18 C
nubes dispersas
Valencia
humidity: 77%
wind: 4 m/s W
H20 • L16
19 C
cielo claro
Alicante
humidity: 82%
wind: 3 m/s WSW
H21 • L18
InicioActualidadMulta de 300 euros a quien salga a la calle sin mascarilla cuando se levante el confinamiento

Multa de 300 euros a quien salga a la calle sin mascarilla cuando se levante el confinamiento

Se preparan sanciones por abandonar el domicilio sin protección en la nariz y en la boca. Se admitirá también el uso de bufandas, pañuelos, bragas de cuello…

Los españoles tendrán que salir de casa con mascarilla o, en su defecto, con prendas que les cubran la boca y la nariz, cuando se decrete el fin del confinamiento por el coronavirus. El Gobierno tiene decidido que sea una medida de obligado cumplimiento, que no quede solo en una recomendación. Por eso prepara sanciones para los infractores.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado este miércoles que, a partir del 26 de abril, cuando finalice la nueva prórroga del estado de alarma, se dictarán medidas para que los ciudadanos puedan ir poco a poco recuperando “su vida normal”. Pero siempre de forma paulatina y siguiendo las sugerencias de los expertos. Se trata de evitar un repunte en los contagios.PUBLICIDAD

Por el momento, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Ministerio de Sanidad habían sido que solo deben llevar las mascarillas quirúrgicas las personas con síntomas. Y las de filtro, aquellas que cuidan a enfermos. Pero cada vez más países están generalizando el uso para toda la población. 

El propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha abierto ese escenario para España. Admitió por primera vez hace unos días que el Gobierno prevé recomendarlo al conjunto de la ciudadanía española. “Estamos estudiando un conjunto de medidas y probablemente las vamos a implementar”, sugirió.

Será obligatorio dentro de 15 días

Pues bien. Fuentes de la autoridad competente que lidera la gestión de la crisis del Covid-19 explican a Confidencial Digital que el Ministerio de Sanidad se mantiene a la espera de superar la escasez de suministros para generalizar la obligación de uso a todos los ciudadanos. Calcula ese escenario para dentro, como mucho, de 15 o 20 días.

Se tiene en cuenta que las mascarillas solo son eficaces si se cambian con frecuencia y,  a día de hoy, no hay suficientes para toda la población. Explican que ahora resultan clave para enfermos y hospitales. Recomendarlas en estos momentos de forma masiva y sin la suficiente disponibilidad, podría suponer un mayor desabastecimiento donde realmente son útiles.

Se preparan multas de hasta 300 euros

Fuentes del Gobierno reconocen se que Moncloa trabaja con “diferentes escenarios” sobre cómo puede ser esa fase de flexibilidad de las restricciones. Pero advierten de que, a medida que se van conociendo más detalles de la enfermedad, se va tomando conciencia de que la transmisión asintomática resulta muy “peligrosa”.

Por ello, tienen claro que obligando a protegerse la nariz y la boca a todo el mundo, al menos durante un periodo de tiempo que todavía están valorando las autoridades sanitarias, se contribuirá a reducir considerablemente la propagación del virus. 

Ante este escenario, las mismas fuentes aseguran que Interior prepara multas de hasta 300 euros a quien salga a la calle sin protección en nariz y boca cuando se levante el confinamiento. Unas sanciones, recuerdan, que ya se han aplicado en varias regiones de Italia.

Se prevé, no obstante, cierta flexibilidad. Ante la imposibilidad de encontrar mascarillas en las farmacias, también se admitirá el uso de otras prendas que impidan la transmisión del virus como bufandas, pañuelos, bragas de cuello… confeccionadas con tejidos gruesos.

Respeto y minimización del estigma

Se ha podido saber también que una de las razones sociales que también tienen en cuenta los expertos que asesoran al Gobierno para la generalización del uso de mascarillas u otros elementos de protección es el respeto y la minimización del estigma. 

Han advertido al Ministerio de Sanidad de que si la mascarilla se asocia solo a personas que padecen síntomas existirá un riesgo evidente de rechazo hacia esos ciudadanos. Son actitudes que también se tratan de evitar en esa vuelta a la normalidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies