19 C
cielo claro
Valencia
humidity: 71%
wind: 1 m/s NE
H20 • L18
22 C
cielo claro
Alicante
humidity: 76%
wind: 4 m/s ENE
H23 • L20
InicioComunidad ValencianaEl alcalde de El Verger se ha negado a dimitir hoy por su vacunación, al considerarlo ÉL «una cuestión menor».

El alcalde de El Verger se ha negado a dimitir hoy por su vacunación, al considerarlo ÉL «una cuestión menor».

 

El PSOE pide que dimitan los alcaldes vacunados del PP pero los suyos no se van

La Ejecutiva del PSOE pierde la paciencia con el alcalde de El Verger, que considera una «cuestión menor» su vacunación prematura y no renuncia. Mientras, los socialistas contraatacan

El PSPV-PSOE ha lanzado una campaña para exigir la dimisión de los alcaldes del PP vacunados con la primera dosis del covid-19. Mientras, el mismo día, uno de los suyos que se halla en este mismo caso, el de El Verger, Ximo Coll, ha asegurado que no se marcha. Incluso ha llegado a acusar a la oposición de «querer asaltar la alcaldía con una cuestión menor».

Las declaraciones y, sobre todo, la actitud de este primer edil, al igual que la de su esposa, la alcaldesa de Els Poblets, Carolina Vives, ambos socialistas y vacunados prematuramente, está despertando bastante indignación dentro de su propia formación.

«Están desnortados. No solamente no se disculpan, sino que parece que disfrutan con la situación», señala a este diario un destacado dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PSPV, que recuerda que la dirección estatal socialista ya ha dictado sentencia pidiendo la renuncia de los responsable locales vacunados con antelación de la primera dosis, a pesar de no estar en el primer grupo de personas a recibirla.

La diferencia con el alcalde de Rafelbunyol

Ni Coll ni Vives demuestran estar por la labor de esa renuncia. Mientras, con más discreción actúa el secretario general de Joves Socialistas y alcalde de Rafelbunyol, Fran López, uno de los políticos con más proyección de su partido hasta que se vacunó. En seguida reconoció públicamente su error, al contrario que los dos primeros ediles de la comarca de la Marina Alta. También, a diferencia de estos, mantiene un silencio sepulcral a la espera de dar el paso al vacío que su formación, desde la dirección estatal, le ha pedido.

Puig evita pedir la dimisión de los alcaldes vacunados pero les lanza un castigo

 

Mientras aguarda esas renuncias, el PSPV contraataca. Hoy lo ha hecho por dos flancos. El diputado autonómico por Castellón Carlos Laguna ha pedido la dimisión del alcalde del Partido Popular en Villahermosa del Río, Luis Rubio, por haber incumplido «gravemente» el protocolo de vacunación contra la Covid-19 y haber sido vacunado «sin pertenecer a los grupos de riesgo de la primera fase, saltándose cualquier lista y aprovechándose de su cargo», según ha indicado.

Laguna ha lamentado que el PP «dé lecciones cuando son ellos los que no toman medidas cuando corresponde». «Es inadmisible que tengan un alcalde que se ha vacunado sin pertenecer a los grupos de riesgo de la primera fase de vacunación y todavía no hayan tomado medidas», ha dicho.

Villahermosa 

El alcalde de Villahermosa del Río, Luis Rubio, ya explicó a la agencia Europa Press hace unos días que él se vacunó porque contaba con la autorización de Salud Pública y cumplió con el decreto del Ministerio de Sanidad. Señaló que él es el administrador de la residencia de Villahermosa, donde va de forma habitual e, incluso, durante Semana Santa del pasado año estuvo durante 30 días realizando tareas «para atender a los residentes con dignidad, puesto que solo trabajaba una tercera parte de la plantilla, ya que el resto estaba de baja por la Covid».

Coll: sin nada más que decir

Todo ello el mismo día en que el alcalde de El Verger, Ximo Coll, ha asegurado que  «de momento», no dimitirá. Coll ha realizado estas manifestaciones a los medios de comunicación tras la celebración de un pleno extraordinario en el consistorio solicitado por la oposición, compuesta por Compromís y Partido Popular, en el que ambas formaciones han exigido su renuncia como único punto en el orden del día.

«No tengo nada más que decir, ya he pedido disculpas por si alguien no había entendido o no se le había explicado que las dosis no eran para nadie más que para los sanitarios y los motivos por lo que se nos llamó para vacunarnos, así que de momento no voy a dimitir», ha explicado Coll.

Durante el pleno, Coll ha recordado que tanto él como su mujer recibieron una llamada del centro de salud «porque sobraban dosis», que actuó con «buena fe» y que «no se ha cometido ninguna irregularidad desde el punto de vista político, ético y moral».  Además, ha acusado a la oposición de tener sus «cinco minutos de gloria» y de «querer asaltar la alcaldía con una cuestión menor»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies