26 C
cielo claro
Valencia
humidity: 18%
wind: 4 m/s N
H26 • L25
21 C
cielo claro
Alicante
humidity: 60%
wind: 5 m/s S
H22 • L18
InicioActualidadLa razón por la que cambian de sitio los productos en el supermercado

La razón por la que cambian de sitio los productos en el supermercado

La compra en el supermercado, y especialmente en los enormes hipermercados, es para muchos una cuestión de disciplina militar, con una lista de la compra preparada en orden según la distribución de los productos que buscamos en los lineales de nuestra tienda.

Sin embargo, esa planificación en no pocas ocasiones se va al traste cuando descubrimos, a nuestro pesar, que nuestra salsa de tomate preferida, o el papel higiénico de una marca, ya no están donde solían estar, y nos toca recorren arriba y abajo pasillo tras pasillo.

Estos nuevos posicionamientos de productos no son una nueva forma de tortura por parte de las grandes cadenas de distribución. De hecho, están muy bien estudiados y pretenden que el cliente recorra más pasillos en sus visitas a la tienda, pasando más tiempo en el establecimiento y, por tanto, con más posibilidades de engordar nuestra cesta de la compra con cosas que, antes de nuestra visita, no pensábamos comprar.

Este tipo de estrategia se combina con otras como el tamaño de los carritos, cada vez más grande ya que, según estudios psicológicos, el comprador, al ver un carrito vacío tiende a llenarlo más de la cuenta.

Si quieres salir victorioso de tu visita al súper, encontrando lo que buscas en tu lista de la compra, ahorrando tiempo y con el menor dolor de cabeza y en el bolsillo posible, debes tener en cuenta estos consejos:

  • Los productos básicos, como leche, agua, fruta o higiene personal, por ejemplo, nunca estarán cerca de la entrada del establecimiento. Y estos son los que están únicamente en tu lista, vete directo a ellos y obvia los primeros pasillos que encuentres al entrar.
  • Cuando entres en un pasillo lateral desde el pasillo central, los productos más tentadores, o que pretenden que compres, siempre estarán a la derecha y los más básicos a la izquierda. De igual manera, seguramente los más baratos están en la parte baja o alta de la estantería, ya que a la altura de los ojos siempre encontrarás lo que el supermercado quiere venderte en ese momento.
  • Atentos al redondeo en las ofertas. Está demostrado que las cifras acabadas en 5 o 9 atraen a los consumidores, por ello siempre nos atrae más un producto que cuesta 9.99 que otro que cuesta 10 euros, aunque el segundo tenga más cantidad o mejor calidad.
  • La zona de productos rebajados. En algunas ocasiones encontraremos un área de ofertas a precio escandalosamente bajos, pero que es un auténtico caos en donde no están muy bien indicados lo que hay allí. Si tenemos tiempo, dediquémosle unos minutos ya que puede que encontremos lo que buscamos. Ese ‘caos’ no es accidental, y hace que la mayoría de clientes se aleje y vaya a los pasillos donde están esos mismos productos, de otras marcas y más caros.
  • Huir de los productos al lado de las cajas. No es extraño que piquemos ante expositores que están estratégicamente situados a nuestro lado mientras estamos haciendo cola en la caja. Normalmente son dulces o artículos con mucho colorido, de pequeño tamaño, pero que al final terminan en nuestro carro sin saber por qué o cómo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies