HomeActualidadEl teniente de Seguridad de Barcelona propone el «retorno» de los Menas que viven en la ciudad

El teniente de Seguridad de Barcelona propone el «retorno» de los Menas que viven en la ciudad

Batlle defiende que estos menores extranjeros necesitan «un entorno familiar»

El nuevo teniente de alcalde de seguridad de Barcelona, Albert Batlle, planteó ayer el «retorno asistido» de los menores extranjeros no acompañados, conocidos como Menas, que viven en las calles de la capital catalana.

Batlle aseguró que los conceptos de expulsión y expatriación «no forman parte» de su vocabulario, pero defendió el «retorno asistido» de los menores extranjeros a su país de origen. «Una cosa es coger un avión y enviarlos y la otra es que el retorno sea acompañado», justificó el dirigente de Units per Avançar, formación que concurrió junto al PSC a las elecciones a la Alcaldía de Barcelona.

«La legislación de menores habla siempre de su interés superior» y «¿cuál es el interés de un niño?», y -se preguntó el teniente de alcalde-: «Pues tener un entorno familiar y social que lo acoja, que lo ampare por conflictivo que pueda ser este entorno».

A juicio de Batlle, «un niño siempre estará mejor con su familia, por problemática que pueda ser, que viviendo en los Jardins de Sant Pau o en el Pou de la Figuera», ejemplificó el edil, refiriéndose a dos de los lugares en los que los menores extranjeros no acompañados que viven en las calles de Barcelona suelen pasar sus días.

Las consideraciones de Batlle levantaron suspicacias entre colectivos que asesoran a estos jóvenes inmigrantes. La asociación Exmenas, que trabaja por los derechos de los ex tutelados y contra la criminalización que vive el colectivo, tildó de «irresponsable» la propuesta del teniente de alcalde de Seguridad.«El retorno asistido no frenará a los chicos que migran para tener un futuro mejor», alegó la asociación, antes de añadir: «Barcelona tiene que ser una ciudad acogedora, no de retorno».

14,5 MILLONES PARA MUNICIPIOS QUE ACOJAN

Más en sintonía con lo reclamado por estas asociaciones va el anuncio realizado también ayer por el Govern de la Generalitat, que destinará 14,5 millones de euros a los municipios que alojen centros de menores extranjeros no acompañados.

Precisamente ayer los Mossos detuvieron a cuatro personas por su presunta participación en varios delitos cuando protestaron ante el centro de Menas del Masnou a principios de julio, tanto en la concentración a favor como en contra. Según fuentes judiciales les imputan los delitos de odio, asalto a un edificio público, resistencia a la autoridad, alteración del orden público, desobediencia, y agresión a un trabajador social del centro.

Las detenciones se produjeron en varios municipios del Maresme y los implicados podrían quedar en libertad tras declarar en comisaría.

A principios de mes, dos concentraciones coincidieron en los alrededores del albergue Josep Maria Batista i Roca, donde hay menores no acompañados, uno para protestar por un intento de agresión sexual a una mujer presuntamente por un mena y otro para acusar al primer grupo de racista. Los primeros reclamaban su expulsión de la localidad y los segundos los defendían. Las concentraciones acabaron con enfrentamientos con heridos y un detenido.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies