Por su parte, desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) apuntan que los modelos meteorológicos prevén que el tiempo será muy variable y podría tener de todo: «Sol, calima, aguaceros, tormentas…«. Así pues, para la primera mitad de la semana señalan que, en la provincia, habrá un «ambiente relativamente estable» en el que predominará el viento de Levante, por lo que no habrá temperaturas tan altas como las que se esperan en otras regiones de la Península Ibérica. No obstante, no se descartas chubascos puntuales en el norte de Alicante y sur de Valencia.

A partir de la segunda mitad de semana y coincidiendo con los festivos de Semana Santa, el organismo de la Universidad de Alicante prevé que podría haber algún embolsamiento de aire frío. Dependiendo de su posición, se podrían producir algunas precipitaciones o tormentas dispersas, o bien una bajada de los termómetros y lluvias más generales. Sin embargo, desde el Laboratorio de Climatología recalcan que «la incertidumbre es todavía bastante elevada«.

¿Dónde va a llover en el inicio de la Semana Santa en la Comunitat?

Llega la Semana Santa. En una situación normal este mismo fin de semana ya se registrarían miles y miles de viajes por dentro del territorio nacional para disfrutar de los próximos días festivos, así como que en estaciones y aeropuertos los turistas saldrían y llegarían sin descanso. Pero no. Por segundo año consecutivo, la situación sanitaria impide cualquier atisbo de normalidad. El año pasado era el confinamiento domiciliario y este año las diferentes restricciones vigentes, entre las que se encuentra el cierre perimetral de las autonomías. Sí que están permitidos los viajes dentro de la región, por lo que los próximos días habrá que estar pendiente del tiempo previsto para la Comunitat Valenciana. Aemet anuncia algunas lluvias, brumas matinales y temperaturas más o menos estables, aunque sí registrarán un leve descenso.

Este sábado se espera que los mercurios marquen mínimas cercanas a los 10 grados y máximas que rondarán los 20 grados. Esta amplitud térmica no será la misma en todas las provincias, ni se mantendrá en el tiempo. Por ejemplo, en Alicante sí se van a mantener durante los próximos días, pero en el caso de Valencia y Castellón se contraerán dejando 6 grados de diferencia entre la mínima y la máxima.

La previsión para este 27 de marzo es que en el sur de la provincia de Valencia y en el norte de la de Alicante se darán cielo nuboso, sin que se descarten precipitaciones débiles y dispersas por la mañana. En el resto, intervalos nubosos. En toda la Comunitat se darán brumas matinales.

Para el domingo, en el tercio sur de la Comunitat se registrarán intervalos nubosos, disminuyendo a poco nuboso durante la tarde. En el resto, poco nuboso o despejado tendiendo a nubosidad media y alta. También se registrarán brumas matinales, pero en este caso en el interior meridional. Las temperaturas, o se mantendrán con respecto al día anterior o descenderán ligeramente.

La semana empieza el lunes con nuevo aviso de precipitaciones. Aemet indica que en el sur de la provincia de Valencia y norte de la de Alicante se darán cielos nubosos con brumas matinales y sin descartar precipitaciones débiles y dispersas por la tarde. En el resto, intervalos de nubosidad media y alta. Las temperaturas no variarán.

El martes sí que se registrará una variación notable en los mercurios, ya que por ejemplo en Valencia las mínimas aumentarán hasta 3 grados, aunque las máximas se mantendrán por debajo de los 20. En el caso de la provincia de Alicante, la mínima será de 14 grados y la máxima de 24. En Castellón, entre 13 y 20 grados. Para esta jornada se espera que en la zona comprendida entre el sur de la provincia de Valencia y norte de la de Alicante exista probabilidad de precipitaciones débiles y dispersas por la mañana. En el resto, intervalos de nubosidad media y alta, aunque por la tarde ya se darán cielos casi despejados.