25 C
cielo claro
Valencia
humidity: 20%
wind: 4 m/s WSW
H25 • L24
20 C
cielo claro
Alicante
humidity: 59%
wind: 5 m/s SW
H21 • L17
InicioActualidadLa Comunitat Valenciana inicia una leve reapertura tras reducir los contagios un 90 % en febrero

La Comunitat Valenciana inicia una leve reapertura tras reducir los contagios un 90 % en febrero

Hoy vuelven las terrazas y el deporte y el comercio amplía su horario y aforo

Tras la traumática experiencia de la tercera ola, la Generalitat quiere ir con pies de plomo en esta reapertura. Por eso se priorizan sobre todo los espacios al aire libre, donde el riesgo de transmisión del virus es mucho menor. Así, ahora regresan las terrazas de la hostelería y el deporte en exteriores, se amplían horarios y aforos comerciales y decaen los perimetrajes de las grandes ciudades durante los fines de semana. También se permiten las reuniones de hasta cuatro personas.

Es un primer paso y el siguiente no llegará hasta asegurar que el dato no afecta a la buena evolución de la pandemia. Arranca así un ejercicio de equilibrismo entre el control sanitario y la reapertura económica que desde el Consell insisten que se hará de forma prudente. Los sectores que vuelven a la actividad querían hacerlo con menos restricciones, pero las cifras constatan que las medidas adoptadas han funcionado e incluso la patronal llamó esta semana a olvidar la Semana Santa y apostar por el verano, la clave para el sector turístico.

El carrusel de restricciones empezó a principios de año, cuando se comenzaba a percibir el efecto de la Navidad. La Generalitat adelantó el toque de queda y la hora de cierre de la hostelería y del comercio no esencial. En esa semana, la media de contagios cada 24 horas era de 3.157 y murieron 256 personas, mientras la presión hospitalaria subía a ritmo preocupante. El incremento se mantuvo en los siete días posteriores: 5.152 casos diarios, 316 muertos y 1.000 hospitalizados más, rozando los 3.500.

El Consell anunció otra vuelta de tuerca a las medidas el martes siguiente, 19 de enero. Se cerraron por completo los bares y centros deportivos y se adelantó a las 18.00 horas el fin de la actividad comercial no esencial. Cinco días más tarde, el president Ximo Puig comparecía por tercera vez en tres semanas para añadir limitaciones porque la pandemia no cedía: la media diaria de positivos superaba ya los 7.700, murieron 671 personas y los hospitales acogían a 4.777 valencianos, 670 en UCI.

El punto de inflexión

Tras un mes sin hostelería, sin excursiones de fin de semana, ni cenas con amigos en casa, en la última semana de febrero se han registrado la mitad de contagios (3.570) de los que se producían entonces en solo un día, lo que supone un descenso del 90 % respecto a los positivos con los que se arrancó el mes. Los hospitalizados han caído de aquellas 4.777 personas a 1.096 y las UCI han pasado de atender a 654 personas a 276. Sin embargo, y aunque las cifras también van a la baja, la elevada tasa de positivos ha convertido a febrero en el mes más letal desde el inicio de la pandemia con 1.897 defunciones.

Con todo, los asesores científicos del Consell detectan dos peligros potenciales para esta desescalada. Por un lado, la presencia creciente de la variante británica del virus, más transmisible y que prevén llegue a ser la predominante en la autonomía. La segunda batalla es lograr aminorar las restricciones sin caer en un triunfalismo que lleve a la población a relajarse, ya que atribuyen el éxito de las medidas a que, ahora sí, se han cumplido estrictamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies