HomeActualidadNuevas conversaciones de los planes de los CDR: «Sería una victoria, el Ejército aquí»

Nuevas conversaciones de los planes de los CDR: «Sería una victoria, el Ejército aquí»

Los CDR pretendían provocar la intervención del ejército colapsando el aeropuerto de Barcelona, según detallan las nuevas conversaciones que han salido a la luz.

Querían colapsar, también carreteras y autopistas, bancos, y hasta torres de alta tensión

La Guardia Civil consigna como prueba el papel manuscrito con el «esquema bomba» que estaba en la casa del CDR Jordi Ros

La Guardia Civil ha recopilado en el sumario de los CDR una extensa cronología de pruebas incriminatorias que incluye grabaciones, seguimientos y fotos de los detenidos comprando precursores de explosivos, sobre el rastro de la humareda que generó en agosto unos ensayos con explosivo de termita y un borrador de un supuesto comunicado reivindicativo hallado en la basura. También hay fotos de agentes y coches policiales, así como potenciales objetivos como cuarteles y torres eléctricas de Madrid, Aragón y Cataluña.

Los CDR querían provocar en el aeropuerto de El Prat lo mismo que ocurrió en Hong Kong. Consideraban una «victoria» que el ejército acudiera a desalojarles.

Pero no es la única infraestructura que querían colapsar, también carreteras y autopistas, bancos, y hasta torres de alta tensión. El sumario de la ‘Operación Judas’ señala que los CDR querían «llevar a cabo acciones contra torres eléctricas, con la intención de tirarlas abajo».

¿Otro de sus planes? El asalto al Parlament, al que llamaban ‘la Casa Grande’, con Torra dentro para declarar la independencia. «Una buena estrategia consistiría en ir derribando a los Mossos, reduciéndolos y poniéndoles unas bridas a modo de esposas», señala el sumario.

La Guardia Civil consigna como prueba el papel manuscrito con el «esquema bomba» que estaba en la casa del CDR Jordi Ros, hallado junto a diferentes fórmulas y la palabra termita. En el esquema bomba se anota el uso de una bombona de camping gas, seguido por un dibujo con indicación de «150 m de cable».

Jordi Ros ha reconocido en su declaración que los explosivos que les incautaron eran para «experimentar». «Estaba trabajando con un tema bastante peligroso, que es la termita y la otra es la nitrocelulosa», ha explicado.

En el registro de la vivienda, la Guardia Civil encontró una nota sobre cómo hacer una bomba, y otra con dos anotaciones: crear el caos y atacar con materiales caseros. La misma vivienda que utilizaban como «laboratorio» y en la que encontraron varias armas simuladas con munición real.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies