24 C
cielo claro
Valencia
humidity: 64%
wind: 5 m/s E
H25 • L22
23 C
algo de nubes
Alicante
humidity: 73%
wind: 5 m/s E
H25 • L21
InicioActualidadLas 21 tendencias fitness para 2021

Las 21 tendencias fitness para 2021

El deportista de élite Aitor Ocio, ex futbolista reconvertido en empresario de fitness, saltando al cajón en un box de cross training de Bilbao.

Cada año, The American College of Sports Medicine publica su Worldwide Survey of Fitness Trends, una encuesta en la que intervienen instructores fitness, entrenadores personales, líderes del deporte, directores de programas deportivos profesionales y usuarios de gimnasios de todo el mundo para identificar las principales tendencias que dominarán la actividad física que haremos en 2021. Recopilamos los resultados tras un año en el que el paradigma ha cambiado y todo apunta al éxito del entrenamiento virtual como principal corriente.

Después de un 2020 marcado por el Covid-19, numerosos clubes fitness han cerrado sus puertas mientras otros se reinventan y luchan por pagar sus facturas. Por eso, la 15 edición de la encuesta de tendencias fitness de la ACSM cobra hoy más relevancia que nunca. Este instrumento dicta por dónde crecer y desarrollarse a los gimnasios de todo el mundo basándose en las respuestas de profesionales y usuarios.

La conclusión más clara es la importancia de la actividad física para un sistema inmune fuerte, que previene enfermedades, y para una evasión mental que nos ayude a liberar estrés cada día. «El ejercicio de moderada intensidad modula la actividad del sistema inmune, fomentando una respuesta óptima del mismo, de manera que favorece la actuación del cuerpo frente a las infecciones de virus y bacterias. Hace que nuestro sistema inmune sea más fuerte y más eficaz frente a estas invasiones de patógenos», explica Raúl San Segundo Riesco, fisioterapeuta en Fisioterapia y Osteopatía San Segundo y miembro de Top Doctors.

1. Entrenamientos online

El 2021 será eminentemente digital, y no sólo en el mundo del fitness: el coronavirus también ha impulsado el teletrabajo, y ha puesto en jaque a algunos sectores profesionales, obligados a reinventarse. Los grandes cambios en la industria del fitness llegaron con el confinamiento de 2020, que supuso el obligado cierre de los clubes y la práctica deportiva digital en el salón a través de Zoom, YouTube y hasta directos en Instagram. La tecnología en streaming funcionará como un híbrido con el entrenamiento presencial pero también estarán disponibles apps y vídeos a la carta para entrenar desde cualquier lugar 24/7.

2. Tecnología portátil

Fitbit, Samsung Gear Fit2, Misfit, Garmin, Apple… Son algunas de las marcas de relojes inteligentes, GPS, medidores calóricos, pulsómetros, controladores del sueño… Inicialmente, existían ciertas dudas sobre la precisión de estos dispositivos pensados para llevar a cualquier parte, verdaderos Excel de nuestro día a día, pero en la nube en lugar de una hoja de cálculo. Pero estos problemas se han resuelto con el tiempo, a juzgar por las cifras que mueve la industria: sólo en Estados Unidos aproximadamente 100.000 millones de dólares, recoge la ACSM. Las últimas innovaciones incluyen presión arterial, saturación de oxígeno, electrocardiograma y hasta el control de la menstruación. Los gadgets han venido para quedarse y nos acompañarán todo el año.

3. Entrenamientos con el peso corporal

En el último año, muchos reconocidos instructores han manifestado en publicaciones fitness, tanto libros como en plataformas virtuales, la importancia del entrenamiento de fuerza para mantenerse en forma y llegar mejor al envejecimiento. Los ejercicios funcionales, en circuitos, con pesas en un equipamiento mínimo o el propio cuerpo, son una forma económica de ejercitarse con eficacia. De ahí que cada vez ganen más adeptos.

4. Actividades al aire libre

Debido al Covid-19, muchas instalaciones se han adaptado a una nueva normativa que obliga a ventilar los espacios cerrados e incluso aprovechar zonas verdes o la propia calle para evitar riesgos. En gimnasios como David Lloyd Madrid Aravaca han habilitado una nueva zona especial, Battle Box, para que los usuarios puedan entrenar al aire libre, incorporando en el club esta nueva tendencia con pequeños grupos reducidos de entrenamiento.

5. HIIT

Son las siglas de High Intensity Interval Training o entrenamiento en intervalos de alta intensidad. Aunque hace unos años fueron denostados por el gran esfuerzo que requieren en menos tiempo, con aquella publicidad de que no eran aptos para todo el mundo ni se podían hacer todos los días, la realidad es que queman calorías durante un tiempo más prolongado de hasta 24 horas y hoy, cuando apenas disponemos de momentos para dedicar al ejercicio en vidas muy frenéticas, se han puesto muy de moda. «Es lo que se conoce como afterburn effect o EPOC. En español, una deuda de oxígeno post entrenamiento, que produce un efecto de quema calórica prolongada», explica Marina Durán Parejo, Branch Manager de Ritual Gym, el gimnasio de los 30 minutos.

6. Entrenamiento virtual

Por primera vez en esta encuesta el entrenamiento virtual se separa del online, creando una categoría propia. ¿Por qué? Por lo general, los entrenamientos virtuales se realizan en gimnasios en una pantalla grande y atraen a un menor número de clientes en comparación con las clases en vivo. Se trata de una experiencia de fitness grupal diferente. Sin embargo, ahora, al igual que con la captación online, que permite una personalización máxima, la captación virtual es una reacción de la industria a la pandemia, por lo que la experiencia se ha mejorado en niveles y hasta apostando por el gaming que permite entrenar a una sola persona.

7. El ejercicio entendido como medicina

Esta iniciativa, que en España lleva el lema «deporte es salud», se basa en una tendencia global que alientan los médicos de atención primaria, así como los profesionales de los centros deportivos, entendiendo la actividad física como una recomendación. Se trata de una manera de prevenir futuras visitas al hospital. Cuanto más saludable estés, menor será el riesgo de enfermedades.

8. Entrenamientos con peso libre

Las clases con mancuernas, pesas rusas, balones medicinales y pesas en barra son tendencia, incluso dentro de métodos de entrenamiento como los que emplean los bootcamp, que incluyen cardio en cintas para correr. Además de la fuerza corporal de nuestro propio peso, este mínimo equipamiento ayuda a trabajar la fuerza de forma intensa. Las imágenes de «cruasanes» de gran volumen haciendo muscle up en redes sociales y los «machacas» mirándose al espejo del gimnasio han transmitido una falsa creencia a muchas mujeres: que el entrenamiento de fuerza no es para ellas porque hiper muscula. Sin embargo, esta cualidad física mejora todas las demás y previene lesiones.

9. Programas fitness sólo para adultos

Las personas viven más, trabajan más y se mantienen saludables y activas hasta bien entrada la jubilación. De ahí que los gimnasios puedan abrir un nicho de mercado entre un público que tenían bastante olvidado, pues se habían centrado más en los jóvenes. Sin embargo, estas personas en general tienen más poder adquisitivo, y los centros deportivos pueden sacar provecho de este nicho en crecimiento. En CrossFit Coraje, un box referente en Móstoles, han desarrollado un programa online para empezar de cero en este entrenamiento independientemente de la edad.

10. Entrenamiento personal

¿Por qué un entrenador personal es la mejor opción para hacer ejercicio en la pandemia? Ante la dificultad de reservar clases por la reducción de aforos, la necesidad de entrenar con mascarilla e incluso el miedo que algunos usuarios tienen al regreso al gimnasio, cada vez más personas barajan la posibilidad de entrenar con profesionales en sesiones privadas uno-uno. La figura de un entrenador personal juega un papel importante para evitar lesiones y definir objetivos alcanzables. Y ya no es considerado un lujo, sino una inversión en salud.

11. Coaching de salud

Ya no nos sirve sólo con entrenar en un gimnasio. Ahora queremos un cuidado de la salud integral, que incluya desde el fisioterapeuta a las pautas nutricionales. Esta es una tendencia que integra la ciencia del comportamiento en los programas de promoción de la salud, entendido como un estilo de vida global. El coaching de salud / bienestar utiliza un enfoque de uno-uno (y en ocasiones en grupos pequeños) con el coach brindando apoyo, establecimiento metas, orientando al cliente y alentándolo en su día a día. El entrenador se enfoca en los valores, necesidades, visión y metas del cliente a corto y largo plazo utilizando estrategias de intervención para cambios de comportamiento.

12. Apps de movilidad

MapMyRun, Fitness Buddy, MyFitnessPal, Runkeeper, Training Club… Los entrenadores a un clic en el dispositivo móvil se llevan más que nunca. Se trata de aplicaciones para medir resultados del entrenamiento (cuantos kilómetros corremos por hora, por ejemplo) o las calorías diarias que ingerimos (para conocer su valor nutricional y equilibrar el déficit y superávit dependiendo de si queremos engordar o adelgazar). Incluyen indicaciones visuales y sonoras y su manejo es muy intuitivo. Estas apps están disponibles para dispositivos móviles como iWatch iPhone, iPad y dispositivos Android.

13. Certificados profesionales para empleados

El auge de entrenamientos online ha provocado que muchos no profesionales se pongan una cámara delante y registren sus entrenamientos. Sin embargo, el usuario que paga por un servicio de calidad va a querer conocer la preparación y cualificación del profesional que le atiende. Los programas y la formación reglada serán el mejor aval para la contratación de los futuros profesionales del fitness, en un mercado cada vez más exigente. Y no bastará sólo con saber de anatomía o nutrición, el manejo de la psicología y de la comunicación son vitales para evitar lesiones.

14. Entrenamiento funcional

Esta es una tendencia hacia el uso del entrenamiento de fuerza para mejorar el equilibrio, la coordinación, la fuerza muscular y la resistencia para las actividades de la vida diaria, típicamente para adultos mayores y también en poblaciones clínicas. Es decir, que seas capaz de coger a tu hijo en brazos de 10 kilos sin lesionarte o llevar las bolsas de la compra sin sudar en exceso. La fuerza es una capacidad que mejora el resto de la condición física.

15. Yoga

Estar aquí, ahora y vivir con una mayor consciencia. Eso puede cambiar la jornada, mejorar la productividad y enfocarse en un objetivo. Por eso, mucha gente se ha acercado a disciplinas milenarias como el yoga, especialmente durante el confinamiento, cuando ha funcionado como un antídoto en el que cada persona se concentra únicamente en la respiración y se deja llevar. «El yoga es unión de la mente, el cuerpo, el espíritu y nos acerca a un estado de más consciencia y mayor tranquilidad. Te das cuenta del momento presente, te centras y te olvidas de lo que debes hacer», deslizan las chicas de NI MU, que apuestan por el revolucionario yoganchelo, acompañando clases con música en directo.

16. Ejercicio para perder peso

Es el motivo principal para moverse de la mayoría de la población. Especialmente, desde que los puestos de trabajo son más sedentarios e implican estar gran parte del día sentado. Los programas de dietas recomiendan incluir algún tipo de jercicio en la rutina diaria de restricción calórica, agregando el gasto de la actividad física en la ecuación, lo que permite llegar al déficit con más facilidad. El ejercicio en los programas de pérdida de peso ha sido una de las 20 principales tendencias desde que comenzó la encuesta de ACSM y este año no iba a ser menos.

17. Entrenamientos en grupos reducidos

Actividades como CrossFit son lo más parecido al entrenamiento personal, porque cada persona tiene un cuadrado en el que nadie invade su espacio pero, al mismo tiempo, permiten mantener esa adrenalina de las actividades dirigidas donde se impulsa la colectividad y el buen rollo. Al fin y al cabo, somos seres sociales y entrenar en casa está bien, pero muchos acuden a los centros deportivos para socializar y sentirse parte de una comunidad. Y esto es fundamental en el apartado mental.

18. Estilo de vida global como medicina

Sostener hábitos saludables en el tiempo, como dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol o mejorar el consumo de frutas y verduras, es hoy la llamada «medicina del estilo de vida», y significa promover comportamientos saludables como base en lugar de abogar por unos resultados rápidos. Es un trabajo prolongado clave para mantenerse en forma, prevenir enfermedades y disponer de una buena salud.

19. Comunidades fieles

El futuro del fitness pasa por generar comunidades digitales fieles. «Los empresarios tenemos que trabajar mucho el sentimiento de pertenencia a un grupo que se preocupa por que el entrenamiento sea la mejor hora de tu día. La fidelización y especialización debe estar por encima del precio bajo. El problema es que en España no tenemos cultura de la suscripción, por lo que la oferta digital sí debe ser asequible. Es decir, aunque los gimnasios sigan existiendo, el cliente tiene que entender que ya es fundamental tener un seguimiento más personalizado y, de este modo, pueden llegar personas que pasen de la comunidad digital a la presencial o viceversa», apunta Francisco Ruiz, CEO de Courage.

20. Medición de resultados

Las mediciones son necesarias para determinar los beneficios de los programas de salud y acondicionamiento físico en el manejo de enfermedades y para documentar el éxito en el cambio de hábitos de vida negativos. En 2021 se constatará la proliferación de ayudas tecnológicas en la recopilación de datos para respaldar estos esfuerzos. La medición de resultados supone definir, rastrear y reportar datos que conducen a la responsabilidad tanto del miembro del club de salud como del entrenador.

21. Bajo demanda

Se acabaron las mensualidades por pertenecer a un club. Si quiero acudir a esta clase hoy porque me viene bien, la compro. Es una de las grandes tendencias en medio de esta diversidad de actividades en las grandes ciudades, donde algunos centros deportivos se acogen a plataformas como Urban Sports Club España, que permite entrenar en varios sitios, sin tener que estar abonado a ninguno de ellos necesariamente. Contratar una clase de Síclo por la web o por la app, de TRIB3, de Ritual Gym… «Deporte cuándo y dónde quieras». Sin excusas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies