24 C
nubes dispersas
Valencia
humidity: 35%
wind: 3 m/s E
H26 • L22
26 C
algo de nubes
Alicante
humidity: 62%
wind: 4 m/s E
H30 • L24
InicioComunidad ValencianaCinco alcaldes se vacunan del coronavirus sin corresponderles alegando que «sobraban dosis»

Cinco alcaldes se vacunan del coronavirus sin corresponderles alegando que «sobraban dosis»

Los alcaldes socialistas de Torrecampo (Córdoba), El Verger Els Poblet (Alicante), Rafelbunyol (Valencia) y el primer edil de JxCat del municipio tarraconense de Riudoms, además de un concejal del mismo pueblo también de JxCat, se han inyectado ya la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, pese a no pertenecer al primer grupo de vacunación. Muchos de ellos han justificado esta decisión porque «sobraban dosis».

El Ministerio de Sanidad estableció que los primeros que recibirían las vacunas contra el Covid-19 serían los residentes de los centros de mayores y personal sanitario y sociosanitario. Estos ciudadanos empezaron el pasado 27 de diciembre a vacunarse con las primeras dosis de la vacuna de Pfizer, y en los últimos días se ha incorporado también la vacuna de Moderna.

Sin embargo, estos alcaldes han aprovechado que, según justifican muchos de ellos, «sobraban algunas dosis» y por eso se vacunaron con ellas.

La primera información en este sentido apuntaba al primer edil de Riudoms, en Tarragona, Sergi Pedret, y a un concejal del mismo municipio, que se pusieron la vacuna para «aprovecharla». La Generalitat ya se ha pronunciado a este respecto reprochando al alcalde que ese comportamiento «no es ético».

«Por no tirarla a la basura»

En paralelo, el alcalde de El Verger, Ximo Coll, y la alcaldesa de Els Poblets, Carolina Vives, ambos del PSPV y matrimonio, han sido ya vacunados y explican que recibieron una llamada el pasado viernes del centro de salud para suministrársela debido a que «sobraban dosis» y prefieron vacunarse antes de que se «tiraran a la basura».

«Me llamaron del consultorio y me explicaron que había sanitarios que no deseaban o no podían recibir la vacuna, por lo que nos llamaron a nosotros y allí acudimos con la Policía Local y la Guardia Civil», ha detallado Coll. El alcalde de El Verger ha confirmado que el Jefe de la Policía Local del pequeño municipio también recibió la vacuna.

Los hechos han generado polémica en las localidades de la Marina Alta –ambas son colindantes– y donde la oposición ha criticado la acción. Por su parte, el PSPV, al que pertenecen ambos primeros ediles, reconoce que la situación «podría haberse evitado» pero destaca que «no ha habido mala fe».

El alcalde de Rafelbunyol se disculpa

Por su parte, el alcalde de Rafelbunyol (Valencia), el socialista Fran López, ha pedido disculpas por vacunarse el pasado 27 de diciembre y ha explicado que le propusieron administrarle una dosis cuando acudió a la primera jornada de vacunación en la residencia de mayores de la localidad y aceptó porque pensó que «ayudaba a dar una sensación de confianza, tranquilidad y seguridad a la ciudadanía».

«Visto con perspectiva, no fue la mejor decisión. Si alguna persona se siente ofendida, lo entiendo y pido disculpas», ha señalado López este viernes en declaraciones a Europa Press.

Según ha explicado, los hechos sucedieron el domingo 27 de diciembre, el primer día en el que se suministraron las vacunas. La residencia pública Virgen del Milagro de Rafelbunyol fue la primera de toda la Comunitat Valenciana en administrarlas y, allí, el residente Batiste Martí se convirtió en la primera persona en recibir la vacuna frente a la Covid-19 en la Comunitat Valenciana.

«Una dosis sobrante»

En el caso de la alcaldesa de Torrecampo, en Córdoba, y también del PSOE, ha contestado a las críticas de la oposición por recibir la primera dosis señalando que todos los residentes y trabajadores en activo de la Residencia Municipal de Mayores fueron vacunados primero y que, aunque se la había incluido inicialmente en el listado de personas a vacunar, dada su condición de presidenta de la residencia, ella rechazó esa opción, y que no fue hasta que hubo concluido la vacunación en la residencia cuando accedió a ser vacunada, al ser requerida para ello porque habían sobrado dos dosis.

«La dosis que me ponen no le ha sido hurtada a ningún trabajador del centro y, por supuesto, a ningún residente» del centro, al que, según ha recordado, acude «todas las semanas», en su condición de presidenta de la residencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies