12 C
algo de nubes
Valencia
humidity: 81%
wind: 2 m/s SSE
H14 • L10
11 C
nubes
Alicante
humidity: 93%
wind: 1 m/s
H13 • L8
InicioActualidadEl policía que salvó al bebé de 54 días que no respiraba: «Fueron minutos de máxima tensión»

El policía que salvó al bebé de 54 días que no respiraba: «Fueron minutos de máxima tensión»

El policía que salvó al bebé de 54 días que no respiraba: "Fueron minutos de máxima tensión"

Ruymán, el agente que reanimó al niño, relata los 20 minutos de rescate angustioso

Han transcurrido ya varias horas desde que atendió su último servicio en las calles de Valencia, pero Ruymán todavía no ha conseguido sacudirse los nervios contenidos durante aquellos 20 minutos eternos. «No he podido dormir. Le sigo dando vueltas a lo que pasó, a la velocidad y la coordinación con la que actuamos mi compañero y yo. Afortunadamente, todo salió bien y lo podemos celebrar», explica ahora algo más relajado este agente de la Policía Nacional.

Sus manos fueron las que salvaron a un bebé de 54 días que se había desvanecido y había dejado de respirar. «Estábamos en otro servicio y nos llamaron de la sala para que acudiéramos urgentemente a Ruzafa a atender un niño que estaba en parada respiratoria. Cuando llegamos, los padres habían bajado al portal ante la desesperación de lo que le estaba pasando a su hijo y a su alrededor había mucha gente», rememora.

Cuando vio la escena, ni se lo pensó. Cogió al bebé de las manos de su madre y empezó a realizarle un masaje cardiorespiratorio. «En los cursos que hacemos siempre nos insisten en que ante este tipo de situaciones siempre hay que mantener la calma. Por eso era importante que la maniobra de recuperación la hiciéramos nosotros, porque los padres estaban muy nerviosos», argumenta. Mientras Ruymán empezaba con la RCP, su compañero le garantizaba un espacio suficiente para poder actuar sin impedimentos a la vez que transmitía la urgencia a los servicios sanitarios: «Nos coordinamos muy bien. Si no me hubiese brindado el espacio suficiente, la gente no me hubiese dejado hacer la maniobra de manera adecuada y eso era fundamental».

Ruymán consiguió que el bebé reaccionara rápidamente con los primeros masajes. El niño, de hecho, recuperó la conciencia y rompió a llorar. «Pensaba que se había atragantado y que ya se había desbloqueado el aparato respiratorio. Pero no. Inmediatemente se volvió a desvanecer e insistí con el masaje». Fueron 20 minutos eternos de maniobras RCP durante los que el niño despertaba y volvía a quedarse sin respiración. Los esfuerzos de Ruymán, no obstante, fueron definitivos, puesto que mantuvo al bebé con vida hasta que llegaron los servicios sanitarios: «Les di al bebé y recuerdo que no sentía ya los brazos por el esfuerzo y la tensión acumulada».

ESCOLTA

El trabajo de la patrulla de la Policía Nacional no se limitó a la actuación directa con el bebé sino que escoltaron a la ambulancia hasta el hospital para garantizar que el bebé llegaba en el menor tiempo posible a las instalaciones para someterse a tratamiento. «Les escoltamos hasta el hospital y la gente colaboró en toda Ruzafa para que pudiésemos llegar cuanto antes. Se organizaron para bloquear el paso en las esquinas y dejarnos pasar. Gracias a eso fuimos a toda velocidad», agradece.

Ruymán no pudo pegar ojo cuando llegó a casa y se quitó el uniforme. A su cabeza no dejaban de llegar las imágenes de una intervención que salvó la vida a un bebé de 54 días. Por eso, nada más levantarse de la cama pidió información sobre el estado del niño. «Me han dicho que sigue en la UCI pero que está mejor. Están intentando quitarle la mucosidad acumulada porque parece que tenía bronquiolitis y que le madre le había puesto unas gotas en la nariz», asegura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies