23 C
nubes dispersas
Valencia
humidity: 38%
wind: 1 m/s NW
H23 • L23
22 C
cielo claro
Alicante
humidity: 51%
wind: 1 m/s W
H23 • L21
InicioComunidad ValencianaLa discreta autocrítica de Ximo Puig y el despegue de Carlos Mazón

La discreta autocrítica de Ximo Puig y el despegue de Carlos Mazón

Sanitat raciona una información que debe ser pública y que ESdiarioCV ha aportando en exclusiva. Ximo Puig está más público que nunca y Carlos Mazón inicia su despegue nacional.

La pandemia sanitaria del coronavirus está teniendo efectos políticos colaterales en la información y el liderazgo. Respecto al mando, se están  vislumbrados tres tipos: lo que se esconden, los que emergen y los que no tienen más remedio que dar la cara.

En el primer bloque estaría la mayor parte del gobierno de Pedro Sánchez y Ximo Puig, que están «escondidos» para que nadie asocie su imagen a la crisis y para evitar males mayores como son incluso las responsabilidades penales que se avecinan.

La tan pregonada transparencia del Botànic (PSPV, Compromís y Podemos) ha quedado en evidencia con el tratamiento de la información sobre la pandemia que están realizando la mayoría de ejecutivos  autonómicos. Madrid y Cataluña, las comunidades más afectadas por la pandemia, no han puesto impedimento en dar a conocer el número de afectados desglosado por localidades. E incluso incluyen un mapa interactivo.

La conselleria de Sanitat solo da información por provincias y a partir de ayer por áreas sanitarias, eso sí, una vez que ESdiarioCV la diera a conocer en un gráfico en exclusiva que procede de la propia conselleria. Como también fue este diario el que aportó por primer vez de forma desglosada el número de sanitarios afectados por los distintos hospitales de la red pública teniendo en cuenta los estudios de la dirección de epidemiología. La ratio mayor de las comunidades autónomas,

El presidente de la Generalitat dijo esta semana que no existe problema de seguir los pasos del País Vasco o  Madrid que están publicando sus datos en abierto para que cualquier persona pueda comprobarlos. Sin embargo, el departamento de Ana Barceló se resiste y apela a lo que se puede calificar como «política de empresa», que no deja de ser un eufemismo de falta de transparencia. ¿Acaso la ley de protección de datos es diferente en cada autonomía? En favor de la labor de la consellera Barceló está su disposición a atender a los medios de comunicación, aunque la información que ofrece en muchos casos es insuficiente.

El anuncio del presidente fue en la reunión con los portavoces de los grupos a la que por primer vez acudieron los vicepresidente Mónica Oltra (Compromís) y Martínez Dalmau (Podemos), ambos capitaneando sin disimulo el grupo de políticos valencianos «desaparecidos». En la videoconferencia no hubo fallos en la red pero Oltra pareció que estaba tan desconectada que el presidente Puig le envió un sibilino toque de atención. 

La crisis de la pandemia está sirviendo para evaluar a los miembros del Consell, y entre los retratados, además de Mónica Oltra, responsable de la residencia de mayores, destacan su compañera en el Consell Ana Barceló y su equipo de  secretarias autonómicas Isaura Navarro (Compromís) y Concha Andrés (PSOE) .

La gestión de la conselleria de Sanidad ha quedado en evidencia. El presidente Puig tuvo que salir al rescate y, vía urgencia, nombrar en el Diario Oficial un comisionado para la gestión de las compras  ante el caos en el suministro de material sanitario. La secretaria autonómica de Modelo Económico, María José Mira, y parte del equipo de Presidencia encabezado por Alfred Boix, están llevando el peso de la responsabilidad de la coordinación desde ese momento, y con mejor fortuna. 

La Antena de Carlos Mazón

Si la citada crisis puede ser la defunción de un buen número de cargos, está sirviendo para el despegue de otros. El segundo grupo que aludíamos de los emergentes. El caso más notorio es el del presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón. Desde la secretaría general del partido se ha pasado a la siguiente fase. Esta consiste en empezar su proyección nacional.

Mazón estuvo en el programa de Antena 3 Espejo Público de Susana Griso y días antes mantuvo un cara a cara en Instagram con el número dos del PP, Teo García Egea. La semana del dirigente provincial ha concluido con una entrevista en un diario nacional con mensaje dirigido al vicepresidente del Gobierno: «Le pido a Pablo Iglesias que se ponga a preparar ya el mejor Imserso de la historia». Mazón tiene el plus de frescura en un campo repleto de políticos agotados tras la reiterada declaración de estados de alerta.

Casualidad o no, en el mismo diario, El Mundo,  Ximo Puig hace discreta autocrítica y se atreve a decir lo que se resiste a decir el presidente Sánchez. «… es cierto que se podían haber tomado medidas antes». No hay que olvidar que Puig sigue esperando a que Sánchez le haga caso a su petición de 2.200 millones ante el «impacto de la crisis que va a ser muy grave», afirma el jefe del Consell.

Seguro que habrán quienes interpreten la coincidencia en el medio comunicación y en el mismo día con vistas a un enfrentamiento en las próximas elecciones autonómicas de 2023, si es que no hay adelantamiento. Tal vez acierten. El silencio opositor de Isabel Bonig, aunque leal y contundente cursa parejo.

Y, finalmente en el tercer grupo estarían los que sí o sí tienen que dar la cara en razón de su cargo. Y ahí hay una notable diferencia entre Puig y Pedro Sánchez. Al jefe del Consell se le ve más cómodo  debido a su experiencia y quizá porque la crisis en la Comunitat es menos virulenta que en el conjunto de España. Puig ha buscado el apoyo de los agentes sociales, al margen de la oposición, mientras que a Sánchez le ha perdido la prepotencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies