11 C
muy nuboso
Valencia
humidity: 87%
wind: 2 m/s WNW
H12 • L11
14 C
muy nuboso
Alicante
humidity: 77%
wind: 3 m/s N
H15 • L13
InicioActualidadColau reconoce que los niños fueron espiados en los patios de tres escuelas de Barcelona

Colau reconoce que los niños fueron espiados en los patios de tres escuelas de Barcelona

La Plataforma per la Llengua eludió el control del Ayuntamiento de Barcelona e ingresó en dos centros públicos y uno privado

Ante una realidad innegable y que demuestra el fanatismo del separatismo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no ha tenido más remedio que admitir a través de la responsable de Educación del Ejecutivo municipal, Maria Truñó, que la secesionista Plataforma per la Llengua esquivó el control del consistorio y entró en dos colegios públicos y uno privado para espiar si niños y profesores hablaban en catalán en el recreo.

Su modus operandi, para inflitarse consistía en hacerse pasar por monitores que iban a realizar una actividad lúdica en inglés y así pasaban desapercibidos. Por lo tanto, los separatistas hasta suplantaron identidades con el fin de realizar un espionaje civil en toda regla, enmarcado dentro del plan de inmersión lingüística, y que consideraban necesario para el proceso rupturista de Cataluña respecto a España.

Truñó se negó a revelar el nombre de las escuelas afectadas y las responsabilizó de lo ocurrido al alegar que «los centros tienen la capacidad de decidir y de colaborar con entidades privadas». También disculpó la responsable del área educativa del Ayuntamiento a la Plataforma per la Llengua al sostener que «no tenía obligación de solicitar permiso» al Consorcio de Educación de Barcelona -participado por el Consistorio- para llevar a cabo su «observación de incógnito». «Es una relación entre una entidad social con tres centros», zanjó el alto cargo de Colau sin querer ofrecer «más detalle».

La comisionada de Educación del Ayuntamiento realizó estas consideraciones tras ser interpelada por el número dos del PP en Barcelona y presidente provincial del partido, Óscar Ramírez, que también reclamó con éxito al Gobierno de Barcelona en Comú y el PSC el montante global de subvenciones otorgadas por el Ayuntamiento de Barcelona a la Plataforma per la Llengua entre 2012 y 2018 -es decir desde que arrancó el procés-.

Truñó cifró en 187.500 euros públicos los inyectados a la entidad que espió en los recreos en los siete años citados a razón de 12.000 euros en 2012, 20.200 euros en 2013, 39.300 euros en 2014, 39.000 euros en 2015, 27.000 euros en 2016, 30.000 euros en 2017 y 19.800 euros en 2018.

Tras conocer esta información, el edil popular pidió conocer por escrito el fin exacto de estas subvenciones y reclamó al Gabinete compartido entre los comunes y los socialistas catalanes «un mayor control de las actividades y los estudios que se hacen en las escuelas» con el fin de garantizar la «igualdad, la libertad y la equidad» en los centros educativos, especialmente en lo que al uso del castellano y el catalán se refiere.

La Plataforma per la Llengua no sólo espió en los tres colegios de Barcelona, sino en otros 47 centros de «áreas urbanas» en los que los escolares emplean habitualmente el castellano para relacionarse, tal y como admite la propia entidad en la memoria del estudio realizado a partir de los datos recabados por sus trabajadores.

La Plataforma per la Llengua fue quien reveló que había puesto en conocimiento del Departamento de Educación de la Generalitat sus intenciones sin que la Consejería dirigida por el dirigente de ERC, Josep Bargalló, hiciese nada por impedir que siguieran adelante con sus planes.

Informa Erik Encinas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies