HomeActualidadHallan un agujero de 150 millones que dejó el alcalde de extrema izquierda de Zaragoza

Hallan un agujero de 150 millones que dejó el alcalde de extrema izquierda de Zaragoza

Una auditoría encargada por el nuevo equipo de gobierno del PP y Cs ha puesto cifra al pufo de facturas y otros impagos. Es el peor epitafio político posible para Pedro Santisteve.

El cambio era esto. La ruinosa situación en la que Pedro Santisteve dejó las arcas del Ayuntamiento de Zaragoza amenaza con lastrar el desarrollo de la ciudad durante años; los que serán necesarios para que los números cuadren.

El equipo de gobierno actual, comandado por el popular Jorge Azcón, va a hacer público en cuestión de días el resultado de la auditoría que encargó a la Intervención General en junio para conocer el estado de las cuentas. De todas las concejalías y de todas las entidades municipales.

El resultado es el peor epitafio político para el exalcalde Santisteve, de Zaragoza en Común: el agujero asciende a 150 millones de euros, según adelantan fuentes municipales a ESdiario.

Un roto que ya intuían pero que ahora Azcón y su equipo ven negro sobre blanco. Y que condicionará sobremanera la elaboración de los Presupuestos de 2020 de la que es la cuarta ciudad española en actividad económica, advierten las mismas fuentes.

«No sabíamos que, además de facturas, también se metían las sentencias judiciales en los cajones», señaló Azcón a finales de agosto. Porque a las facturas se suman las sentencias que dejó sin pagar el exalcalde socialista Juan Alberto Belloch (antecesor de Santisteve) por más de una treintena de contenciosos y que ahora hay que abonar. Con los preceptivos intereses.

La auditoría es un mazazo para la ciudad, que por si fuera poco aguanta sobre sus espaldas la segunda mayor deuda de todos los ayuntamientos españoles. Un informe publicado en junio por el Ministerio de Hacienda sobre la deuda viva de los ayuntamientos cifraba la del Consistorio de Zaragoza en 855,28 millones de euros al cierre de 2018, casi 1.300 euros por zaragozano. Únicamente por detrás del Ayuntamiento de Madrid (2.762 millones) e incluso más que el de Barcelona (837).

La deuda viva está formada por las obligaciones pendientes de las operaciones de crédito que tiene asumidas un ayuntamiento, las proyectadas y los avales concedidos (engloba mucho más que las facturas). El límite legal está en el 75%. Como el anterior equipo de gobierno lo superó, meses atrás tuvo que aprobar un plan extraordinario de reducción de la misma. Eso y pedir oxígeno financiero a Hacienda.

Para el PP y Ciudadanos, socios de gobierno, ello tiene que ver indudablemente con el hecho de que la izquierda haya gobernado la ciudad los últimos 16 años. Primero los socialistas con Belloch, después los podemitas con Santisteve.

Este último acusó este mismo martes a Azcón de tener «fobia» al legado de Zaragoza en Común. Para fobia, la que le mostraron los zaragozanos en las urnas el 26 de mayo: en cuatro años Santisteve ha pasado de ser alcalde y tener nueve concejales a conservar únicamente tres y caer en la irrelevancia como cuarta fuerza política.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies