26 C
algo de nubes
Valencia
humidity: 63%
wind: 2 m/s E
H27 • L26
26 C
cielo claro
Alicante
humidity: 69%
wind: 6 m/s E
H27 • L25
InicioEconomíaNissan cierra oficialmente su planta de Barcelona

Nissan cierra oficialmente su planta de Barcelona

La alianza Nissan, Renault, Mitsubishi, designa la marca francesa como cabecera en Europa y comunica a España que cerrará su planta de Barcelona.

Nissan ha comunicado al Gobierno oficialmente que cerrará la planta de la compañía en la Zona Franca de Barcelona. Lo ha hecho a primera hora de esta mañana. El Ejecutivo ha lamentado esta decisión, según ha informado el Ministerio de Industria, que ha propuesto a la presidencia de la firma japonesa crear un grupo de trabajo para buscar alternativas a la fábrica.

Desde el Ministerio, que hasta la fecha únicamente había amenazado a la marca conque cerrar le saldría mucho más caro que continuar, siguen creyendo que el mantenimiento de la planta es posible e insiste a Nissan Motor Company Limited en el plan de viabilidad que le presentó y que había elaborado junto a la Generalidad de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona y el consorcio de la Zona Franca.

Industria ha evacuado un comunicado en el que el departamento dirigido por Reyes Maroto cifra el impacto en 3.000 puestos de trabajo directos y 30.000 indirectos y le dice a la marca que mantener la fabricación en España «tiene sentido económico para Nissan Motor al ser más rentable invertir que asumir el coste del cierre, que podría superar los 1.000 millones de euros».

«La planta de Barcelona tiene carácter estratégico, ya que abandonar la Ciudad Condal y España es abandonar la Unión Europea, con el consiguiente coste reputacional en un mercado de más de 500 millones de habitantes», añade el comunicado.

Dice el departamento de Maroto que en cualquier caso, ahora se inicia un periodo de negociaciones en el que se establecerán los plazos y las condiciones del proceso. Así, el Gobierno de España convocará en los próximos días a Generalidad, Ayuntamiento de Barcelona, Consorcio Zona Franca y centrales sindicales para analizar conjuntamente la situación y estudiar diferentes escenarios de futuro.

Por su parte, el presidente de la Generalidad, Quim Torra, ha convocado este jueves a las 16:30 horas a los representantes del comité de empresa de Nissan en Barcelona a una reunión por videoconferencia.

Autofobia en Barcelona

Esta reunión de Quim Torra con la empresa hace inevitable recordar cómo desde el propio consistorio de la Ciudad Condal, hace muy pocas fechas, el 22 de abril, la número dos de la alcaldesa Ada Colau Janet Sanz, encargada de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, cargaba contra el sector del automóvil. Lo hacía durante un fórum virtual organiado por la revista Ciclosfera y decía que había que aprovechar la crisis del coronavirus para acabar con la industria del automóvil. «Es ahora o nunca. Hay que evitar que todo eso se reactive», sentenciaba. Ya entonces, diferentes medios japoneses advertían de que la multinacional tenía la intención de cerrar su planta catalana y que trasladará su producción a fábricas de Renault.

Nuevo plan estratégico

Sin embargo, todo responde al nuevo plan estratégico de la compañía, en el marco de su alianza con Renault y Mitsubishi, que este miércoles presentó su programa a medio plazo para afrontar la crisis provocada por el impacto de las medidas puestas en marcha para combatir el coronavirus.

Este plan está basado en un nuevo planteamiento según el cual cada una de las cabeceras liderará el negocio de la alianza en cada zona geográfica. Según este reparto, Nissan será la marca de referencia en China, EEUU y Japón. Renault será la cabecera principal en Europa, Rusia, Hispanoamérica y norte de África; y Mitsubishi en el sudeste asiático y Oceanía.

Se trata del primer gran plan de la compañía que se pondrá en marcha desde la salida de Carlos Ghosn, expresidente de las tres compañías y quien forjó la unión entre Renault y Nissan hace 21 años. Ghosn fue arrestado en Japón en noviembre de 2018 por supuestas irregularidades financieras y, a finales de diciembre de 2019, violó las condiciones de su libertad bajo fianza y se fugó del país a Beirut.

Se trata de un modelo conocido como «líder-seguidor» orientado a dotar de mayor rentabilidad a cada una de las tres empresas de la alianza con la reducción de costes y una mayor sinergia de los beneficios.

Huelga en la fábrica

Mientras se esperaba a la llegada de la noticia, los trabajadores de Barcelona continuaban con la huelga indefinida, que sumaba ya 23 días, y con las movilizaciones, ahora ya en la calle, tras semanas de no poder hacerlas por las restricciones impuestas por el estado de alarma debido a la covid-19.

La fábrica de Zona Franca —la más importante— ha ido perdiendo carga de trabajo de manera paulatina en el último año, lo que llevó ya a finales de 2019 a plantear un ERE con 600 prejubilaciones, mientras que la planta trabajaba por debajo del 30% de su capacidad.

La pandemia no ha hecho más que empeorar la situación y en estos momentos la fábrica está parada, con una huelga indefinida que afecta a parte de la plantilla, mientra que el resto continúa afectada por un ERTE.

Sánchez dijo que el empleo en Barcelona estaba «garantizado»

Ante estas informaciones, es imposible no acordarse del pasado mes de enero cuando Sánchez se veía en el Foro Económico Mundial con el presidente de la alianza Nissan, Renault y Mitsubishi, Jean Dominique Senard, y con el director mundial de fabricación y logística de Renault, el español José vicente de los Mozos. Después de aquella reunión, Sánchez empleaba las redes sociales para asegurar que se mantendría el empleo en la planta de Barcleona

Advertencias

Hasta el momento, el Gobierno se había dedicado a amenazar a Nissan, advirtiendo a la compañía de que cerrar su fábrica de Barcelona le costará 1.000 millones de euros. Una advertencia que ha repetido Industria este jueves en su comunicado.

El secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, era el encargado de darle el toque de atención a Nissan de que marcharse de España y de la Unión Europea (UE) le iba a salir «mucho más caro» que invertir en la fábrica que la empresa tiene en Barcelona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies