20 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 59%
wind: 2 m/s ESE
H23 • L19
24 C
cielo claro
Alicante
humidity: 68%
wind: 1 m/s N
H25 • L21
InicioNacionalLa Audiencia Provincial de Alicante pone en jaque a Gerard Fullana, Monica Oltra y sus secuaces

La Audiencia Provincial de Alicante pone en jaque a Gerard Fullana, Monica Oltra y sus secuaces

Andrés Sánchez Aguilar fue exculpado definitivamente tras sentencia absolutoria dictada por el juzgado de instrucción número 1 de Dénia.

Se produce a resultas del recurso de apelación dirigido por el representante del Ayuntamiento de Xaló, punta de lanza de la infundada demanda, tal y como recoge la sentencia precedente.

El escaso fondo argumental se sustancia en el hecho de que el ministerio fiscal se oponía a la aceptación siquiera del recurso de apelación respecto a la sentencia absolutoria anterior.

La cual no ha sido sino confirmada por la presente, con resolución final de ser definitivamente desestimada.

Tal y como cualquier observador imparcial hubiera podido deducir vistos los legajos documentales refrendados por la sentencia de la sección décima de la audiencia provincial de Alicante.

Mediante los puntos de desgrane en la literalidad de la sentencia se exponen los valores constitucionales que refrendan la causa para el liberado encausado. Se sustancia el trasfondo respecto a los elementos que han operado en la causa, ligados a los medios de comunicación, que nunca pretenden ser el objeto de la noticia, sino transmisores de la información.

Capitaneados por el Gerard Fullana, diputado provincial de Alicante por Compromis, bajo la sombra del liderazgo de Mónica Oltra i Jarque, con el mando de Xaló, pero acompañado por otros municipios como  Altea, Callosa d’en Sarriá, Gata de Gorgos, el Verger, Ondara, iniciaron una causa contra el  Andrés Sánchez Aguilar por sus actividades, ligadas al gremio de los medios de comunicación.

Su idea de comunicar la realidad respecto a los temas institucionales respecto a los municipios y la diputación provincial pudieron ser el objeto desencadenante de la búsqueda de un linchamiento con pretensión de jurídico, finalmente, tras cuatro años de diligencias, superado por la vía de los hechos, y de las sentencias.

En el trasfondo se encuentran acusaciones de quienes debieran tener la piel lo suficientemente curtidas como para saber que en el salario público está tanto la pena como la penitencia, siendo objeto del escrutinio público y del cuarto poder, como es el de los medios de comunicación, bajo protección constitucional en los preceptos ligados a la liberad de prensa y de expresión.

Con ese engarce en la carta magna el redactor de la sentencia expone negro sobre blanco los fundamentos por los que cae en la inobservancia de cualesquiera presunto perjuicio para los munícipes incorporados a la causa, y si por el lado del encausado, que ha sufrido en todos los órdenes este largo proceso sobre injurias FALSAS realmente vertidas sobre su persona, cuando este únicamente pretendía informar mediante sus fuerzas y medios las actividades de los líderes del sector público en su ámbito próximo de conocimiento.

La Justicia es igual para todos.

Se verifica en esta sentencia, donde la verdad pudo abrirse camino entre las tinieblas de quien no fue capaz de asumir para si los métodos y formas que bien valoró en los mismos medios de comunicación para con sus rivales políticos.

Y eso no es aceptable.

El sesgo del autor es inevitable, la objetividad es imposible, pero eso no es obice para reconocer la honestidad, la transparencia. Esta es la línea editorial del medio, nadie puede llevarse a engaño, por lo tanto, en la pluralidad que ofrece el principio constitucional, uno puede nutrirse de quien considere para enmarcar la realidad bajo el prisma que más se aproxime a la forma de pensar de cada cual.

Y este hecho no puede ser causa ni objeto de polémica ni por supuesto de represalias, tal y como termina por poner de relevancia la propia sentencia, que pone las cosas en órden, y debiera ser el pilar sobre el que edificar un nuevo punto de partida para la convivencia de lo público y los medios de comunicación, donde imperen los valores y no el odio, la represalia y la virulencia contra quien no piensa y escribe como tu.

Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella. Amen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies