HomeActualidadCOMPROMIS “Cuando uno ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde ha primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo.

COMPROMIS “Cuando uno ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde ha primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo.

Valencia: “Cuando un ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde a primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo de compromiso.

La legislatura esta llegando a su fin, uno no puede pensar que se puede revalidad el gobierno otra vez, habiendo fallado al compromis-o de sus votantes, si no ha hecho los deberes con anterioridad. “Compromis no han cumplido con su programa electoral y les entra los nervios  de ultima hora”.

Informa: Pepe Herrero

Desde hace unos días, vemos como destacados miembros de la coalición de izquierda comunista y catalanista Compromís, están saltando a la arena política con declaraciones y comentarios en las redes contra las posturas de partidos de la oposición de una forma poco habitual.

El Conseller de Educació, Vicent Marzá, quien hay que recordar que es totalmente partidario de la unidad de “el País Valenciá” a los imaginarios “Países Catalanes”, publicaba una serie de documentos para tratar de contrarrestar el ataque constante que el candidato a presidir la Generalitat Valenciana, Toni Cantó, está profiriendo contra la política educativa del gobierno valenciano.

Valencia: “Cuando un ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde a primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo de compromiso.Valencia: “Cuando un ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde a primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo de compromiso

Joan Baldoví ha salido atacando al Cardenal Cañizares por sus declaraciones en contra de la ideología de género y le responde: “No, no es la guerra, no es el hambre, ni siquiera la pederastia o el cambio climático, para el Cardenal Cañizares, el mayor peligro es la ideología de género…”

Valencia: “Cuando un ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde a primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo de compromiso.

Por su parte, Morera defiende la posición del famoso “relator” y trata irónicamente el tema recordando que otras posiciones de diversos gobiernos en España que han sido criticadas, han resultado positivas como el matrimonio igualitario o la negociación con ETA. Hay que recordar que el BLOC lleva en su programa político la separación de la Comunidad Valenciana y su anexión a los “Paises Catalanes”.

Valencia: “Cuando un ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde a primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo de compromiso.Valencia: “Cuando un ve perder la batalla” pierde el control, se vislumbra ante mala gestión de una legislatura nefasta, donde a primado la demagogia, el autoritarismo y sectarismo de compromiso

Pere Fuset ya es conocedor del rechazo en el colectivo fallero y de que su partido apenas tendrá votos en el mundo festivo y se está dejando llevar. Sabiendo también que desde su mismo partido, aún en caso que él repitiera como concejal y aún en el caso que su partido gobernara, “Fuset no sería presidente de la Junta Central Fallera” De ahí su tímida defensa de las fallas en el informe sobre el papel de la mujer en las fallas presentado a primeros de semana argumentando que no estaba de acuerdo.

Pere Fuset ya es conocedor del rechazo en el colectivo fallero y de que su partido apenas tendrá votos en el mundo festivo y se está dejando llevar.

A todo esto podemos añadir constantes ataques a la más que posible entrada de VOX en las instituciones llamándoles “ultra derecha”, ellos que gobiernan como ultra izquierda y se apoyan para gobernar en un partido de ultra izquierda comunista leninista como Podemos.

Pero cada vez más, estos ataques, estas salidas de tono repetidas, están provocando indiferencia en la ciudadanía que necesita un cambio para normalizar la convivencia y la tranquilidad en Valencia.

“Muy poca gente escucha con la intención de entender; sólo escucha con la intención de reprochar”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies