HomeComunitat ValencianaCompromís y sus irregularidades contables allá donde Gobierna

Compromís y sus irregularidades contables allá donde Gobierna

Del “rescatar personas” a rescatar “amiguetes”, el último y escandaloso caso de los de Mónica Oltra en Alicante dispara las alarmas: pagos irregulares al esposo de una concejal y a su asociación ‘satélite’

El gobierno del cambio, ese que Mónica Oltra y Compromís bautizaron como el de “rescatar personas” está tocando a su fin a poco menos de medio año de la convocatoria de elecciones locales y autonómicas. Con más sombras que luces hay que reconocerle a los de Oltra que si algo han hecho es rescatar personas, pero a los suyos. Han sido una máquina de generar enchufes tanto en el Consell como en las diputaciones (amén de sueldos galácticos como el de Gerard Fullana) o en los Ayuntamientos. El caso de Alicante es especialmente grave con irregularidades en pagos que se están investigando.

Compromís, la máquina de generar enchufes y de pagos irregulares: las cuentas municipales en Alicante no cuadran.

El gobierno del cambio, ese que Mónica Oltra y Compromís bautizaron como el Consell de “rescatar personas” está tocando a su fin a poco menos de medio año de la convocatoria de elecciones locales y autonómicas. Con más sombras que luces hay que reconocerle a los de Oltra que si algo han hecho es rescatar personas, pero a los suyos. Han sido una máquina de generar enchufes tanto en el Consell como en las diputaciones (amén de sueldos galácticos como el de Gerard Fullana) o en los Ayuntamientos. El caso de Alicante es especialmente grave con irregularidades en pagos que se están investigando. Así, La documentación requerida por el Ayuntamiento de Alicante a la fundación satélite de Compromís, Escola Valenciana, para justificar los gastos de la Plaça del Llibre de 2017 sí había llegado al consistorio. Pero tal y como denunció ayer el equipo de Gobierno encabezado por el popular Luis Barcala (PP), «dista mucho de ser la reclamada». Y es que no coincide ninguna de las cifras presentadas en diciembre de aquel año con las presentadas ahora: once conceptos frente a dos facturas a empresas y un desglose de gastos de personal en seis partes. Las diferencias son tan abultadas que incluso desde el equipo de Gobierno han puesto el asunto en manos de los servicios jurídicos del Ayuntamiento por si tienen que trasladarlo a los tribunales.En diciembre de 2017 la propia fundación presentó una factura -sin convenio previo, no como el año anterior en que si se plasmó en un documento- por la organización de la segunda Plaça del Llibre. Una feria del libro en valenciano impulsada por la concejalía del portavoz de Compromís, el ahora reprobado por el pleno municipal, Natxo Bellido, en 2016 pero que en 2017 terminó ejecutando el PSPV-PSOE ya que los nacionalistas habían abandonado el tripartito en aras al mantenimiento de un listón ético en la izquierda alicantina frente a los casos de supuesta corrupción del socialista Gabriel Echávarri.

En esa factura figuraba el equipo de sonido (1.950 euros); vigilancia (2.102,54 euros); carpas y cortinas (1.311,30 euros); pancartas (821,11 euros); montaje y desmontaje (3.14,71 euros); instalación eléctrica (2.177,18 euros); sillas y mesas (891,68 euros); baños químicos y limpieza (349,46 euros); grupo electrógeno (571,84 euros); limpieza dos personas (155,10); y gastos de personal (1.530,63). Ahora ha presentado un documento que recoge un importe de 1.531,20 abonado por las horas trabajadas a un total de 6 trabajadores y no incluye ningún tipo de soporte documental que acredite dichos pagos. En 2016 presentó la nómina mensual de su representante y único trabajador en Alicante, Ismael Vicedo, que es número tres de Compromís y pareja de su edil María José Espuch, la otra concejal nacionalista reprobada por el pleno municipal por estos mismo hechos. 

Sospechan que ha existido “un intento de cuadrar a posteriori unos gastos que no se aportaron y que ahora sospechosamente intentan, pero no cuadran”.Y se pregunta que “si el objetivo era organizar una feria del libro en valenciano y hay una empresa externa a Escola Valenciana que asumió el mayor importe del contrato y el mayor trabajo, ¿por qué el concejal Bellido no pidió varios presupuestos para poder elegir entre la oferta más ventajosa en lugar de adjudicar la contratación directamente a Escola?” “¿Por qué no coinciden los importes aportados en gastos de personal con lo que se facturó al Ayuntamiento y por qué no se aporta ningún tipo de justificación de los pagos a los trabajadores citados en el escrito aportado por Escola y que se hizo con fecha de noviembre de 2018, un año después de organizarse el evento y solo después de los requerimientos del Ayuntamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies