19 C
cielo claro
Valencia
humidity: 49%
wind: 2 m/s WNW
H20 • L17
21 C
cielo claro
Alicante
humidity: 61%
wind: 2 m/s W
H23 • L19
InicioNacionalEl detenido por la desaparición de Marta Calvo confiesa que la descuartizó y la arrojó en contenedores

El detenido por la desaparición de Marta Calvo confiesa que la descuartizó y la arrojó en contenedores

El sospechoso de la desaparición de Marta Calvo tiene antecedentes

Jorge Ignacio P. J.: la doble vida de un exconvicto que corría maratones y se presentaba como estudiante

Desaparece otra chica a diez kilómetros del pueblo en el que se perdió el rastro a Marta Calvo

Jorge Ignacio P. J., el exconvicto colombiano con el que quedó el pasado 6 de noviembre la valenciana Marta Calvo, desaparecida desde entonces, se ha entregado alrededor de las cuatro de la madrugada de este miércoles a la Guardia Civil en el cuartel de la localidad de Carcaixent, donde ha quedado detenido. El hombre ha confesado que mató y desmembró a la joven de 25 años y, conforme ha avanzado ABC, arrojó las partes del cuerpo en diferentes contenedores.

Los agentes encargados del caso lo consideraban el principal sospechoso y temían que hubiera asesinado a la joven desaparecida tras una cita con el ahora detenido en el municipio de Manuel. Fuentes conocedoras de las pesquisas señalan que la declaración del detenido tiene que ser refrendada con un abogado y que la prioridad ahora es encontrar el cuerpo de la joven.

En el caso de que se confirme que Jorge Ignacio P. J. descuartizó y arrojó en varios contenedores la Guardia Civil centraría las pesquisas en las plantas a las que se traslada la basura. En el caso de Manuel, se lleva a la planta de valorización de Guadassuar, donde fuentes oficiales explican que al «99,9 por cien» allí no llegó resto humano alguno. Las fuentes señalan que de trata de una de las plantas más modernas de España en la que trabajan sesenta operarios y se realiza una selección minuciosa de los residuos.

Esta planta alberga residuos de 52 municipios que luego se traslada a vertederos de las provincias de Valencia, Cuenca y Murcia.

Si el detenido hubiera arrojado el cuerpo de Marta a contenedores de l’Olleria (un pueblo cercano en el que también tenida alquilada una casa), la basura se conduce a unas instalaciones de Rótova, donde únicamente se compacta la basura (no se trata) y se distribuye a otras plantas de tratamiento de la provincia de Valencia.

Los agentes encargados del caso tratan de reconstruir los pasos de Jorge Ignacio P. J., que limpió de forma exhaustiva la casa del domicilio de Manuel en la que se le perdió al rastro a Marta y trató de desguazar su coche, que había entregado a un amigo.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) encargados del caso interrogan al hombre para que indique el lugar exacto en el que se encontraría Marta Calvo, según ha explicado el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, quien ha insistido en que la hipótesis es que Marta sufrió una muerte violenta a manos del detenido, que a las nueve y media de la mañana ha salido en una patrulla de la Guardia Civil del cuartel de Carcaixent, un pueblo situado a apenas seis kilómetros de Manuel, la localidad en la que los investigadores creen que murió la víctima.

Jorge Ignacio P. J. ya fue investigado por la Policía Nacional por la muerte en extrañas circunstancias de una meretriz. Fue el pasado mes de abril, en un prostíbulo del barrio de Ruzafa de la capital del Turia.

El detenido por la desaparición de Marta Calvo fue el último cliente de una prostituta que murió días después. Los investigadores creen que los dos habían tomado drogas. La mujer comenzó a sufrir convulsiones y Jorge Ignacio abandonó de forma precipitada el prostíbulo. La Policía Nacional le llegó a interrogar por un presunto delito de omisión del deber de socorro.

Imagen de Jorge Ignacio P. J.
Imagen de Jorge Ignacio 

En el dispositivo de búsqueda de Marta Calvo han participado más de 150 efectivos, entre miembros de la UME, la Caballería y la propia Guardia Civil.

[Jorge Ignacio P. J. fue investigado por la muerte de una meretriz en Valencia]

Marta Calvo quedó con Jorge Ignacio P. J. el pasado 6 de noviembre a través de una web de contactos. Ambos de desplazaron hasta una casa que el hombre tenía alquilada en el domicilio de Manuel, a cincuenta kilómetros de Valencia. Como era habitual en ella cuando quedaba con un hombre, remitió a su madre la ubicación a través de Whatsapp. Eran poco antes de las seis de la mañana del 7 de noviembre y ya no volvió a dar señales de vida.

Imagen tomada este miércoles de la casa que tenía alquilada el detenido en Manuel
Imagen tomada este miércoles de la casa que tenía alquilada el detenido en Manuel 

Dos días después, la madre acudió a la casa de la calle San Juan Bautista de Manuel. Habló con Jorge Ignacio P. J., quien le dijo no conocer a ninguna Marta. Entonces, decidió presentar denuncia y comenzó una investigación que, por lo pronto, se ha saldado con la detención del sospechoso.

Mientras, un amplio dispositivo no ha cejado de buscar a la joven en la zona entre Manuel y l’Olleria, donde el ahora detenido tenía dos casas alquiladas. El despliegue ha rastreado desde zonas montañosas, has pozos, simas y el cauce del río Albaida.

Otra joven desaparecida

En paralelo, el delegado del Gobierno ha explicado que, inicialmente, la desaparición de otra chica, llamada Wafa y de diecinueve años, no guarda relación con la de Marta Calvo. De hecho, se maneja la hipótesis de una desaparición voluntaria.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies