13 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 87%
wind: 2 m/s W
H15 • L12
15 C
muy nuboso
Alicante
humidity: 77%
wind: 3 m/s NNE
H16 • L13
InicioActualidadEl cargo que más nervioso pone al Botánico

El cargo que más nervioso pone al Botánico

Las salidas de tono de Aurora Mora quiebran la pretendida moderación del Consejo. La número dos de Rosa Pérez, que evita pronunciarse, convierte su incontinencia en redes sociales en motivo de polémica

La entrada de Unidas Podemos al Consejo se ha producido sin demasiados sobresaltos. La coalición electoral encabezada por el partido que lidera Pablo Iglesias a nivel nacional y que integra a Esquerra Unida ha aprendido a adaptarse a la estructura del Ejecutivo en el que también están presentes PSPV y Compromís y sus principales exponentes, el vicepresidente segundo Rubén Martínez Dalmau (Podemos) y la consellera Rosa Pérez (Esquerra Unida), tratan de exhibir una imagen muy institucional. Sin embargo, unos pocos dirigentes se salen de esta línea oficial y entre ellos destaca Aurora Mora. La jefa de gabinete de la conselleria de Transparencia que encabeza Pérez ha protagonizado en las últimos meses varias polémicas que incomodan a sus socios.

Esta misma semana, el hallazgo por parte la Guardia Civil de material para elaborar Goma2 en distintos registros en Cataluña que terminaron con la detención de nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) indignó a Mora y le llevó a realizar acusaciones muy duras. «Se dice montaje policial y, por desgracia, no es el primero en España» afirmó la también responsable de comunicación de Esquerra Unida en redes sociales.

El caso de Mora, que defiende la existencia de presos políticos tal y como demuestra el lazo amarillo que exhibe en su perfil en Twitter, resulta singular incluso para su propia consellera, con la que comparte gran parte de su carrera política. Rosa Pérez, en un perfil institucional que dista del que mantenía como diputada provincial, evitó ayer cuestionar a su número dos en el departamento y se puso de perfil. «Es una opinión personal sobre la que no voy a hacer declaraciones», indicó. Mucho más duras fueron las críticas vertidas desde la oposición por representantes como Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, o Fernando de Rosa, senador del PP, que directamente reclamaron el cese de Mora al presidente Ximo Puig.

Apenas unos días antes, la jefa de gabiente protagonizó otro polémico suceso, en esta ocasión por un supuesto caso de discriminación lingüística. Mora creó un gran revuelo en internet por sus críticas a una camarera argentina que no le entendió al pedir un café y una tostada en valenciano. El mensaje, que incluía una foto del local para señalarlo de forma pública, no gustó ni a sus propios compañeros de partido. Javier Parra, secretario general del Partido Comunista del País Valenciano (PCPV) y dirigente de EU, pidió disculpas «en nombre de mucha gente de Izquierda Unida que hoy está pasando mucha vergüenza». «Lo que cuenta Aurora nada tiene que ver la realidad. Ahora espero que ella misma vaya a pedir perdón por su actitud» sentenció Parra. Su caso se quedó en la red ya que Rubén Trenzano, director general de Política Lingüística, aseguró ayer que su queja no ha llegado de forma oficial a la Oficina de Derechos Lingüísticos (ODL) de la conselleria.

La declaración de fiesta de interés turístico autonómico del Torico de la Cuerda de Chiva también puso en el foco a la número dos de Pérez. Mora cargó con dureza contra la decisión adoptada por la conselleria de Presidencia al considerar que fomentaba «el maltrato animal». Una situación que dividió al propio Consell del Botánico, ya que la medida salió adelante gracias al respaldo del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que forma parte del PSPV.

Las salidas de tono de la responsable de comunicación de Esquerra Unida ya han comenzado a ser un problema en una conselleria que ha tenido ya más repercusión por las acciones de la jefa de gabinete que por la gestión de la propia consellera. Mora ostenta una plaza de personal eventual de las seis con que cuenta el departamento de Pérez y percibe el mayor salario de los asesores, ya que tiene rango de C1. En total, 51.548 euros anuales que puede completar con dietas. Un salario que deja en más de 3.600 euros brutos sus emolumentos mensuales por organizar la agenda y dirigir el gabinete de Pérez. Sin embargo, a Mora no le falta tiempo para mantener un alto grado de actividad en redes sociales, donde han nacido estas polémicas.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies