19 C
lluvia ligera
Valencia
humidity: 82%
wind: 1 m/s NW
H20 • L19
21 C
nubes
Alicante
humidity: 77%
wind: 2 m/s N
H21 • L20
InicioActualidadLa historia de la mujer que engañó a los espectadores de TVE inventándose muertes para recaudar dinero

La historia de la mujer que engañó a los espectadores de TVE inventándose muertes para recaudar dinero

La Policía estima que 70 personas han sido víctimas de la estafa y que las donaciones ascienden a medio millón de euros

La historia de un padre de familia sentenciado a pasar el resto de sus días en una silla de ruedas tras sufrir un accidente de moto, que emocionó a medio país tras aparecer en televisión clamando ayuda para un tratamiento, acabó por torcerse y convertirse en una gran estafade cinco años de recorrido que ha dejado en el camino un reguero de víctimas. De momento, la Policía cifra en 70 donantes las víctimas en este caso, en el que sus creadores llegaron a recaudar casi medio millón de euros.

Él se llama Jorge. Su mujer, Loli, vecinos de un pueblo de Huelva, Hinojos, que sigue boquiabierto desde hace unas tres semanas, cuando efectivos de la Policía Nacional de Madrid y Huelva se desplegaran entorno a la Plaza Leonardo Mateos –donde vive la familia- y se llevaran detenidas a Loli y a una de las hijas del matrimonio, de 19 años.

La mujer apareció hace cinco años en un conocido programa de televisión para pedir ayuda económica para poder hacer frente al costoso tratamiento de Jorge. El accidente lo dejó postrado y ella tuvo que dejar de trabajar para encargarse de su cuidado y las cuentas no daban más de sí. La familia ingresaba 1.000 euros por la invalidez de él y 300 euros por la Ley de Dependencia, mientras el tratamiento se llevaba mensualmente 950 euros.

La necesidad de ayuda era tan real como el accidente en el arranque de esta historia y pedían apoyo para poder comprar un andador valorado en 5.000 euros, cantidad que consiguieron y a la que sumaron otros 22.800 euros para poder pagar dos años de terapia del marido.

Sin embargo, la mujer no paró en ese momento, según los detalles que ayer se conocían de la gran estafa a través de la Policía Nacional, por boca del comisario jefe de la sede de Chamartín, Hermes de Dios: el arresto de las mujeres se llevó a cabo después de una investigación que comenzó el pasado marzo a raíz de la denuncia una víctima en la comisaría de Hortaleza de Madrid.

A partir de esa primera denuncia, la Policía Judicial se hizo cargo de la investigación ante la «gravedad» del tema después de comprobar que estas dos personas habían recaudado miles de euros.

«Aquí no teníamos idea alguna de lo que ha confirmado la Policía que hicieron. Ellos han estado llevando una vida aparentemente normal, en el pueblo nos hemos quedado de piedra», comenta una vecina de Hinojos.

Según los investigadores, un año después de su aparición en televisión, la familia se puso en contacto con los donantes para pedirles más «dinero fácil». Y comenzaron a partir de ese momento las supuestas mentiras, desgracias ficticias que se iban encadenando en el seno familiar para ablandar a la gente de buena fe que ya les había ayudado.

Loli «mató» a su marido

En la historia Loli construyó episodios de muertes, como la del propio Jorge, de drogas, de un bebé muerto fruto de una violación y hasta juicios por negligencias médicas, con los que supuestamente iban a conseguir devolver el dinero a los donantes, explicó el inspector encargado de la investigación y jefe de grupo de la Policía Judicial de Chamartín, Miguel Sánchez.

Las detenidas pusieron en contacto a las víctimas con supuestos abogados, médicos o jueces para seguir con la estafa, llegando a forjar una relación de amistad con algunos de los donantes víctimas. En total, la recaudación ronda 480.000 euros (375.000 euros de un dotante único) durante los cinco años en los que se desarrollaron las estafas mediante estas historias ficticias.

La operación, dirigida desde Madrid, se ha cerrado con las dos mujeres detenidas y cuatro investigados, todos miembros de la familia, por tener una relación directa con el caso a través de contactos telefónicos o siendo titulares de cuentas corrientes a las que las detenidas hacían transferencias de dinero.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies