7 C
cielo claro
Valencia
humidity: 65%
wind: 3 m/s W
H8 • L6
10 C
cielo claro
Alicante
humidity: 45%
wind: 3 m/s NNW
H11 • L8
InicioActualidadEl pánico inunda los geriátricos por los brotes de los centros de Alcoy y Torrent

El pánico inunda los geriátricos por los brotes de los centros de Alcoy y Torrent

En la residencia Santa Elena de Torrent hay un fallecido y los casos llegan ya a los 70 y en DomusVI de Alcoy son 45 los positivos y se estudia una muerte. En Aldaia piden más recursos y el IVASS exige medidas de protección.

Los usuarios de las residencias de la Comunidad Valenciana sólo reciben noticias negativas sobre el imparable aumento de infectados y de fallecimientos por coronavirus entre la población más envejecida. Un malestar que se ha multiplicado durante las últimas horas y que se ha convertido en pánico por los malos augurios tras confirmarse los dos brotes en las residencias Santa Elena de Torrent -con 51 positivos entre los ancianos, 19 casos entres trabajadores y un fallecido- y DomusVi en Alcoy -45 contagios y un posible fallecido-.

Una realidad que han descrito a este diario residentes del mayor geriátrico de la Comunidad Valenciana ubicado en Carlet. En este centro, en el que cohabitan cerca de 500 mayores, se critica que se les aísle en sus habitaciones cuando después deben juntarse más de 80 personas en el comedor: «Los empleados llegan de la calle sin las medidas de protección como guantes, trajes o mascarillas (porque no tienen). De este modo las personas mayores quedamos expuestas a la transmisión de los virus».

Esta misma psicosis se vive en el resto de residencias (tanto públicas como concertadas por la Conselleria de Igualdad) en las que el material para evitar los contagios «todavía no ha llegado», según confirmaron fuentes de la patronal de la Dependencia en la Comunidad Valenciana Aerte. En la residencia de Aldaia el sindicato CSIF pedía este martes «más prevención y que se refuerce limpieza».

Los comités de empresa de IVASS (Instituto Valenciano de Atención Sociosanitaria), de la misma forma, mandaron un escrito a la vicepresidenta Mónica Oltra en el que mostraban su «malestar ante la ausencia de medidas en cuanto a la prestación de los servicios en residencias y centros del IVASS».

En la carta también se exigían los «equipos de protección individual (epi) correspondientes para el personal de las residencias del IVASS, que debe atender a usuarios con diversidad funcional psíquica de gravedad, por lo que en algunos casos es difícil, por no decir imposible, mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, como puede ser en la higiene personal, cambio de pañales, o cualquier otra actividad en la que hay interactuación con ellos, así como, para el personal de limpieza que debe extremar, aún más, las labores de limpieza y desinfección de las residencias».

Respecto a las residencias afectadas por los brotes, la consellera Ana Barceló explicó que en Santa Elena de Torrent «se han registrado 51 positivos en residentes y 19 en trabajadores», y defendió que Salud Pública intervino para trasladar al personal las medidas a adoptar desde el primer caso y se procedió, con el aumento de contagios, a «calendarizar» por fases la incorporación de personal propio del departamento de salud del Hospital General de Valencia».

En Alcoy, pese a la escasa actividad que se registraba en la residencia de mayores DomusVi, la actividad era frenética. Desde la pasada semana, cuando fue detectado un brote de coronavirus que ha acabado afectando a 45 personas, entre residentes y personal del centro.

La cifra la confirmaba también la consellera de Sanidad, quien no hablaba de fallecidos a pesar de que fuentes cercanas al geriátrico aseguran que de viernes a domingo han fallecido varias personas.

Barceló solo habló del fallecimiento de un hombre en Alcoy por neumonía, «una persona que había estado hospitalizada, aunque en estos momentos no se puede saber si [el coronavirus] es la causa de la muerte», apuntó.

En el centro DomusVI, con 140 plazas residenciales, el contagio ha sido tal que ha obligado a cerrar dos plantas enteras. Una de las dificultades que tiene el personal del centro es que muchos de los pacientes a los que se atiende registran patologías previas y es difícil distinguir quién está realmente afectado por el covid-19.

Barceló indicó que Salud Pública está investigando cómo se produjo el contagio, aunque -según fuentes a las que ha tenido acceso este diario- esta podría haber sido transmitida por un trabajador que no sabía que estaba infectado. Las mismas fuentes apuntaron que durante todo el fin de semana la situación ha sido muy complicada, especialmente porque el virus también ha afectado a varios auxiliares que se encargan de las atenciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies