6 C
cielo claro
Valencia
humidity: 93%
wind: 2 m/s W
H9 • L4
11 C
cielo claro
Alicante
humidity: 87%
wind: 1 m/s N
H12 • L10
InicioActualidadMuchas personas acuden directamente a Urgencias para evitar las largas colas en sus ambulatorios por la psicosis del toque de queda

Muchas personas acuden directamente a Urgencias para evitar las largas colas en sus ambulatorios por la psicosis del toque de queda

El personal de los centros de salud confirma que falta plantilla sanitaria y de administración para dar cobertura al aumento de la demanda. Muchas personas acuden directamente a Urgencias para evitar las largas colas en sus ambulatorios

El anuncio del toque de queda y de la prohibición de salir de casa (sin causa justificada) entre las doce de la noche y las seis de la mañana ha agravado aún más la saturación de la Atención Primaria y de las urgencias hospitalarias. Las colas para ser atendido en los centros de salud de la Comunidad Valenciana han crecido exponencialmente durante los dos últimos días.

«La gente tiene miedo», según explica el presidente del área de Sanidad del sindicato CSIF en la provincia de Valencia, Fernando García, quien asegura que varias personas han llamado a sindicato para preguntar: «¿Si me pongo malo por la noche que hago?». De ahí que, para evitar los problemas derivados de otro confinamiento, «son muchos los que han decidido resolver lo antes posible las citas con su médico de cabecera. Un circunstancia que provoca que las colas en las puertas de los ambulatorios aumenten cada día«.

La cola del centro de salud de Campanar se vive también en otros ambulatorios valencianos. La cola del centro de salud de Campanar se vive también en otros ambulatorios valencianos.

Desde CSIF, «hemos podido constatar más colas a las puertas de los centros de salud, las centralitas colapsadas y los retrasos de más de una semana en las citas para realizar PCR y en obtener sus resultados ante posibles casos de Covid-19«.

García también alerta de que la demanda de pruebas sigue en ascenso «por la falta de rastreadores, un extremo que está provocando que el personal de los centros incremente su carga de trabajo y que los propios afectados sean quienes se encarguen de ejercer estas funciones ante la falta de medios».

La intensidad de la saturación se apreciado más, según el sindicalista, en centros de salud «como CampanarMassamagrellBurjassot, o Ingeniero Joaquín Benlloch en Valencia», pero se está transmitiendo a la «práctica totalidad de ambulatorios» de las principales ciudades, especialmente a los que asumen mayor densidad de población. La Atención Primaria «está desbordada, sin los suficientes médicos de familia, con falta de pediatras y atendiendo a más de 100 pacientes al día«.

Esta saturación sanitaria ha podido ser comprobada por este diario en el centro de salud de Campanar donde han confirmado que hay evidente falta de plantilla, «no sólo de personal de Administración, sino también de médicos de cabecerapediatras enfermeras para cubrir la gran demanda que llega cada día».

La presión de los centros de salud se transmite a los Urgencias hospitalarias. Los pacientes acuden los hospitales ante la incapacidad de los centros de salud de hacer frente a la demanda asistencial por falta de medios, «porque es la única vía que tiene la población para resolver sus problemas de salud y la saturación llega así a los hospitales», indica el responsable del CSIF que recuerda que los médicos especialistas advierten de que gran parte de sus camas están ocupadas ya por pacientes de Covid-19 y que el incremento de los ingresos es alarmante».

«Se están dedicando salas enteras de varios hospitales de la Comunidad sólo a pacientes Covid-19 y las cirugías programadas no urgentes se han cancelado para poder destinar más recursos a la pandemia», relata Fernando García. Una situación que se está viviendo ya en «el Hospital Clínico, hospital de Arnau de Vilanova o el de Llíria en Valencia, y en Elda Orihuela en Alicante».

A esa congestión sanitaria se debe añadir el colapso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) ya ha empezado a sentirse en algunos centros médicos de la Comunidad Valenciana. Desde el Sindicato Médico CESM-CV se confirma que ya hay dos hospitales en la Comunidad Valenciana con congestión de pacientes Covid-19 graves y sin disponibilidad de UCI. En concreto, el secretario general del CESM-CV, Víctor Pedrera, señala a los hospitales de «Orihuela y Elda» y destaca que en el resto de centros de especializada de Castellón, Valencia y Alicante «sigue aumentando la demanda de UCI de forma exponencial».

Fuentes de CCOO señalan que aunque se está registrado un aumento de los ingresos, sobre todo en las grandes ciudades, en la mayoría de los casos hasta ahora «los positivos son menos graves» que en la primera oleada, aunque siga habiendo que lamentar fallecidos como el de un compañero celador que murió ayer en la UCI del Hospital de Gandia.

Han explicado además que los hospitales que han comenzando a suspender la actividad quirúrgica no urgente que requiera ingreso los departamentos del Clínico y Elche y que todos los centros están adoptando medidas para hacer frente a un incremento de la presión asistencial.

En el Hospital Clínico se han suspendido las intervenciones no demorables que requieran ingresos, mientras que las que no necesitan hospitalización sí que se realizan y se da además prioridad a las pruebas oncológicas que «no tienen ningún retraso».

Según los últimos datos recabados por el sindicato, las urgencias de este centro están «llenas» y hay 81 pacientes ingresados, 10 UCI. Además, se ha reservado tres plantas, la cuarta, quinta y sexta, para pacientes covid. En Elche también se han disminuido las operaciones no urgentes y hay 30 ingresados y 6 UCI.

En el departamento de la Fe hay 8 pacientes en UCI y 50 planta y se ha reservado un box entero de UCI para pacientes Covid, mientras que en Elda hay ingresados seis enfermos en UCI y 47 en planta.

En Castellón hay 40 ingresos y 6 UCI y 20 de las altas que se han dado corresponden ha pacientes que han fallecido. En este departamento la edad media de ingresos es 70 años, según las mismas fuentes.

La mejor situación está en el Arnau, con 23 ingresados y 3 UCI, en Lliria, con un par de casos posibles y uno confirmado, y en Gandia, donde «tampoco hay muchos ingresados», y en la Marina Baixa donde solo hay dos ingresos. En Alicante, con cerca de 20 ingresos en plantas y 6 en UCI, «también hay bastantes camas libres».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies