9 C
cielo claro
Valencia
humidity: 93%
wind: 2 m/s W
H11 • L8
12 C
cielo claro
Alicante
humidity: 87%
wind: 4 m/s NW
H13 • L12
InicioActualidadLos pactos devuelven al PP el poder territorial perdido en las urnas

Los pactos devuelven al PP el poder territorial perdido en las urnas

Los populares vuelven a pintar de azul medio mapa de España, con cinco Comunidades y 2.854 ayuntamientos

A primera hora de la mañana de ayer, en Génova se confirmó la fumata blanca en la Comunidad de Madrid: «Hay acuerdo». Después de sesenta días de tiras y aflojas en unas negociaciones enrevesadas, la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, consiguió el apoyo de Ciudadanos y de Vox, une vez que los de Santiago Abascal presentaran un documento con exigencias asumibles para los de Albert Rivera. En la séptima planta de Génova se celebró un acuerdo que redondeaba el éxito de unas negociaciones postelectorales, que han llevado al PP a recuperar con los pactos lo que perdió en las urnas. Medio mapa de España vuelve a estar pintado de azul con gobiernos regionales presididos del PP, que suma además un total de 2.854 ayuntamientos.

Sin pactos, el PP solo gobernaría ahora mismo en Galicia, donde Alberto Núñez Feijóo goza de mayoría absoluta, y solo podría presumir de haber ganado las elecciones en Navarra, donde la coalición del PP con UPN y Ciudadanos fue la más votada. Las negociaciones han permitido a los populares gobernar en Andalucía, tras las autonómicas de diciembre, y ahora en Castilla y León, Murcia y Comunidad de Madrid. Además tienen el poder municipal en algunas de las capitales más pobladas, como Madrid, Málaga, Zaragoza, Murcia o Alicante.

En las municipales del 26 de mayo, el PP sumó 2.563 mayorías absolutas en los ayuntamientos (el 31,52 por ciento del total, 313 más que el PSOE). Tras los pactos, el PP gobierna en 2.854 municipios, es decir que con los acuerdos postelectorales el PPha conseguido 291 ayuntamientos más, incluidas 12 capitales de provincia y Ceuta. En Pamplona, UPN, dentro de la plataforma Navarra Suma, consiguió la Alcaldía.

Las diputaciones

El PP también preside un total de 11 diputaciones, tres de ellas por mayoría absoluta (Almería, Palencia y Salamanca) y el resto con distintos pactos, casi todos con Ciudadanos (Alicante, Ávila, Burgos, Orense, Soria, Valladolid, Málaga y Segovia). En la Diputación de Zamora pactó con Ciudadanos, que se quedó con la presidencia. Además, los populares han pactado el Cabildo de Lanzarote y el Consell de Ibiza.

La noche electoral del 26 de mayo, el PP, con Pablo Casado y Teodoro García Egea a la cabeza, salieron al balcón de Génova para celebrar unos resultados que quedaban pendientes de los pactos posteriores. Muchos en el partido consideraron precipitada esa celebración. Un fracaso en las negociaciones habría situado a Casado, y a su número dos, en la cuerda floja. Se lo jugaban todo en las negociaciones con Ciudadanos y Vox, con prioridades claras que marcarían el éxito o el fracaso:el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad, el Gobierno de Castilla y León y la Región de Murcia. Dos meses después, el balance es «tremendamente positivo», según fuentes de la dirección nacional del PP.

Los objetivos principales se han cumplido, aunque no han podido sumar Canarias, el Gobierno de Aragón o Navarra, donde los socialistas han preferido mirar a la izquierda radical y los batasunos.

En Aragón, los populares han recuperado Zaragoza, han mantenido Teruel y están firmemente decididos a recuperar Huesca «después del fiasco del día de la investidura». «Aragón ha salido razonablemente bien», concluyen.

En el balance que presentó ante la Junta Directiva Nacional del PP, el secretario general, Teodoro García Egea, destacó que con los pactos gobiernan en Comunidades sobre un total de 21,8 millones de habitantes, 8,1 millones de habitantes más respecto a 2015, en buena parte por Andalucía. En municipios, el PPgobierna sobre 12,9 millones de habitantes, 2,8 millones más que en 2015.

Moral disparada

«Las elecciones autonómicas y municipales han demostrado el poder del PP», subrayan fuentes de Génova. Pero faltaban los acuerdos para que se visualizara ese poder. Por eso se jugaban tanto en las negociaciones. Era todo o nada.

La moral se ha disparado en Génova con los pactos alcanzados. En el PP coinciden en que los acuerdo suponen un espaldarazo al proyecto de Casado después de una etapa difícil, que tuvo su momento más bajo en el desastre de las elecciones generales del 28 de abril. Ha sido una demostración de fuerza territorial no solo frente a la izquierda, sino también en relación con sus aliados del centro-derecha, con quienes se disputa una parte del espacio político y electoral.

Los datos municipales son elocuentes en esa particular batalla entre el PP y Ciudadanos y Vox dentro del espacio de la derecha. Los populares suman 20.336 concejales en toda España, frente a los 2.789 de Ciudadanos y los 529 de Vox. «Ganamos con claridad la partida a Ciudadanos. Tenemos 8,5 veces más concejales que ellos, y 40 veces más que Vox», destaca un dirigente nacional del PP.

La euforia desatada en la sede nacional del PP tiene alguna sombra, que los populares asumen.Los resultados en Cataluña y el País Vasco preocupan. Su representación en ambas comunidades ha tenido un retroceso y es mínima. Recuerdan que en Cataluña no gobiernan Badalona y Casteldefels, donde el PP fue el más votado, porque e PSC decidió unirse a la CUP y ERC. El desafío que tiene el PP en ambos territorios es evidente, y serán una de las prioridades de Casado.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies