11 C
nubes
Valencia
humidity: 81%
wind: 2 m/s W
H13 • L8
12 C
nubes
Alicante
humidity: 66%
wind: 3 m/s W
H13 • L9
InicioEconomíaLa desigualdad salarial bajó durante el gobierno del PP: tres datos que lo demuestran

La desigualdad salarial bajó durante el gobierno del PP: tres datos que lo demuestran

La desigualdad salarial bajó durante el gobierno del PP: tres datos que lo demuestran

Los gobiernos de izquierdas nunca han mejorado la desigualdad en España.

La desigualdad se ha convertido en uno de los mantras económicos de la izquierda política y mediática española. Esto es curioso, porque dicho indicador se redujo en los años de gobierno del popular José María Aznar y creció con fuerza durante el mandato del socialista Rodríguez Zapatero. Por otro lado, no deja de ser cierto que el 80% del aumento de la desigualdad durante la crisis se explica por el paro masivo, de modo que más que un escenario de concentración de ingresos, el cambio en la distribución de renta ha estado ligado a un mercado de trabajo con un funcionamiento mediocre. Además, no hay que olvidar que la desigualdad de consumo se ha reducido un 10% durante los últimos años y que la desigualdad de riqueza de nuestro país es de las más bajas de Europa.

A tenor de todo lo anterior, la atención que le presta la izquierda española al debate sobre de la desigualdad no parece basada en evidencia, sino más bien un mero juego de esnobismo intelectual en el que los voceros socialistas y comunistas de nuestro país pretenden importar al debate ibérico las conversaciones predilectas de la izquierda anglosajona, ignorando que la realidad de nuestro país no se asemeja nada a la de Estados Unidos en ninguna de las variables analizadas anteriormente. Además, el hecho de que estos indicadores hayan mejorado bajo gobiernos del PP y empeorado en los años de gestión del PSOE hace aún más extraña la obsesión de la izquierda por poner este tema encima de la mesa.

Esta semana, el Banco de España ha echado más leña al fuego. La publicación de la última Encuesta Financiera de las Familias incluye un capítulo dedicado a la desigualdad de ingresos laborales. Dicho epígrafe pone de manifiesto la mejora que experimentaron entre 2014 y 2017 los tres principales indicadores referidos a esta cuestión.

El primer dato relevante para el análisis de la desigualdad incluido en la Encuesta Financiera de las Familias es el ratio 90/10, que toma como referencia el nivel de ingresos laborales del 90% de la población y lo compara con el 10% de mayores rentas laborales. De igual modo, el Banco de España calcula el ratio 80/20, que realiza la misma comparación, pero entre el 80% de la población y el 20% de mayores ingresos laborales.

En 2014, las estimaciones del organismo regulador arrojaban un resultado de 7,64 puntos porcentuales para el primer indicador (90/10). Tres años después, en 2017, ese mismo ratio había caído hasta los 7,36 puntos porcentuales. Esta caída supone una reducción de la desigualdad del 3,7%. De igual modo, si tomamos como referencia el segundo indicador (80/20), vemos que ha caído de 4 a 3,94 puntos porcentuales entre la Encuesta Financiera de las Familias de 2014 y la de 2017. En este caso, la inequidad se ha reducido en un 1,5%.

1-desigualdad-espana-ratios-percentiles-

El segundo indicador sobre el que vale la pena fijarse en el Índice de Gini referido a la renta laboral total, quizá el indicador más conocido de todos los referidos a estas cuestiones. En este caso, hablamos de un valor comprendido entre 0 y 1 puntos, donde 0 supondría una distribución idéntica de la renta y 1 equivaldría a la mayor desigualdad posible.

También en este caso encontramos una evolución descendente de la desigualdad, puesto que la Encuesta Financiera de las Familias para 2014 arrojaba un Índice de Gini de renta laboral de 0,429 puntos, mientras que la misma publicación referida a 2017 que acaba de salir a la luz reduce dicho resultado hasta los 0,423 puntos. Esto supone una caída del 1,4%.

2-desigualdad-espana-indice-de-gini-2014

En tercer lugar, el trabajo del Banco de España elabora otro cálculo de la desigualdad consistente en calcular el porcentaje de las rentas laborales totales que controlan los tres grupos de población de mayores ingresos. Para hacer esta medición se miden las rentas laborales agregadas y luego se examina qué cuota de dicho total está en manos del 1%, el 5% y el 10% que más gana.

Estos tres grupos han visto reducido su peso sobre el total de las rentas laborales. En el caso del 1% que más gana, pasa de tener una cuota del 7,31% en 2014 a una del 7,22% en 2017, lo que supone un descenso del 1,2%. En el caso del 5% de mayores ingresos, la caída para esos mismos años es del 19,97% al 19,49%, lo que acarrea una disminución del 2,4%. Por último, si nos fijamos en el 10% que tiene unos sueldos más altos, vemos que su porcentaje se aminora del 30,91% al 30,56%, lo que implica un 2,4% menos.

3-desigualdad-espana-ratios-porcentaje-d

Por lo tanto, en el mercado de trabajo se ha producido un descenso de la desigualdad que se aleja de los relatos pesimistas que se han difundido ampliamente durante los últimos años. Y es que, tomando tres diferentes indicadores, la desigualdad derivada de las rentas laborales experimenta una caída sostenida entre 2014 y 2017.

El Banco de España también mide la desigualdad de las rentas totales. En este caso se incorpora también el efecto riqueza derivado del aumento del mejor comportamiento de activos reales y financieros: alquileres, ventas de inmuebles, apreciación de títulos cotizados, etc. El Banco de España detecta una evolución «ligeramente más desigual» en este segmento, pero lo ciñe a los hogares con un nivel de ingresos «medio alto».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies