14 C
nubes dispersas
Valencia
humidity: 93%
wind: 4 m/s NNE
H15 • L13
18 C
algo de nubes
Alicante
humidity: 72%
wind: 7 m/s ENE
H18 • L17
InicioActualidadLa trabajadora despedida de la EMT declara ante el juez que avisó a su jefa en mitad de la estafa de que debía ir al banco

La trabajadora despedida de la EMT declara ante el juez que avisó a su jefa en mitad de la estafa de que debía ir al banco

La trabajadora de la EMT que fue despedida fulminantemente tras destaparse la estafa de cuatro millones de euros, Celia Zafra, defendió este martes su inocencia ante el juez que investiga los hechos.

En una extensa declaración que se prolongó durante varias horas, la ex directiva de la empresa municipal de transportes sostuvo que dio credibilidad a la compra secreta de una empresa china que fingieron los estafadores porque tiempo atrás el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, también anunció que la EMT asumía la gestión del parking de Brujas sin que los trabajadores tuvieran ningún conocimiento previo.

Además, consideró natural que una operación de esta envergadura se la encomendaran a ella porque era la directiva de más alto rango que estaba en ese momento en la empresa y se hacía cargo de la ejecución de las transferencias. De hecho, creyó que la operación estaba relacionada con un proyecto innovador que se comentaba en la empresa discretamente sobre la instalación de puntos de recarga eléctrica de automóviles.

Zafra, que rechazó contestar las preguntas del abogado de la EMT, declaró durante el interrogatorio que uno de los estafadores se puso en contacto con ella telefónicamente y se identificó como Javier Parada, abogado de Deloitte. La ex directiva, que comparecía en calidad de investigada, mantuvo que el estafador no mostraba ningún acento extranjero y que hizo una búsqueda en internet para confirmar que era empleado de la auditora. Así, insistió, acabó de confiar en el falso abogado cuando recibió un mail simulado del presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, en el que le confirmaba la operación y le animaba a firmar una cláusula de confidencialidad, cosa que hizo.

RIBÓ RESPETARÁ LAS CONCLUSIONES DE LA COMISIÓN

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se pronunció ayer sobre las declaraciones de su vicealcaldesa, Sandra Gómez, en las que pedía que las conclusiones de la comisión de investigación de la EMT establecieran la sustitución del actual secretario asesor de la empresa, vinculado laboralmente con el cuñado del alcalde, por un secretario del propio Ayuntamiento.
El primer edil garantizó que respetará las conclusiones que alcance la comisión de investigación «como aprobó el pleno del Ayuntamiento con el voto unánime del gobierno del Rialto» formado por Compromís y el PSPV. Subrayó así que «no hay nada nuevo» en la petición de la también portavoz socialista e insistió en que se respetarán las conclusiones que apruebe la comisión de investigación:

«Si la comisión considera que se tiene que hacer, se hará y ya está», zanjó el primer edil quien, además, dijo que el consistorio volverá a pedir la personación en la causa.

Tras confirmar la disponibilidad de 24 millones en una cuenta de Caixabank, inició el procedimiento de pago. Las transferencias se realizaron sin problemas aparentes, señaló, hasta que desde Caixabank le pidieron que María Rayón, su superiora que estaba de baja pero seguía firmando pagos, fuera a la sucursal a firmar de nuevo porque la rúbrica plasmada en los documentos no coincidía con la del DNI. Según la declaración de Zafra, trasladó esta incidencia por Whattsapp a Rayón y que esta le respondió con un ‘ok’.

Zafra relató ante el juez cómo se produjeron las transferencias y explicó que cuando el banco empezó a poner reparos a los pagos mantuvo una conversación telefónica con Rayón y que ésta le preguntó: «¿Ésas transferencias es porque estamos pagando los autobuses chinos?». Al final de su declaración, apuntó que su actividad no se limitaba a las transferencias sino que éstas suponían el 10% de su trabajo, ya que también realizaba esos días tareas de contratación, retribuciones y de Seguridad Social.

SU SUPERIORA LA ACUSA DE SALTARSE LOS PROTOCOLOS

Por otra parte, la jefa de gestión de la EMT de Valencia, María Rayón, responsabilizó a la ex jefa de administración de haber posibilitado que esta estafa prosperara al saltarse los procedimientos y protocolos establecidos en la entidad y extralimitarse en sus funciones.

Así lo indicaron los concejales y representantes de los tres grupos de la oposición municipal –PP, Cs y Vox– en la comisión de trabajo de la EMT que investiga el fraude tras la sesión en la que compareció Rayón. Los miembros del PSPV, formación que integra el ejecutivo local junto a Compromís, señalaron tras esta comparecencia que se ha confirmado que «han fallado muchos protocolos internos en el reparto y supervisión de tareas» en la EMT y «deficiencias». «Eso puede haber facilitado o posibilitado que se cometiera el fraude», aseveró la presidenta de la comisión, Elisa Valía, tras lo que indicó que se «ha puesto de relieve lo que ha fallado y cosas que no han funcionado bien y que son líneas de mejora»

Compromís, por su lado, aseguró que la comparecencia de Rayón «ha dado muchas luces en torno al fraude» y apuntó a la trabajadora despedida como origen del fraude al saltarse los protocolos. «Se procedió de una forma completamente irregular», expuso su representante, Lucía Beamud.

                       La comisión de investigación sobre la estafa a la EMT en una reunión del pasado 30 de octubre. 

La consejera del PP Marta Torrado afirmó tras la declaración de Rayón que sus palabras han generado en este grupo «muchas más dudas» y «cuestiones que plantear» sobre el fraude en la EMT y el modo de funcionar de la compañía, por lo que anunció que pedirá que la responsable de gestión «vuelva a comparecer» en la comisión de trabajo. «Aquí hay demasiadas cuestiones que quedan en el aire y no han sido resueltas», agregó el también consejero del PP Carlos Mundina, que apuntó entre otros responsables a Grezzi y reiteró que debe «dimitir» porque la EMT se ha gestionado «de forma escasamente profesional».

Torrado destacó que María Rayón ha coincidido con otros responsables de la EMT que han pasado ya por este órgano –su presidente, Giuseppe Grezzi, y gerente, Josep Enric García– en apuntar que la despedida propició el fraude porque «se ha extralimitado de sus funciones».

En esta línea, el consejero de Cs, Narciso Estellés, señaló que la comparecencia de Rayón muestra el «encaje de trabajador aleccionado que viene a una comisión de investigación» y afirmó que «al final, todas las culpas vuelven siempre, en bucle, a la ex empleada» porque «se saltó todos los pasos».

El consejero de Vox, Vicente Montáñez, que criticó el «desorden en toda la organización» de la EMT expuso que según Rayón, la ex empleada «se ha saltado todos los procedimientos» al llevar a cabo las operaciones que ocasionaron el fraude. Tras ello, dijo a los responsables de la compañía que «no solo uno es culpable de saltarse los procedimientos sino también de no controlar que los procedimientos se cumplen» y recordó que pidió a Grezzi que «se aplicaran las medidas disciplinarias sobre Rayón» también.

Mundina consideró «sorprendente» que tras haberse detectado el fraude en la EMT «se siga procediendo de la misma manera y que no se haya cambiado ningún protocolo ni procedimiento», así como «alguna de las manifestaciones» de la jefa de Gestión por lo que respecta a las funciones laborales que desempeñaba mientras estaba de baja maternal, periodo durante el cual se produjo el fraude.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies