13 C
nubes dispersas
Valencia
humidity: 40%
wind: 3 m/s NW
H14 • L12
14 C
nubes
Alicante
humidity: 76%
wind: 1 m/s N
H14 • L13
InicioCastellón«Deporte» El Atlético se justifica ganando -Villarreal 0- 2Atlético de Madrid

«Deporte» El Atlético se justifica ganando -Villarreal 0- 2Atlético de Madrid

Villarreal – Atlético de Madrid | LigaEl líder alivia sus penas ante un rival que merece bastante más

No tiene Savic demasiadas ocasiones de festejar un gol propio. Prácticamente ninguna, para ser exactos. De hecho ni siquiera la diana en cuestión se considera en puridad del montenegrino, porque Asenjo rechaza su cabezazo y es el toque posterior en Pedraza el que introduce la pelota, pero en todo caso ya está ahí la tecnología para arruinar cualquier celebración: el VAR es un enredo incluso cuando acierta, porque que no hay fuera de juego es evidente y no hubiera merecido tanto tiempo de estudio, pero si la cuestión pasa por una posible falta del rojiblanco no hay manera de saber por qué se entrometía ahí Munuera Montero, que era el encargado de las pantallas.

Total, que De Burgos Bengoetxea da por buena la diana del Atlético una eternidad después. En el origen de la acción hay un córner botado en corto por Llorente y un servicio espléndido de Lemar al segundo palo, pero lo que no hay modo de hallar, más allá de que el fútbol sea caprichoso una vez más, es el mérito que ha hecho la escuadra de Simeone para ponerse por delante. Porque, cercana la media hora de juego, el latigazo de Saúl desviado por Asenjo que ha provocado el saque de esquina en cuestión es la primera noticia ofensiva del líder. Ya se sabe: a veces buscas sin encontrar, a veces encuentras sin buscar.

Da la sensación incluso de que algunos futbolistas no tienen claro su puesto. Los primeros minutos del duelo dejan una sensación de cuatro atrás en fase defensiva y cinco al desplegarse, pero el paso de los minutos deriva en batiburrillo hasta que El Cholo decide que Saúl no es carrilero ni interior sino todo lo contrario: lo mete en el doble pivote, junto a Koke, y a otra cosa mariposa. Ni por ahí recuperará el juego, aunque el gol valide el movimiento. El Villarreal lo tiene más claro, Capoue como ancla, Trigueros y Parejo en la construcción, Chukwueze y Moi tirados a bandas, pero apenas encontrará a Gerard en una falta que el Atlético defiende como las defiende últimamente: mal. El escorzo del punta muere en la misma línea, donde lo encuentran prácticamente a la vez Oblak y dos de sus compañeros.

El árbitro concede dos minutos de prolongación, que se antojan escasos tras el parón del gol… pero que se convertirán en más de seis. Porque un golpe de Lemar en el rostro de Capoue exige primero atención médica y después nueva visita al monitor, liquidada con tarjeta amarilla para el francés. Con tanto accidente y con el retraso que ya arrastraba el partido de salida, el primer acto acaba prácticamente cuando debía empezar el segundo. Tarde no es y prisa no tenemos, por lo que se ve. Simeone prescindirá precisamente de Lemar en el descanso, por un golpe que evidentemente no es el relatado. Aparece Joao Félix por fin.

Esa aparición devuelve a Saúl a la izquierda y Chukwueze le saca tarjeta a las primeras de cambio. Más que en el dibujo, en todo caso, la mudanza visitante se aprecia en la actitud: se presiona más arriba y se fuerza un error de Pau para que Suárez desenfunde. Para desgracia del uruguayo, vuela Asenjo. El Villarreal tira de sus cambios y Gerard agradece la entrada de Bacca apareciendo mucho más que cuando es única referencia. El Atlético pasa muy mal rato… y marca el segundo. Otra vez el fútbol, amigos. Vrsaljko la pone desde la derecha, Pau despeja de aquella manera y Joao empala desde la frontal. Hablando de celebraciones, la suya tiene aroma de reivindicación.

El resto es un ejercicio de supervivencia mal disimulado. Desaparecen los puntas, aparecen pivotes defensivos, venga Kondogbia, venga Torreira… y el Atlético limita ya sus anhelos a que el balón se aleje lo más posible del área, aunque sea, que es, a costa de tratarlo fatal. El Villarreal lo hace con mimo, sin que nadie sea capaz de frenar a Chukwueze, pero tiene uno de esos días en los que no va a entrar se ponga como se ponga quien se ponga. Baena llega de refresco para topar con el poste, primero, y con Oblak, después, de manera que esta vez sí, esta vez el líder dejará su portería a cero. Tres puntos para que amanezca, que no es poco. El fin ha justificado los medios, nunca mejor escrito lo de medios. En cuanto se pita el final, Simeone sale corriendo. Se entiende.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies