El Tiempo
11 C
algo de nubes
Valencia
humidity: 81%
wind: 4 m/s W
H15 • L6
El Tiempo
13 C
nubes dispersas
Alicante
humidity: 67%
wind: 7 m/s W
H16 • L10
HomeActualidadLos toros vuelven con fuerza a Palma: La plaza abarrotada con 12.000 personas al grito de ‘libertad’

Los toros vuelven con fuerza a Palma: La plaza abarrotada con 12.000 personas al grito de ‘libertad’

Las protestas, las pancartas y las reivindicaciones, contra los toros -los detractores- y «en favor de la libertad» -los partidarios- se sucedieron durante toda la tarde frente al Coliseo Balear, sin embargo, fueron muchos más los que acallaron las críticas de los antitaurinos con gritos de «Viva España» y «libertad»

Contra los antitaurinos, gritos de libertad. Frente a los gritos de «asesinos», el Que Viva España de Manolo Escobar. Los organizadores de la corrida de toros que tuvo lugar este viernes por la noche en el Coliseo Balear encontraron la mejor arma para acallar las protestas de los más de 300 detractores de la Fiesta Nacional concentrados a la puerta de la plaza. Un enorme bafle con música atronadora les bastó para minimizar una manifestación que resultó ser bastante más numerosa que la celebrada en el mismo lugar dos años atrás, cuando tuvo lugar el último festejo antes de la aprobación de la Ley de toros a la balear.

Los partidarios de mantener las corridas no hicieron tanto ruido, pero dejaron claro su apoyo de la forma que más les apetecía: ocupando sus asientos en las gradas de un Coliseo Balear, prácticamente vendidas las 12.000 localidades del coso. Y todo, aderezado con grandes dosis de fiesta. Porque además de música hubo baile, palmas y alegría con la que celebrar el regreso de los toros a Mallorca tras su periplo político-judicial, primero en el Parlament y finalmente en el Tribunal Constitucional.

Los gritos, las protestas, las pancartas y las reivindicaciones, contra los toros -los detractores- y «en favor de la libertad» -los partidarios- se sucedieron durante toda la tarde frente al Coliseo Balear, si bien la numerosa presencia de efectivos de la Policía Nacional y la Policía Local sirvió para mantener el orden. Sí se tuvo que proceder a la identificación de media docena de personas excesivamente exaltadas en la defensa de sus posiciones, pero la cosa no pasó a mayores.

En medio de la fiesta llegó a sonar incluso el himno nacional, como forma de proclamar la españolidad de las Islas frente a lo que algunos partidarios de las corridas entienden como una «imposición del catalanismo». Entre quienes se colocaron tras las pancartas de No es cultura, es tortura se encontraban varios miembros de Podemos, como su secretario de organización, Alejandro López. También estaba la ex de Podemos que fue presidenta del Parlament balear, Chelo Huertas. Al otro lado de la acera, representantes del Partido Popular –Maria Salom– y de Vox –Jorge Campos– se dejaban ver para mostrar su apoyo a un espectáculo que volvió también a reunir a centenares de turistas.

Para el partido animalista Pacma, lo sucedido este viernes en el Coliseo Balear representa una «retroceso» y una «involución», de la que acusan directamente al Constitucional, por haber impedido -entre otras cosas- que saliera adelante la prohibición que, según el texto normativo autonómico, impedía la muerte de los animales durante las corridas. Desde la Associació Animalista de Balears (Assaib), Luis Miguel Pérez protestó también por el hecho de que las instituciones insulares «no hayan cancelado la corrida pese a las deficiencias de la plaza de toros», que fueron definidas como «leves» por parte del Ayuntamiento de Palma. Podemos quiso también mostrar su «rechazo» a la corrida, y señaló por su «corresponsabilidad» al actual presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Precisamente, la Fundación Toro de Lidia celebró que el Juzgado nº 1 de lo Contencioso-Administrativo de Palma haya condenado al Ayuntamiento de Binissalem tras declararse localidad antitaurina en 2016. El consistorio, en Pleno Ordinario celebrado el 2 de noviembre de 2015, había dictado un acuerdo en el que se declaraba «antitaurino y contrario a las corridas de toros» y se comprometía a solicitar una nueva Ley de Protección Animal que «prohibiese cualquier espectáculo con toros». La Sentencia dictamina que el Ayuntamiento no se limita en su texto a realizar una mera expresión ideológica (principal argumento empleado por el Consistorio) sino que se trata de una declaración con efectos prácticos y contrarios a la Ley.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies