25 C
cielo claro
Valencia
humidity: 22%
wind: 6 m/s WSW
H26 • L24
20 C
cielo claro
Alicante
humidity: 52%
wind: 6 m/s SSW
H22 • L19
InicioSociedadLa Policía reforzará el control de fiestas tras el botellón de Viveros

La Policía reforzará el control de fiestas tras el botellón de Viveros

Agentes autonómicos vigilarán las zonas interiores de turismo rural ante la previsión de la llegada de hasta 700.000 visitante

La plaza de Honduras está tranquila en la mañana del martes. Apenas unas pocas mesas de las terrazas ocupadas sirven de adelanto de lo que se verá en unas horas, aseguran los vecinos: filas y filas de mesas y sillas abarrotadas que apenas dejan sitio para caminar y que complican el día a día en un barrio que, además, es uno de los más afectados por las fiestas en pisos, muchos de ellos ocupados por universitarios, como reconocen desde la Policía Local. Tras un fin de semana complicado para el Cuerpo, el Consistorio aumentará la vigilancia en parques y jardines esta Semana Santa para evitar concentraciones ilegales y reducir el impacto de un repunte de contagios que se da por seguro.

El paseo por Honduras evidencia que la situación es compleja en muchos edificios. Así lo explica Tere, que no quiere salir identificada, pero que dice que es enfermera y que en su edificio «vino la Policía el sábado, pero después siguieron haciendo ruido». La Policía Local de Valencia ha constatado este fin de semana un aumento del 30% en el número de fiestas ilegales en pisos, así como de los botellones, incluido uno de 170 personas en el Jardín de Viveros el sábado por la tarde. Ante esta situación, el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, anunció ayer un refuerzo de la vigilancia. «Habrá más contagios en dos semanas», lamentó ayer.

La Policía Local da por seguro un pico en los contagios en la ciudad dentro de 14 días tras el pasado fin de semana

El 65% de la Policía Autonómica se desplegará en las comarcas de la Comunitat para evitar concentraciones

Desde la Policía Local se da por hecho el aumento del botellón, aunque el ocio nocturno siga sin abrir. Los vecinos de Honduras dicen que en la plaza comienza a las 18 horas, cuando cierran los bares, y posteriormente pasa a algunos pisos, cuando llega el toque de queda. El Cuerpo municipal apunta a diversas zonas, al menos a tenor de lo visto este fin de semana: Honduras y Cedro, sí, Ciutat Jardí, pero también Ruzafa o Benimaclet, sobre todo en el entorno de la calle Reverendo Rafael Tramoyeres. Son enclaves de la ciudad tanto muy universitarios (se añade el barrio de San José) como calles con decenas de locales de hostelería, que hacen negocio con la llegada del buen tiempo y la ampliación de aforo de las terrazas. No se puede olvidar que el sector hostelero ha pasado meses muy complicados a nivel económico.

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, apuntó ayer que hay que mantener y controlar el cumplimiento de las normas sanitarias para poder salir del túnel y disminuir los índices de incidencias de los contagios por Covid-19. Ribó insistió en que en la Comunitat se está «en la parte baja en cuanto al índice de incidencias de coronavirus y no pasa como en Madrid, que están en la parte alta y predican muchas más libertades». Según Ribó, en el Consistorio piensan «que es imprescindible mantener las normas y hacer un llamamiento continuo a la responsabilidad con las normas muy claras que marcó Sanidad». El alcalde añadió que desde el Ayuntamiento harán cumplir la parte que les toca como Policía Local: «Las personas serán apercibidas y en algunos casos sancionadas».

Los enclaves universitarios son los más afectados por el aumento de las reuniones ilegales en la calle o en pisos privados

El concejal del PP Santiago Ballester mostró ayer su preocupación por que en Semana Santa puedan volver a producirse imágenes como las del sábado en Viveros y pidió al alcalde «que se ponga a trabajar ya en reforzar los operativos de vigilancia». Por su parte, el edil de Ciudadanos Narciso Estellés exige al Gobierno municipal «que aporte soluciones al botellón». «Es un ámbito descontrolado de contagios y repercute muy negativamente en la hostelería», indicó Estellés, que lamentó que desde marzo de 2019 «no haya habido ni una sola campaña específica sobre el botellón por parte de ninguna delegación municipal».

Más controles fuera

No sólo en la ciudad se ampliará la vigilancia. La Policía Autonómica realizará controles especiales en los parques naturales, zonas recreativas y de acampada situadas en 50 municipios del interior, a los que las autoridades prevén que durante la Semana Santa y Pascua haya una afluencia de 700.000 valencianos, anunció ayer la consellera de Justicia e Interior, Gabriela Bravo. Esta decisión se adoptó en la reunión de coordinación de seguridad de medidas Covid-19, presidida por el jefe del Consell, Ximo Puig, en la que además de Bravo participaron el subdelegado del Gobierno, Rafael Rubio; el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Rubén Alfaro; y representantes de la Policía Nacional, Autonómica y Guardia Civil.

Ante los días festivos de Semana Santa y Pascua, la Generalitat tiene previsto desplegar dispositivos de control en las zonas de ocio de interior donde se prevé una mayor afluencia de población. Esta medida se sumará a la vigilancia en los municipios, vías de comunicación o estaciones, y al resto de actuaciones.

El Ejecutivo autonómico va a lanzar la campaña ‘Pascua Segura’, dirigida a concienciar a la ciudadanía de que disfrutar de unos días de descanso es compatible con la prevención y la prudencia, porque a pesar de que la Comunitat Valenciana tiene la incidencia más baja de España, «no podemos relajarnos», declaró. «Se espera que estos días más de 700.000 valencianos visiten parques naturales, zonas recreativas e incluso zonas de acampadas», indicó.

La consellera declaró que la Policía Autonómica «va a desplegar el 65% de sus medios personales, en turnos, durante todos estos días para el control de todas estas áreas» para vigilar el cumplimiento de las medidas y para la prevención de incendios forestales. «La presencia masiva de la población en estas áreas naturales supone un grave riesgo para nuestro patrimonio natural», dijo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies