18 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 77%
wind: 3 m/s NNW
H19 • L17
18 C
cielo claro
Alicante
humidity: 77%
wind: 2 m/s NNE
H18 • L17
InicioEconomíaEl 70% de los clientes que están pidiendo al banco aplazar un crédito no tienen ningún ingreso

El 70% de los clientes que están pidiendo al banco aplazar un crédito no tienen ningún ingreso

Las entidades financieras ofrecen condiciones más favorables porque las aprobadas por el Gobierno son insuficientes y provocarían una avalancha de impagos

La banca está aplicando su propia moratoria hipotecaria a personas que hayan visto caer fuertemente sus ingresos a causa de la crisis del coronavirus, pero que no cumplan los criterios para beneficiarse de la aprobada por el Gobierno para colectivos vulnerables. Han constatado que las medidas del Ejecutivo resultan insuficientes.

Así, los bancos niegan que se hayan lanzado a anunciar esas medidas, contra los efectos económicos y sociales de la pandemia, solo para mejorar su maltrecha reputación y demostrar su responsabilidad y compromiso social, además de para evitar quedarse sin negocio por los problemas de sus clientes y repetir los errores de la crisis del 2008.

Alertan de una “situación dramática”

Detrás de ese movimiento se esconde el deseo de remediar en lo posible una situación “verdaderamente dramática”, según relatan  portavoces de los principales bancos del país. 

Diez días después de que se aprobara la moratoria por el Consejo de Ministros, el número de solicitantes de algún tipo de suspensión de hipotecas y otros créditos en este tiempo alcanza ya las “decenas de miles”, según esas fuentes.

Los criterios del Gobierno no sirven

Las fuentes financieras a las que ha tenido acceso ECD explican que los criterios de pérdida de ingresos y situación familiar aprobados por el Ejecutivo como condición para beneficiarse de la moratoria “se han visto ampliamente superados por la realidad”, mucho más preocupante. Por ese motivo, a día de hoy han quedado “completamente obsoletos”.

Ante esta situación, cada entidad está decidiendo libremente a quién concede la moratoria y por cuánto tiempo, al margen de los criterios del Gobierno. También decide de qué manera, ya que el aplazamiento se instrumentará, según los casos, en función del criterio del banco.

Algunos están optando por conceder un crédito puente con un tipo bajo que luego se consolide con la hipoteca, y otras se decantan por alargar el plazo de los préstamos.

Obligados a ir más allá del decreto

En varios bancos explican a ECD que se han visto obligados a ir más allá del decreto del Gobierno porque “el 70% de los clientes que están pidiendo aplazar un crédito ya no tienen ningún ingreso este mes de abril”, revelan. 

“Si no tomamos medidas antes, puesto que las condiciones del Gobierno se han quedado cortas, tendremos que asumir en las próximas semanas una avalancha de impagos sin precedentes”, confiesan desde las entidades.

Recuerdan que la moratoria del Gobierno especifica que el usuario tiene que cumplir varios requisitoshaber perdido el empleo o, en el caso de los trabajadores autónomos, sufrir una pérdida de ingresos o ventas de, al menos, el 40%; y que los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud no superen los 1.613,52 euros (un techo ampliable si se tienen a cargo hijos, familiares con discapacidades o enfermedades graves, o si en el hogar conviven personas mayores de 65 años).

También se requiere que las cuotas de los préstamos, más los gastos y suministros básicos, sean iguales o superiores al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar; y que el esfuerzo que representa la carga de los préstamos sobre la renta familiar se haya multiplicado al menos por 1,3.

Moratoria de doce meses

El primer decreto del Gobierno, del 18 de marzo, solo establecía la posibilidad de suspender el pago de la cuota de la hipoteca (amortización de capital e intereses) para la adquisición de la vivienda habitual durante un mes.

Otro real decreto, el 31 de marzo, amplió este supuesto a los inmuebles dedicados a las actividades de empresarios y profesionales, las viviendas arrendadas cuando se deja de cobrar la renta por efecto de la moratoria de alquileres, y los préstamos personales. Y extendió la moratoria hasta los tres meses.

Pero la medida consensuada por el conjunto de la banca en los últimos días amplía hasta doce meses el aplazamiento en el pago del capital de la hipoteca sobre la primera vivienda de las personas afectadas económicamente por la pandemia que así lo soliciten. En los préstamos personales, el diferimiento máximo será de seis meses. 

En algunas entidades reconocen a ECD que se han fijado periodos tope porque algunas son partidarias de conceder más tiempo que otras, y así se deja un cierto margen de maniobra para cada una de ellas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies