29 C
nubes
Valencia
humidity: 42%
wind: 2 m/s W
H31 • L28
29 C
nubes
Alicante
humidity: 33%
wind: 4 m/s S
H31 • L28
InicioActualidadLos taxistas valencianos podrán aplicar descuentos sobre la tarifa oficial

Los taxistas valencianos podrán aplicar descuentos sobre la tarifa oficial

El Consell cambiará la ley del taxi para permitir cobrar por debajo del precio del taxímetro. El sector advierte de que la nueva regulación no puede acabar propiciando una guerra de precios entre conductores

La irrupción y, sobre todo, el éxito de plataformas como UberCabify que han dado nueva vida a los vehículos de alquiler con conductor (VTC) enfrentó a principios de año al colectivo de taxistas con las empresas y los propietarios de las licencias VTC, que no han dejado de crecer en Alicante o Valencia a pesar de la nueva restricción legal. Pero el cambio normativo que acabó sacando adelante in extremis el Consell en la pasada legislatura no será el único en la Comunidad Valenciana. El nuevo Gobierno valenciano ya ha iniciado los trámites para, por primera vez, permitir a los taxistas aplicar descuentos sobre la tarifa oficial.

Con el fin de aplacar los ánimos de los taxistas y evitar una huelga a las puertas de las elecciones, la Conselleria dirigida entonces por María José Salvador acabó cediendo a las presiones del sector del taxi para regular la precontratación de los VTC. La obligación de contratar el servicio con 15 minutos de antelación, de hecho, provocó que Uber abandonase su actividad en Valencia. El Consell argumentó entonces que se trataba de proteger un servicio público y de hacer frente a la competencia desleal de los VTC, cuyo servicio había acabado asimilándose al del taxi, según denuncia el sector.

La nueva Conselleria de Política Territorial y Movilidad, al frente de la cual está Arcadi España, pretende ahora hacer más competitivo al sector del taxi, para lo cual modificará la ley del taxi de la Comunidad Valenciana a través de la llamada ley de acompañamiento de los presupuestos. En este sentido, la Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad ha sometido a consulta pública la modificación de la ley del taxi a través de la de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat.

Y es que la ley del taxi regula el régimen tarifario del servicio, pero «en esta regulación no se establece la posibilidad de que los taxistas, aunque sea de forma excepcional, puedan pactar servicios concertados», según se explica en la argumentación de la consulta previa para recabar la opinión de los agentes afectados.

La Conselleria asume que «las personas usuarias del servicio del taxi demandan crecientemente la posibilidad de utilizar más y más variadas formas de hacer uso del servicio del taxi, en especial ante la competencia de los vehículos de arrendamiento con conductor y la introducción de nuevas aplicaciones a través de los smartphone». Por ello, «es conveniente introducir en la ley del taxi una posibilidad de que se puedan pactar de forma excepcional descuentos en las tarifas urbanas que ahora tienen únicamente el carácter de obligatorias».

La Conselleria se refiere también a «la demanda de las personas usuarias del taxi que desean hacer uso de una variedad de opciones en el uso del servicio del taxi que ahora la ley de la Comunidad Valenciana no permite». Y, además, asociaciones como la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunidad Valenciana habían pedido cambios en el sistema de precios.

Ahora bien, fuentes de la Conselleria explicaron que el cambio legal servirá para que los taxistas puedan cobrar «precios nunca superiores a los que marque el taxímetro». E insistieron en que se hará «siempre bajo un marco reglamentario», con lo que «el precio pactado de los taxis se supeditará al desarrollo reglamentario».

Lo que está aún por ver es si estos descuentos sobre la tarifa oficial que podrá aplicar el taxi lo harán los taxistas de manera individual o, por el contrario, todo el colectivo deberá ajustarse a unos mismos precios como hasta ahora. La cuestión no es menor porque, como advierte el presidente de la Confederación, Fernando del Molino, lo que no puede ser es que se acabe propiciando una «guerra de precios» entre los propios taxistas.

De hecho, la demanda de buena parte del sector del taxi pasaba por la posibilidad de «pactar precios por anticipado», según Del Molino. Lo que querían y quieren los taxistas es que una especie de aplicación móvil auspiciada por la Conselleria sirva a los usuarios para saber por adelantado el precio que tendrá que pagar por el servicio, en función del tiempo y los kilómetros recorridos. Pero sin que el usuario pueda negociar con cada taxista o a través de la aplicación una rebaja del precio. «La negociación entre taxistas y usuarios no es exactamente lo que pedimos», insiste Del Molino. Consciente del conflicto que se podría generar, la Conselleria subraya que se verá «de qué manera se puede regular para que ellos mismos no entren en guerra».

DE LOS 15 MINUTOS A LA PROHIBICIÓN DE GEOLOCALIZAR

El decreto ley que aprobó el Consell para frenar la competencia de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) al sector del taxi contemplaba la obligación para los usuarios de contratar el servicio de Uber o Cabify con 15 minutos de antelación. Fue la medida más polémica y cuestionada por la patronal Unauto, y que acabó derivando en la salida de Uber de Valencia, por ejemplo. Pero la obligación de precontratar un VTC no es la única restricción que reguló el Consell.

De hecho, otra de las medidas que apuntaba directamente a las plataformas digitales de Uber y Cabify -a través de las cuales los usuarios contratan al momento los VTC- tiene que ver directamente con la imposibilidad de geolocalizar los vehículos.

Además, la normativa especifica que los VTC «no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientela ni propiciar la captación de personas viajeras que no hubiesen contratado previamente el servicio» con 15 minutos de antelación.

De la misma manera, «queda prohibido el estacionamiento en lugares de concentración y generación de demanda de servicios de transporte de personas viajeras como puertos, aeropuertos, estaciones de ferrocarril y de autobuses, centros comerciales y de ocio, instalaciones deportivas, hoteles, paradas de taxis…».

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies