16 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 82%
wind: 5 m/s ENE
H18 • L15
17 C
algo de nubes
Alicante
humidity: 77%
wind: 3 m/s NE
H18 • L16
InicioNacionalPodemos se frota las manos con la tragedia del coronavirus: presiona a Sánchez para expropiar empresas, bancos y ahorros

Podemos se frota las manos con la tragedia del coronavirus: presiona a Sánchez para expropiar empresas, bancos y ahorros

En la izquierda comunista, la izquierda adolescente, rabiosa y revanchista que surgió del 15-M, sus líderes llevan esa máxima tatuada en el pecho al lado de la hoz y el martillo. Basta echar una mirada a los tuits de la izquierda reaccionaria, y ver cómo se están frotando las manos con el provecho que pueden sacarle a esta crisis.

Esos fanáticos cerriles como Juan Carlos Monedero o Clara Serra a quienes parece darles igual que se mueran miles de personas porque ellos están escondidos en sus madrigueras aguardando que todo esto acabe para salir a emprender el camino de la salvación sacando a relucir su viscera revolucionario. Los muertos les dan igual.

Clara Serra, una que intentó hacer carrera en Más Madrid hasta que se topó con Tania Sánchez, mostraba toda su preocupación por el coronavirus cuando abría un hilo sobre un vídeo de un tal Bad Bunny que hablaba -cito- de tías que se lo pasan bien solas y defiende, desde una música asociada a la masculinidad hegemónica y a la cultura machista, el derecho de las mujeres a perrear sin aguantar a babosos”. Es admirable esa capacidad para abstraerse de la tragedia que nos está engullendo tuiteando contra el heteropatriarcado. Qué fácil es la vida para todas estas golfas mantenidas por esa misma sociedad de machos a la que detestan. El único virus que conoce la izquierda es el odio.

Monedero es otra historia. Mientras el presidente Pedro Sánchez pide unidad al resto de partidos para acallar las críticas a su gestión, mientras millones de españoles permanecen encerrados en sus casas bajo el estado de alarma, Juan Carlos Monedero dirige la guerra sucia de Podemos con ataques al Rey Felipe VI, a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, al empresario Amancio Ortega y a los periodistas.

Monedero busca distraernos con tuits basura para que nos ocupemos de él y nos olvidemos de los muertos por coronavirus. Todo viene porque Ayuso criticó la decisión del Gobierno de «prohibir los despidos» –en realidad no se prohíben, sino que serán más caros porque deberán indemnizarse como despidos improcedentes– argumentando que esto provocará el cierre de miles de empresas que no puedan asumir sus actuales costes salariales sin actividad.

La respuesta de Monedero ha sido calificar de «sinvergüenzas» a los dirigentes del PP, tachar de «mentirosa» a Ayuso y de «borrachín» a su jefe de prensa, Miguel Ángel Rodríguez. Para ello, el fundador de Podemos ha sacado a relucir los 191 muertos del 11M (para tapar los 6.000 muertos por coronavirus) y ha tachado de «criminal» la política del PP.

Mientras la derecha no tiene nada que decir por miedo a que la tachen de insolidaria, la izquierda reaccionaria ya está planificando como rentabilizar esta crisis. Ya están pensando en robarse el oro del Banco de España como hicieron en la guerra civil y llevárselo a Venezuela en las maletas de Delcy.

Por eso tuiteaba Pablo Iglesias tras la comparecencia de la comunista Yolanda Díaz que “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”, uno de los artículos de la Constitución que recitados por él suena a comunismo puro.

Alguno recordó cómo Teresa Rodríguez amenazó hace unos años con confiscar los ahorros de los españoles para salir de la crisis creando una banca pública. Es lo que persiguen desde hace años y en esta crisis ven una oportunidad de oro para cumplirlo.

¿Y los socialistas? Su sueño húmedo es un plan Marshall, que digo uno, varios planes Marshall como pedía Antonio García Ferreras en laSexta, que los panolis europeos pongan la pasta como hicieron en la crisis del 2008 y nos suelten otros 40.000 millones que ya se ocuparan ellos de repartirlos como hicieron con el dinero que trincaron de los ERE’s.

Confiados en que los medios ocultaran sus mentiras y engaños, siguen haciéndose pasar por defensores de lo público desde las habitaciones de la lujosa clínica Ruber, porque en el fondo al pueblo no quieren emanciparlo sino que lo quieren sumido en la ignorancia y la miseria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies