23 C
cielo claro
Valencia
humidity: 68%
wind: 5 m/s WNW
H23 • L22
23 C
cielo claro
Alicante
humidity: 73%
wind: 2 m/s SW
H26 • L22
InicioBarrido CríticoDaniel Lacalle (PP): «El Impuesto de Sociedades podría bajar al 15% al final de la legislatura»

Daniel Lacalle (PP): «El Impuesto de Sociedades podría bajar al 15% al final de la legislatura»

ENTREVISTA A DANIEL LACALLE, COORDINADOR DEL PROGRAMA ECONÓMICO DEL PP

Por PABLO CEREZAL

Daniel Lacalle, coordinador del programa económico del PP, defiende una «revolución fiscal» en los primeros 100 días de gobierno para atraer capital y revertir la desaceleración, en una entrevista con Pablo Cerezal

El Partido Popular se presenta a estas elecciones con un propuesta económica que pasa por «hacer una revolución fiscal» para atraer capital y revitalizar el ritmo del crecimiento. Daniel Lacalle (Madrid, 1967) es el coordinador de un programa en el que han participado una treintena de exministros, ex secretarios de Estado, empresarios y fiscalistas y que plantea fuertes rebajas de IRPF, Sociedades, cotizaciones sociales y la factura eléctrica.

– El programa habla de una rebaja del tipo máximo de IRPF en 5 puntos, al 40%. ¿Y el resto de los tramos?

La rebaja que barajamos incluye una simplificación de los tramos y una reducción. Para un salario medio, serían alrededor de 700 euros menos de impuestos al año.

– ¿Y a qué tipo quiere llegar en Sociedades? Porque el programa habla de situarlo por debajo del 20%.

El objetivo es en dos fases, primero bajarlo al 20% y luego bajarlo más que ese nivel. Se podría llegar al 15% esta legislatura, un tipo cercano al de países de nuestro entorno. Es importante tener como senda esta reducción para atraer inversión tecnolólogica e inversión extranjera.

– ¿Qué piensa el PP ahora de la tasa a las transacciones financieras y la ‘tasa Google’?

Hemos renunciado a ellas.

– También plantea una rebaja de cotizaciones para compensar el alza del SMI. Esta subida supone un sobrecoste para el empresario de unos 3.000 euros al año, 2.200 salario y 800 en cotizaciones. De esta cifra, ¿cuánto se podría ahorrar?

Lo primero son los 800 euros de destrucción de capacidad de crear empleo. Y lo que tenemos que hacer los creadores de empleo, los sindicatos y el gobierno es recuperar el diálogo, es una locura lo que se estén introduciendo medidas unilaterales en las que se han roto el Pacto de Toledo y el diálogo social. Hay que revertir la enorme subida de las bases mínimas de cotización. Una persona que cobraba 900 euros le cuesta al empresario alrededor de un 7% o un 10% más [que en 2018], tenemos que compensar esta parte porque es lo que está destruyendo empleo.

– ¿Qué plazo se da para esta rebaja fiscal?

Hay que hacerlas lo antes posible, en los 100 primeros días de gobierno. Tenemos que hacerlo si queremos afrontar de manera exitosa la ralentización, atrayendo más inversión y mayor empleo. Hay que decir a los 73 billones de dólares que hay ahora mismo en el mundo invirtiendo: «El sitio donde usted tiene que invertir es en España».

– ¿Cuánta inversión hay que atraer para que la rebaja de impuestos se pague a sí misma, como sostiene?

En los tres escenarios que barajamos, la recaudación por impuestos sube, y se reducen los gastos de estabilizadores automáticos. En el escenario base, la recaudación subirá en 45.000 millones de 2020 a 2023. En un escenario muy modesto los ingresos subirían un mínimo de un 10%.

– ¿Y cuánto puede reducirse la factura eléctrica?

Del 60% de costes fijos y de impuestos que tiene la factura eléctrica, hay que sacar algunos de estos impuestos y llevar a cabo las recomendaciones de los expertos. Un cálculo somero: el recibo eléctrico se podría bajar entre un 10% y un 20% eliminando de la factura algunos de los costes que están duplicados, sin ningún problema.

– ¿Cree que hay más costes duplicados en otras áreas que se pueden eliminar?

En los Presupuestos que quiere volver a poner en marcha el partido socialista se incluían alrededor de 29.000 millones de euros de administraciones duplicadas. Y todos sabemos que se puede ser más eficiente en el gasto sin atacar los servicios sociales, lo estamos demostrando en Andalucía. Nos hemos encontrado una administración paralela completamente inflada, hemos cerrado más de 200 entidades que no tenían ningún tipo de actividad y que eran simplemente máquinas de contratación política. Se pueden recortar la mayor parte de los 29.000 millones al cabo de la legislatura.

– ¿Revertiría los llamados «viernes sociales»?

Es muy peligroso que se hayan aprobado unos Reales Decretos de los que en muchos casos no sabemos su alcance. Ni los economistas del PSOE se ponen de acuerdo sobre la cantidad aprobada en estos viernes de despilfarro. Hay que revertir todos aquellos que sean destructores de empleo y de riqueza.

– En pensiones, apuesta por mantener la revalorización, ¿y el Factor de Equidad Intergeneracional?

Hay que tener un sistema de pensiones que se plantee no sólo las pensiones del año 2019 sino también las del año 2039 y las del año 2059. Hay que tener en cuenta los factores que van cambiando en una sociedad en la que vivimos más tiempo, tenemos más años en los que vamos a estar jubilados, tenemos que ser conscientes de la demografía, del reto económico y del reto productivo.

– ¿La edad de jubilación se tiene que extender más allá de los 67 años?

En 1980 una persona de 65 a lo mejor tenía poco que aportar a la sociedad y estaba ya en una situación física, mental e intelectual en la que se podía jubilar. Una persona con 65 años hoy en día en su mayoría es una persona que es sana. Si usted se quiere jubilar con 65 años, estupendo, si no quiere, no se puede hacer obligatoria.

– ¿Abrirá el grifo del gasto para el superávit de los ayuntamientos?

No podemos mirar el superávit de los ayuntamientos por separado, todo suma en las cuentas del Estado, eso es como si tienes una empresa con una división que gana dinero y tres divisiones que pierden dinero y lo que tuviera que hacer la que gana dinero es perder dinero. Si usted tiene superávit, tiene que utilizarlo para disminuir los impuestos a los ciudadanos.

– Y con el País Vasco, ¿cree que el cupo debería seguir sujeto a la negociación con el Gobierno o que lo calcule una entidad independiente?

Es esencial que haya una negociación entre las administraciones, igual que en el resto de la financiación autonómica. A veces los organismos independientes tienen que ser consultivos, pero sí se pueden utilizar para verificar que la negociación está de acuerdo a criterios lógicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies