HomeActualidadDetienen a una mujer en Gandia por querer arrancarle los ojos a su hija de cuatro años

Detienen a una mujer en Gandia por querer arrancarle los ojos a su hija de cuatro años

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido a una madre por agredir a su hija de cuatro años, propinarle golpes en la cara, causarle hematomas e intentar arrancarle los ojos, además de querer abandonarla en un centro social. El juez la ha dejado libre por tener a su cargo un bebé en período de lactancia y ha dictado orden de alejamiento de la madre sobre la menor.

Sucedió este pasado miércoles. Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido a una madre por agredir a su hija de cuatro años, propinarle golpes en la cara, causarle hematomas e intentar arrancarle los ojos, además de querer abandonarla en un centro social. El juez la ha dejado libre por tener a su cargo un bebé en período de lactancia y ha dictado orden de alejamiento de la madre sobre la menor.

La investigación se inició el miércoles cuando desde un centro social de la capital de la Safor, se alertó por parte de la trabajadora social de la existencia de una niña de 4 años que podría estar siendo objeto de maltrato por parte de su madre.

Los policías indagaron y esa misma mañana de los hechos, la madre gritó, insultó y agredió a su hija de cuatro años. La menor, entre sollozos y con la cara como un mapa, señaló a los agentes que su madre había intentado arrancarle los ojos. De hecho, fue detenida ante los signos visible de heridas erosivas y marcas en la cara.

La madre había abandonado su casa, en un distrito de Gandia, y horas más tarde se presentó en el centro social donde había dejado a la de cuatro años tras manifestar que no podía hacerse cargo de la misma. La Policía informó de inmediato a la Fiscalía de Menores que ordenó el traslado de la pequeña a un centro de acogida.

Los investigadores de la Comisaría de Gandia localizaron en un municipio de la Safor a la madre que fue detenida como autora de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

La detenida, tras prestar declaración el jueves en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Gandia, quedó en libertad al tener a su cargo un bebé en período de lactancia. El juez le impuso la obligación de comparecer ante él cuando sea requerida la madre y dictó orden de alejamiento de ésta para con su hija de cuatro años.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies