El Gobierno, la CEOE y los sindicatos siguen negociando una prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Pese a las negociaciones que han tenido lugar esta semana, todavía no hay un acuerdo en firme, pero sí algunas discrepancias. Por ejemplo, la propuesta del Ejecutivo que dejaría fuera de la prórroga a sectores como el comercio o la hostelería.

Trabajo y Seguridad Social han puesto sobre la mesa que sólo se prorroguen los expedientes que incluyen a trabajadores de hoteleras, agencias de viajes, de empresas de alquiler de vehículos, así como teatros, según ha adelantado Expansión. Sin embargo, se quedarían fuera toda la restauración y también al comercio, dos sectores fuertemente vinculados al turismo y que aún tienen a decenas de miles de trabajadores en ERTE, según confirman fuentes de CEOE

Este es un cambio respecto a la última negociación y es un punto en el que no están de acuerdo ni patronal, ni sindicatos. Tanto los representantes empresariales como los sindicales coinciden en que los ERTE deberían prorrogarse para todas aquellas empresas que lo necesiten, analizar cada caso y no delimitar por sectores.

De hecho, varias fuentes señalan que delimitar los ERTE por CNAE (clasificación de actividades económicas) es muy complicado porque perjudicaría a sectores de la cadena de valor del turismo, aunque pertenezcan a otras actividades. Desde CEOE se reclama que la prolongación de los ERTE sea posible para todas las empresas que lo necesitan por estar en una situación delicada, no sólo en función del sector al que pertenezcan.

Pese a la salida de miles de personas de los ERTE, todavía hay más de 800.000 con una suspensión temporal de empleo. De estas, más de 600.000 están en expedientes por fuerza mayor y miles de ellos trabajan en sectores relacionados con el turismo, incluyendo al comercio y a la restauración.

Exoneraciones

Otro de los puntos en los que trabaja la Comisión Tripartita es en las exoneraciones. Si bien los empresarios consideran que se deberían exonerar en mayor medida las cuotas de los trabajadores que no han podido volver a sus puestos, actualmente, estas son mayores para los que sí han vuelto a la actividad. En esta línea, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, reclamó esta semana mayor transparencia con los costes de los ERTE.

Según explican fuentes cercanas a la negociación, los empresarios piden que se desglose qué gastos públicos (prestaciones y exoneraciones) corresponden a los afectados por un ERTE que ya se han reincorporado y cuáles son de personas que todavía siguen en ERTE.

Sobre la mesa de negociación también está introducir un cambio que permita a los afectados por ERTE seguir cobrando el 70% de su base disponible en lugar del 50%, pasados 180 días. En este aspecto, sí estarían de acuerdo Gobierno, patronal y sindicatos. Las negociaciones se retomarán la próxima semana después de que terminase una reunión muy tensa este miércoles, según fuentes sindicales.