HomeBarrido CríticoEn el día de ayer se produjo el levantamiento del sumario del caso Alquería en el que aparecen ex altos cargos de PSPV y Compromís

En el día de ayer se produjo el levantamiento del sumario del caso Alquería en el que aparecen ex altos cargos de PSPV y Compromís

EL CASO ALQUERÍA EN BURJASSOT

En el día de ayer se produjo el levantamiento del sumario del caso Alquería en el que aparecen ex altos cargos de PSPV y Compromís en una trama de contrataciones irregulares a simpatizantes de ambos partidos en Divalterra y cuyo perjuicio a la arcas públicas se ha cuantificado en la cifra de 2 millones de euros.

Dentro de las investigaciones aparece la ex cogerente de Imelsa, Agustina Brines, en calidad de investigada por los dedazos y contrataciones arbitrarias en la empresa pública provincial y miembro de Compromís. Al poco de ser cesada por su detención dentro del caso Alquería, sus compañeros de Compromís y PSPV de Burjassot la recolocaron en CEMEF, como adjunta a gerencia, puesto que no existe en la relación de puestos de trabajo.

Por parte de los trabajadores de la empresa municipal CEMEF, sabedores de que desde que llegó Agustina Brines hay dos personas en la empresa que realizan las mismas funciones de Recursos Humanos, y que cobran pluses por ello, no han dudado en reclamar transparencia y conocer exactamente qué están cobrando cada uno.

Resulta cuanto menos paradójico, que en estos mismos momentos, la empresa pública tenga varias denuncias de diferentes trabajadores por no percibir el plus de peligrosidad/toxicidad, y sin embargo, la empresa esté pagando pluses que ni siquiera están contemplados en el convenio a Agustina Brines.

Sobre Agustina Brines pesa la acusación por parte de la Fiscalía de prevaricación y malversación de caudales públicos siendo este el motivo de su detención el pasado mes de julio, “después de su gestión en Divalterra y los resultados no nos genera ninguna confianza que vuelva a dirigir el destino del CEMEF” declara la portavoz municipal del Partido Popular, Sonia Casaus.

La política de empresa llevada a cabo por Brines en la antigua Imelsa se resume en la colocación de afines y el despido de los que sospechaban que no pertenecían a los partidos que gobernaban la Diputación, llegando a despedir a 30 brigadistas por meros motivos ideológicos.

Sonia Casaus afirma que “no quiere que en CEMEF se copien las prácticas fraudulentas e irregulares que llevaba a cabo Agustina Brines y el resto de directivos en materia de personal y que para garantizar la transparencia en los procesos selectivos Brines no tenga ninguna responsabilidad de manera cautelar hasta que se solucione su situación judicial”

“Rafa García no debe consentir que nuestra empresa pública, financiada con el dinero de todos los burjassotenses, se convierta en el refugio de los implicados en supuestas tramas de corrupción y enchufismo partidista” concluyó Casaus.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies