HomeActualidadLa atroz venganza con ácido de Zaragoza, aclarada: Sara roció a su cuñado por una deuda

La atroz venganza con ácido de Zaragoza, aclarada: Sara roció a su cuñado por una deuda

El hermano de K., la víctima, huyó a Alemania porque tenía muchas deudas en Caspe. Un mes después, el menor sufrió el ataque con el líquido.

Yahya Mouloudi y Sara G.C llevaban muy poco casados. El matrimonio vivía en un domicilio en la estrecha calle Garia, localizada en el pueblo zaragozano de Caspe. Estaban enamorados, o al menos eso demostraban en las redes sociales. Baños románticos de rosas y muchos besos apasionados. Las fotos de su Facebook rebosaban amor. La felicidad de la pareja se vio truncada el pasado 31 de enero cuando Yahya desapareció.

Yahya Mouloudi y Sara G.C llevaban muy poco casados. El matrimonio vivía en un domicilio en la estrecha calle Garia, localizada en el pueblo zaragozano de Caspe. Estaban enamorados, o al menos eso demostraban en las redes sociales. Baños románticos de rosas y muchos besos apasionados. Las fotos de su Facebook rebosaban amor. La felicidad de la pareja se vio truncada el pasado 31 de enero cuando Yahya desapareció.

El piso se quedó muy solo sin el joven, pero el hermano menor de Yahya ocupó temporalmente su puesto. Su nombre es K., tiene 17 años y estaba a punto de presentarse a Selectividad. Sin embargo, sus aspiraciones tuvieron que pausarse momentáneamente cuando el pasado 3 de mayo un encapuchado le roció ácido sulfúrico. Un mes después, por fin, ya hay tres detenidos. Los tres, sospechosos de cometer tal acto vandálico. Dos de ellos muy cercanos a la familia Mouloudi. Se trata de su cuñada Sara y el tío de esta, José G.G, más conocido como ‘El Recortao’. Probablemente la familia Mouloudi pueda dormir un poco más tranquila. Lo único que buscan son respuestas: ¿Por qué quemaron al pequeño K.?

Todo empezó el mes pasado cuando el menor volvía del instituto a su domicilio, localizado en la calle Garía. A las 15 horas, cuando se disponía a entrar en su vivienda, un desconocido le abordó y le rocío el cuerpo con el ácido. Algunos testigos  lograron verle los ojos. Nada más. A K. le ingresaron inmediatamente en la Unidad de Quemados del hospital Miguel Servet de Zaragoza con el 70% del cuerpo abrasado. Tales fueron las heridos que tuvo que ser sometido a un coma inducido. La familia Mouloudi aún no se había recuperado de la desaparición de su hija mayor, Yahya, cuando los hechos sucedieron.

Fugado en Alemania

Sin embargo, las investigaciones dieron un giro inesperado cuando el hermano mayor llamó a la Guardia Civil diciendo que estaba vivo. Según informó El Heraldo, estaba en Alemania y había huido porque tenía problemas con deudas. «Se fue voluntariamente (…) Él mismo llamó al cuartel para decirlo cuando se enteró de que habíamos puesto carteles para tratar de encontrarlo», contó su mujer, Sara, quien, al enterarse de paradero de su marido, viajó hasta el país alemán para solucionar los trámites del divorcio.

El primer detenido: solo un sicario

El pasado 21 de mayo la Guardia Civil detuvo al supuesto autor del ataque. Respondía al nombre de Aitor G.G y fue arrestado cuando salía del comedor social de una parroquia de Zaragoza. Cuando fue detenido, las autoridades comprobaron si tenía alguna herida en las extremidades a consecuencia del ácido. Y así fue. Además, contaba con hasta 15 antecedentes policiales registrados por diferentes tipos como malos tratos, hurtos, robos con fuerza, con violencia e intimidación. El sospechoso entró en prisión provisional. Sin embargo, la principal hipótesis era que el hombre había actuado a sueldo. Las autoridades seguían buscando culpables. Aitor había sido solo una marioneta, pero ¿de quién?

Aitor, presunto autor de la agresión al menor de Caspe.

                                                                                                   Aitor, presunto autor de la agresión al menor de Caspe. E. E.

Los sospechosos estaban más cerca de lo previsto. Este miércoles la Guardia Civil detenía a Sara G.C y a su tío, Jose G.C, conocido como ‘El Recortao’ por su presunta relación con el ataque con ácido de K. De hecho, este último con antecedentes por tráfico de drogas.

El juez del juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Caspe ha dictado prisión provisional comunicada y sin fianza para ambos. Supuestamente habían ideado todo el plan. Se les arrestaba al considerarles posibles autores de un delito de tentativa de asesinato, organización criminal y amenazas graves. La Guardia Civil también confirmó la detención de otra mujer este miércoles, a la que se le acusa de un delito de encubrimiento del asesinato en grado de tentativa.

Probablemente, el domicilio que compartía el matrimonio con el menor en la calle Garia esté un poco vacío. Yahya, huido en Alemania, su mujer, Sara, en la cárcel, y el pequeño K., en el hospital.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies