuerte oleaje que desencadenó el viento elevó el nivel del agua hasta 80 centímetros en algunos puntos de la costa, destrozó paseos marítimos y puertos y anegó las zonas más próximas al mar, engullendo literalmente franjas de arena de más de 80 metros. El fenómeno no fue localizado como en otras ocasiones sino que se extendió por todo el litoral valenciano con mayor o menor intensidad. En el Perellonet, El Saler (pedanías de Valencia) y Sueca, por ejemplo, miles de peces quedaron varados en las calles y paseos marítimos después de que el mar se retirase de nuevo tras horas invadiendo los espacios urbanos. Los destrozos de las olas, además, fueron ingentes a lo largo y ancho del litoral de la Comunidad Valenciana y los técnicos de los diferentes ayuntamientos afectados trataban ayer de hacer un balance de la situación.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a la vista de la situación catastrófica que presentaban las costas, reclamó la intervención del Gobierno para devolver la normalidad a las playas valencianas cuando finalice el episodio de tormentas. Durante un acto en el Palau de la Generalitat, Puig expresó la solidaridad del Gobierno valenciano con las familias de las personas que han fallecido a consecuencia de la borrasca Gloria, de la que ha destacado que está causando «un grave daño» en la Comunidad, sobre todo en la zona litoral. El presidente, igualmente, aseguró que la Generalitat trabajará para dar respuesta a los afectados y que espera la colaboración del Gobierno central para que, una vez acabado el temporal, puedan ser capaces de «dar la vuelta» a la «complicada situación» y salir otra vez de ella.

Fuentes del gobierno autonómico incidieron en que se tramitarán ayudas para recuperar las infraestructuras dañadas este mismo viernes en el pleno del Consell aunque, no obstante, insistieron en que los ayuntamientos afectados deben realizar un peritaje completo y exhaustivo de todos los desperfectos.

INUNDACIONES

La retirada del mar, sin embargo, no supuso el fin de los efectos de la borrasca Gloria. Las fuertes rachas de viento y las olas de casi nueve metros de altura dieron paso a intensas lluvias en diferentes puntos de la Comunidad. En Valencia, por ejemplo, se contabilizaban ayer hasta 170 litros por metro cuadrado en El Saler o 105 en la pedanía de la Torre, según los datos remitidos por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Policía Local, de hecho, realizó hasta 628 intervenciones por viento, 15 por precipitaciones y atendió numerosos cruces donde se produjeron fallos semafóricos.

En Alicante, el temporal daba ayer signos de retirada dejando tras de sí un rastro de devastación en algunos puntos del litoral como en Xàbia, donde la fuerza del mar engullía el lunes literalmente el paseo del Arenal.

Su alcalde, José Chulvi se reunió para valorar los daños con el delegado accidental del Gobierno en Valencia, José Roberto González y la subdelegada en Alicante, Araceli Poblador, quienes prometieron todo el compromiso para volver a tener operativas las playas cuanto antes.

Posteriormente, Chulvi mantuvo otra reunión con los técnicos que coordinan los trabajos de urgencia, al tiempo que se empieza ya a planificar las labores para volver a la normalidad. El objetivo: recuperar las playas antes de esta Semana Santa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies