21 C
cielo claro
Valencia
humidity: 50%
wind: 4 m/s W
H22 • L21
22 C
cielo claro
Alicante
humidity: 38%
wind: 5 m/s WNW
H23 • L21
InicioComunidad ValencianaHacienda bloquea los pagos a los ayuntamientos para las facturas de Edificant

Hacienda bloquea los pagos a los ayuntamientos para las facturas de Edificant

Hacienda bloquea los pagos a los ayuntamientos para las facturas de Edificant

La plataforma para la gestión de pagos no se actualizará hasta mediados de mes, con lo que hay consistorios sin cobrar facturas desde octubre. Educación retrasa también transferencias a los colegios con recursos

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, sigue clamando en el desierto en su reivindicación de una reforma del modelo de financiación autonómica. Mientras esta no llegue, las arcas públicas siguen tiritando y dependientes totalmente de los préstamos del Estado (vía FLA), mientras el déficit público no deja de engordar. En esta delicada situación, y pese a los últimos años de recuperación económica, el Consell no ha podido dejar atrás la época de los impagos y los retrasos en los pagos.

En este caso, uno de los sectores afectados es el educativo, donde han protestado recientemente desde las escuelas infantiles a los auxiliares de conversación. Pero son también los ayuntamientos que se han acogido al plan Edificant los que ahora lamentan también el incumplimiento del Consell.

Según ha podido saber este diario, la plataforma de la Generalitat Atenea a través de la cual se realizan los pagos está sin actualizar. Así lo confirmaron fuentes de la Conselleria de Hacienda, que justificaron este hecho en que cuando se cierra el año la plataforma no se actualiza hasta mediados de febrero.

¿Y en qué se traduce esto en la práctica? En que hay consistorios que no están cobrando nada de la Generalitat desde finales de octubre, con lo cual no tienen a su vez dinero para pagar a sus proveedores. Hay que recordar que el plan Edificant se puso en marcha para agilizar la construcción de colegios, mediante la cesión de la Generalitat a los ayuntamientos de dicha competencia.

Los consistorios que asumieron entonces directamente las obras de los colegios tenían dos opciones para cobrar de la Generalitat:recibir el ingreso en las arcas municipales para posteriormente pagar el ayuntamiento a sus proveedores o ceder también el pago, de manera que es la Generalitat la que paga directamente a los proveedores.

Fuentes municipales han confirmado a este diario los impagos de Hacienda, lamentando además que, ante los proveedores, la Conselleria traslade la responsabilidad a los ayuntamientos, a los que únicamente se les dice que no hay liquidez. Sin embargo, basta un ejemplo para entender la gravedad de la situación en algunos municipios:a un ayuntamiento con 850.000 euros de presupuesto la Generalitat le debe 200.000 por facturas de Edificant.

Por otro lado, la Conselleria de Educación alude también a la infrafinanciación para explicar por qué hay centros públicos que no han recibido los pagos para los gastos ordinarios de funcionamiento desde el inicio del curso 2019-2020, lo cual está generando que muchos colegios tengan mientras tanto que echar mano de otros recursos en el día a día.

Estos abonos venían siendo cuatrimestrales y se pagaban a mitad o con el cuatrimestre vencido. Bajo el gobierno del Partido Popular, llegaron a acumularse siete meses de impagos en los peores momentos de la crisis pero, con el cambio de gobierno y la llegada del Botànic, los pagos se han ido haciendo de manera más regular, según indican desde el departamento de Marzà y corroboran varios centros consultados.

Sin embargo, y ante la difícil situación de las arcas públicas, este curso se ha tenido que comenzar a priorizar. No todos los centros han cobrado y no lo harán en el mismo momento. Es decir, como Educación conoce el estado de las cuentas de los 1.420 centros educativos públicos y sus necesidades, ha optado por priorizar los pagos a los centros que más lo necesitan, asumiendo que los centros con colchón económico tienen más fácil aguantar sin las transferencias de la Generalitat.

En el mes de septiembre ya hubo centros que no recibieron ninguna cantidad, y la mayoría no han cobrado aún octubre, noviembre y diciembre. Es ahora, en enero, cuando a través de la Tesorería de Hacienda se ha empezado a liquidar octubre, «en primer lugar a aquellos que tienen menos recursos y a los que no cobraron septiembre y ahora necesitan dinero», explican fuentes de Educación. También indican que está hecha toda la tramitación para pagar también los dos últimos meses de 2019.

Educación conoce «perfectamente el estado diario de las cuentas bancarias de los centros públicos y las necesidades que tienen que afrontar». Es más, si detectan una «situación urgente», se priorizaría al máximo el pago, justifican desde la Conselleria ante la evidente imposibilidad de cumplir con el calendario de transferencias.

La consecuencia de estos retrasos -que también afectan a las becas de comedor- es que hay centros que han paralizado todos los gastos ante el bloqueo de las transferencias, que al año pueden suponer para un colegio de Infantil y Primaria con dos líneas en la ciudad de Valencia unos 30.000 euros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies