9 C
algo de nubes
Valencia
humidity: 61%
wind: 6 m/s WSW
H9 • L9
9 C
cielo claro
Alicante
humidity: 49%
wind: 4 m/s W
H11 • L8
InicioActualidadEstado de terror: Pablo Iglesias podría quedarse al frente del Gobierno con la crisis del coronavirus

Estado de terror: Pablo Iglesias podría quedarse al frente del Gobierno con la crisis del coronavirus

La alarma crece sin ninguna buena noticia, bajo la amenaza de que Iglesias se haga con el poder mientras se discute el cierre total del país.

El Mundo

«Hacienda auxilia a las CCAA ante el caos logístico de Sanidad». «Las comunidades estuvieron tres días sin recibir material cuando Illa se hizo cargo de las compras». Pedazo de inútil. Y no hay buenas noticias sobre la evolución del virus. «España registra 462 muertos en un día, la cifra más alta de la crisis». Esto es un infierno. El editorial es un día más una ensalada de tortas al gobierno. «Hay que subrayar sin ambages que el ritmo de contagios se ha visto acelerado por la inoperancia y falta de reflejos del Gobierno«, que no da una a derechas, si me permiten el chiste. «La angustiosa situación que atraviesa nuestro país sería muy diferente de haberse adoptado las medidas preventivas oportunas. Ello hubiera obligado al gobierno a cancelar, entre otros actos, la manifestación del 8-M». Sí, la manifestación, no dejaremos de recordárselo todos los días. «Constituye una negligencia de terribles efectos que habrá que depurar. Prueba de ello son los contagios registrados en el Consejo de Ministros , además de la hospitalización de Carmen Calvo. El hecho de que la vicepresidenta haya optado por la sanidad privada desmonta la demagogia e hipocresía de cierta izquierda«. ¿Cierta? Desde luego el bicho este está dejando a la izquierda con las vergüenzas al aire.

«La tardanza a la hora de asumir la gravedad del coronavirus retrasó el aprovisionamiento de material sanitario, multiplicó los focos de contagio y dilató el estado de alarma. Ahora ya es tarde para muchas cosas. Pero está en manos del Gobierno operar con diligencia en lo sucesivo«. Ya, como en el chiste de Eugenio del tío que se queda colgado de un árbol, pide ayuda y le responde la voz de Dios. ¿Hay alguien más ahí?

Raúl del Pozo dice que es «la crisis más grave desde la guerra civil». «Al colapso hospitalario se añade el colapso de la confianza de los políticos. Ha avanzado la ciencia, pero seguimos indefensos ante las pandemias, que reflejan la miseria de algunos seres humanos», dice sin concretar en quién está pensando.

Y al fin «llegan los test rápidos contra el coronavirus». Bueno, rápidos… en fin.

El País

«Calviño prepara nuevas medidas de apoyo a la población mas vulnerable». ¿Prepara para cuándo? Porque hasta ahora todo son anuncios y declaraciones vagas. «El gobierno defiende que resultará suficiente el actual confinamiento», pero tampoco lo tiene claro porque «la presión para endurecer el confinamiento aumenta». Vamos que aquí nadie tiene ni idea de qué hacer.

Es llamativa la selección que hace el periódico del régimen de las Cartas al Director. Todas coinciden en lo mismo. Que «en tiempos revueltos criticar es fácil«, que se lo digan a Prisa con el 11-M. Que hay que tener «unidad frente a la adversidad». ¿En la Comunidad de Madrid también o ahí hay carta blanca para atizar a Ayuso? «Veo estupefacto cómo unos se dedican a señalar hasta la saciedad las posibles equivocaciones del Gobierno y me pregunto de qué vale tener razón ahora». ¿También te quedaste estupefacto cuando llamaban asesino a Aznar? «Pedro Sánchez es duramente criticado por no haber tomado medidas. Si lo hubiera hecho el español medio lo hubiera tildado de exagerado». La responsabilidad era suya.

Pero a Felix de Azúa, una de las pocas voces libres de este periódico no parece que le vayan a callar. «No puedo entender cómo un gobierno que es incapaz de dar mascarillas a su personal sanitario vaya a ser capaz de cualquier otra cosa. La inutilidad de estos rancios ideólogos del chavismo, del peronismo y del nacionalismo pone en riesgo hasta a la gente que les votó. Tomen nota. Aún es posible que haya otras elecciones en este siglo». Eso va a depender de si Sánchez entra en razón y destituye a Iglesias.

ABC

Una mala noticia «la epidemia destapa el drama de las residencias», y una buena «cae el porcentaje de ingresados en la UCI en la jornada con más muertos». Rubido está muy alarmado por la economía. «El gobierno volvió a comparecer ayer para tratar de mitigar la inmensa amenaza de crisis económica que se cierne sobre España, pero su esfuerzo fue inútil. La comparecencia de Calviño fue un cúmulo de generalidades y buenas intenciones faltas de concreción y de certeza en su eficacia», como todo lo que hacen, por otra parte. «Sánchez debe saber que sus palabras y promesas ya no bastan». Es mas, sobran.

Álvaro Martínez también lanza a la cara al gobierno la manifestación de la muerte. «Imaginamos que a estas alturas, con este espanto delante de la cara, con tanta muerte y tanto miedo, el ejecutivo reconocerá que fue una insensatez llamar a llenar las calles de España, a reventar de gente» la calle. «Hoy lo que revientan son las UCI y los crematorios. Alguien hubo de abrir los ojos antes».

La Razón

«Un informe del CSIC alertó en enero de que el virus era letal», «los científicos trasladaron al gobierno la necesidad de tomar medidas urgentes» y él se lo pasó por el arco del triunfo. Como todos los días, Marhuenda dice que «no es cuestión en estos momentos de glosar los problemas que la falta de acción gubernamental de los primeros días y los errores de coordinación han causado a los servicios de salud, abocando a sus magníficos profesionales a trabajar con escasez de protección y de equipos adecuados, pero sí de abogar para que el ejecutivo no eche en saco roto las experiencias de los científicos, de los médicos y de las propias autoridades autonómicas que, en diverso grado, están exigiendo medidas complementarias más estrictas que podrían llegar al confinamiento de la población en algunos lugares». No es momento, pero tú lo haces todos los días, pillín.

Cuenta La Razón que un abogado ha denunciado a Sánchez por «prevaricación». «La denuncia contra Sánchez suma ya 2.700 apoyos». Bien, ¿dónde hay que firmar?

Y si creían que las cosas no podrían empeorar, como dice la ley de Murphy «si algo puede salir mal, saldrá mal». Dice Jesús Rivasés que «Pablo Iglesias, con Carmen Calvo fuera de juego, ahora mismo se quedaría al frente del Gobierno si a Pedro Sánchez le ocurriera algo que nadie desea. No es una broma. No está claro si el inquilino de la Moncloa tranquiliza o preocupa cuando acapara la pantalla televisiva, pero el líder de Podemos alarmaría mucho mas». ¡Y encerrados sin podernos exiliar! Presidente, haga algo de una puñetera vez por España. Pónganos a salvo, cese a Iglesias y nombre a Margarita Roblés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies