13 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 88%
wind: 2 m/s ENE
H14 • L12
14 C
cielo claro
Alicante
humidity: 82%
wind: 2 m/s E
H15 • L14
InicioActualidadLucía corrobora en ‘La isla de los cromañones’ que Manuel es uno de ellos

Lucía corrobora en ‘La isla de los cromañones’ que Manuel es uno de ellos

La joven no derramó ninguna lágrima y dio por acabada su relación con su novio

Tres años de relación, con al menos una infidelidad de por medio, y cuatro programas de ‘La isla de las tentaciones’, con tres traiciones más, es lo que ha necesitado Lucía para certificar lo que el resto de España corroboró en apenas tres entregas del reality show de Mediaset en el que cinco parejas cuyo noviazgo no atraviesa su mejor momento participan para ponerse a prueba. Suele suceder que el interesado, en este caso la interesada, es la última que se entera, más porque no quiere enterarse que por otra cosa, pero antes o después, se acaba enterando. Y la de Puerto Real, que antes de entrar a participar en el programa había declarado que no quería ser la cornuda de España, se dio de bruces en la segunda hoguera con la realidad que no quería ver.

Los miedos de Lucía, que cada vez que se activaba ‘la luz de la tentación’ en Villa Montaña se echaba a temblar y rompía a llorar, no eran infundados. Manuel ha demostrado en Villa Playa que el calificativo de golfo que empleó su chica para referirse a él cuando declaró que no quería ser la cornuda de España le viene como anillo al dedo. No contento con serle infiel con Fiama y Stefany la misma noche, 24 horas después volvió a serlo con la primera, pese a que antes le había regalado los oídos a la segunda. Dicho sea de paso que a ésta no le quitó el sueño ser el ‘descarte’ del gaditano, pues se olvidó rápido de él y cayó rendida a los encantos de un Jesús que consejos para Marina vende pero para él no tiene. En este caso se juntó el hambre con las ganas de comer.

Pero volvamos a la pareja que nos ocupa. Tras haberla liado la noche anterior y haberse liado con dos ‘tentaciones’, Manuel amaneció al día siguiente muy arrepentido por lo que había hecho y se disculpó con todo con el que se cruzó por Villa Playa. «La he liado. Pero es que la he liado por doble, porque si te lías con una tía… Pero es que te lías con dos en una noche», admitió ante Diego, Jesús, Hugo y Raúl en su habitación. Más duro consigo mismo se mostró delante de la cámara: «El día que yo vea esto diré: ‘Fuiste un mamón, fuiste un cabrón, pero fuiste tú'». No solo estaba preocupado por Lucía, también por Stefany, con la que tenía pendiente una segunda cita y a la que también había traicionado al caer en la ‘tentación’ de Fiama. «No estoy bien porque nunca pensé que me fuera a pasar esto aquí. Te lo digo de corazón, nunca pensé que fuera a meter la pata otra vez. Y más como la metí ayer», le confesó a la soltera en la cita.

Y como no hay dos sin tres, Manuel le fue infiel a Lucía una tercera vez esa misma noche. Mientras ella se negaba a que uno de los solteros le diera un beso en un tobillo mientras jugaban a ‘Verdad o atrevimiento en Villa Montaña, él se olvidaba de lo arrepentido que se había levantado y volvía a caer en la ‘tentación’ de Fiama en una nueva fiesta en Villa Playa. Pese a que horas antes había tenido la decencia con el objetivo de limpiar su conciencia de despojarse de una pulsera que le había regalado su chica por respeto hacia ella, con la música y la noche como compañía la volvió a faltar el respeto una vez más. Y si la primera vez que cayó en la ‘tentación’ por partida doble fue Jesús quien le leyó la cartilla; después de ésta fue Mari, una de las solteras, la que le puso los puntos sobre las íes. El de Puerto Real se echó a llorar y ni Hugo ni Jesús, que 24 horas se habían mostrados comprensivos con él, trataron de defender lo indefendible.

Antes del inicio de la segunda hoguera de los chicos, ya en la playa donde se celebran con Sandra Barneda, Manuel mostró su lado sentimental, con el que ya no se engaña ni a sí mismo. «Estoy tenso, estoy serio porque estos días me he dejado llevar, he sido muy egoísta y he metido la pata en varias ocasiones. A Lucía la he vuelto a fallar, seguramente la pierda, he reventado la relación… Es que no puedo hablar», manifestó antes de romper a llorar como un niño, lágrimas que no derramó y no derramará jamás Lucía. «Yo sí que no voy a llorar más. Él no se merece nada de mí, ya llorará, pero que llore. Lo que he llorado y más va a llorar», destacó después de ver las imágenes de su chico besándose con Stefany.

no mentía Lucía cuando decía que no iba a llorar más, porque tampoco lo hizo contempló las imágenes de Manuel besándose con Fiama. «Me siento que me ha vuelto a humillar, me siento una porquería, pero a la vez siento que él es más porquería que yo, porque valgo mucho más que él y no le he faltado el respeto en la vida», subrayó la gaditana antes de ‘incinerar’ su relación de tres años arrojando a la hoguera un anillo y dos pulseras que le había regalado el hombre de cromañón, porque como ella mismo advirtió, «Manuel no tiene dos dedos de frente y solo piensa en lo que tiene entre las piernas». A lo mejor habría que cambiar el nombre del programa y llamarlo ‘La isla de los cromañones’, porque ni es el primero, ni a buen seguro será el último participante, que solo piense en lo que tiene entre las piernas.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies